Prefacio

PREFACIO

Por JULIO MEDINA V.

"Dios no tiene hijos preferidos. Dios es el preferido de alguno de sus hijos" (De la sabiduría hermética).

«Apuntes Secretos de un Gurú», nos viene a revelar las experiencias intimas de la vida de un Maestro de sabiduría, muchos pliegues y repliegues que permanecían completamente obscuros y llenos de enigma para los devotos del sendero. Hoy con este libro se rasga completamente el velo sagrado del Sanctum Sanctorum del sagrado templo humano; donde solo brilla la gloria del Intimo, sentado como un monarca divino e inefable en el trono sublime del corazón...

Millones de páginas y millares de volúmenes ampulosos se han escrito para dar luz y sabiduría a la humanidad, pero hasta ahora jamás en la vida se había escrito ni un simple folleto que revelara las terribles enseñanzas que revela el libro más grandioso que se ha escrito desde que el mundo es mundo y este libro se llama «Apuntes Secretos de un Gurú».

El dolor y la amargura que martiriza a cada ser viene a ser la consecuencia ineludible de su vida mal organizada, alejada de Dios y de sus leyes inmutables. Todas estas enseñanzas se están presentando a los humanos para que aprendan a escuchar la voz del corazón que es la voz de la intuición o sea en nuestro interior, nuestro sagrado Intimo, y para escucharlo y atender sus llamados tenemos que prepararnos internamente por medio de estas enseñanzas, porque por ahora los humanos solo escuchan la voz de su interés personal, lo cual los divide y coloca a los unos frente a los otros, para luego sumirlos en el caos de la desesperación y del dolor. En estas condiciones la humanidad, la sublime gracia de los Maestros ha permitido que la sabiduría Gnóstica vuelva a los humanos y un heraldo de la nueva era levanta su voz y airosa desafiando los embates más terribles en medio del tronar oscuro del pensamiento de mentes tan destructivas. El Maestro Samael Aun Weor ha presentado con ésta, cinco obras: «El Matrimonio Perfecto» (la Puerta de Entrada a la Iniciación); «La Revolución de Bel»; «Tratado de Medicina Oculta y Magia Práctica»; «Curso Zodiacal» y «Apuntes Secretos de un Gurú», estando el «Tratado de Medicina y Magia Práctica» listo para salir en su debido tiempo. Estas obras contienen una poderosa sabiduría esotérica y se requiere para su comprensión no solamente madurez espiritual, sino, adiestramiento del organismo y un despertar conciente del alma, que es ella la sublime investigadora del procedimiento divino.

Todas estas enseñanzas provocan en los no preparados los más extravagantes comentarios y los verdugos desearían tenemos a su alcance para saciar sus instintos depravados y así acallar nuestras conciencias en el fango donde ellos lavan su corazón.

La incomodidad que provoca en algunos lectores las afirmaciones reveladas por el Maestro Samael Aun Weor, tales como cuando habla de la divinidad de su espíritu y de las maravillas que puede hacer el Intimoen cada persona, esto los exalta y les provoca las más bajas pasiones, pero la realidad de todo ello es que a las almas perversas no les gusta que les hablen de lo divino, ni que les hablen de los dioses, en cambio cuando les hablen de los demonios observarán como gozan y festejan al que de tal se tilda, esto, porque entonces si se hallan en su elemento, y esta clase de afirmaciones no les fastidia. Cuando estas consideraciones hacíamos, surgieron algunas preguntas por parte de algunos discípulos las cuales él Maestro Samael Aun Weor contestó con nitidez y exactitud. Estas preguntas y respuestas las transcribimos para que los lectores se expliquen el por qué de las actitudes por parte de los que no alcanzan a comprender el sentido ni la profundidad de estas enseñanzas.

Pregunta: Maestro, ¿por qué usted llama "loros de jaula" a los espiritualistas de aula y de palabra?.

Respuesta: Por que ellos hablan y hablan como loros, pero sin haber jamás experimentado lo que hablan.

Yo por espiritualismo entiendo saber vivir dignamente entre los hombres, y no como muchos entienden, que espiritualismo es teorizar, porque una cosa es saber vivir y otra cosa es saber teorizar. El que sabe vivir es un Maestro y el que sabe teorizar es un intelectual

Pregunta: Maestro, ¿por qué le causa ira a algunos lectores sus obras como «El Matrimonio Perfecto» y «La Revolución de Bel»?.

Respuesta: La ira de esa gente se debe que el yo interno de esas personas sabe que mi afirmación es exacta, y como quiera que son discípulos de Javhe, matemáticamente reaccionan coléricos porque su propio subconsciente los denuncia.

Pregunta: Maestro, ¿por qué las gentes niegan la existencia de los mundos internos y al hablarles de ellos toman como asunto de locura o de degeneración?.

Respuesta: Esas gentes no entienden de los mundos internos, porque son ignorantes y el ignorante siempre cree que solamente él tiene la razón. La razón del ignorante depende de su ojo y de su oído y estos órganos solo perciben lo que está fuera de ellos, así que si se les dice que los mundos internos están dentro de sí mismos, se espantan, y de inmediato nos ofenden con crueldad, precisamente porque ellos son necios y crueles a la vez, ellos están acostumbrados a pensar a su manera de ver y terminan por burlarse, porque la burla es más fácil que el análisis: ellos jamás se toman la molestia de analizar y lo confirman cuando dicen, eso no está demostrado: esos seres sufren de un mal que se llama pereza mental, y se la van mejor con sus costumbres sedentarias, así que les fastidia sobre manera que alguien trate de sacarlos de sus hábitos y costumbres que ya han modelado su triste existencia, por ello podemos exclamar como el Dante: "Lo triste es así"...

Pregunta: Maestro, ¿Por qué afirma Ud. que el cielo se toma por asalto?

Respuesta: Sencillamente he dicho que el cielo se toma por asalto porque quien tiene las llaves del cielo es el diablo y aquí me viene a la memoria la Fábula del Burro de Apuleyo (El asno de oro). Se cuenta que Apuleyo viajó a la Tesalia en busca de la Iniciación y allí encontró a una sacerdotisa que se comprometió a enseñarlo, y le dijo que para recibir la sabiduría esotérica, él tendría que tomar la forma de un pájaro, y en consecuencia le dio para tal efecto una pócima, que al tomarla Apuleyo en vez de convertirlo en pájaro, lo convirtió en burro, y por donde quiera que andaba le daban de patadas, lo maltrataban, lo cargaban de piedras y con trabajos duros y pesados hasta que al fin cansado de vagar y de sufrir, se sumergió siete (7) veces en el mar Egeo y después de esas siete (7) sumergidas, se le apareció la sacerdotisa y lanzándole un manojo de rosas le dijo: "Que comiera de ellas para que readquiriera su antigua forma humana, mientras llegaba el iniciador, para iniciarlo e instruirlo en los grandes misterios de la vida". Apuleyo así lo hizo y quedó instantáneamente convertido en hombre, pues bien, el sentido de esta fábula encierra una gran verdad cósmica, el burro es nuestro Satán y no hay que olvidar que entre la composición del elixir de larga vida entra una sustancia qué posee ese animal, esa maravillosa sustancia es nuestro semen Cristónico, y ese burro es nuestro yo animal, es decir, nuestro Satán el diablo, al cual tenemos que vencer en un combate cuerpo a cuerpo, frente a frente, para entrar a la Jerusalén celestial, montado en el burro tal como lo hizo el Cristo el Domingo de Ramos; el guardián del Edén, es el diablo, así pues, el que lo vence le arranca el fuego y va formando su espada flamígera con la cual entra dichoso al paraíso, por ello es que el Cielo se toma por asalto.

Las pasiones son muy terribles y hay que lanzarse a la batalla para ganarse la espada venciendo al Satán. Este es el misterio del Bafometo...

Hoy me doy exacta cuenta por qué al diablo siempre lo pintan entre el fuego; porque venciendo el mal es como se conquista el bien, porque el mal le da fuerza al bien, porque el guerrero se le premia después de la batalla, porque de lo aparentemente inmundo salen plantas, bestias, hombres y dioses, (porque el perfume de las rosas sale del fango de la tierra). Porque las formas encantadoras de una bella mujer, primero fueron en sus comienzos las de un espantable renacuajo, porque detrás del bien está el mal, porque el limite de la luz son las tinieblas, porque de las tinieblas sale la luz, porque él cosmos sale del caos, porque la sabiduría se elaboro con la sapiencia del pecado, y porque vale más un pecador arrepentido.

«Apuntes Secretos de un Gurú», trae lo divino al campo humano con sencillez inigualada, alto esoterismo casi digerido para ponerlo al alcance de los humanos.

Nada ha dicho el Maestro Samael Aun Weor que no sea una terrible verdad, y es que la verdad para el malo siempre es terrible y por ello es que la verdad causa estragos. El Maestro no solo le dice la verdad a los humanos en sus enseñanzas, sino que también les dice como deben de prepararse para ellos poder ver, palpar y oír sus enseñanzas y las cosas que a manera de enseñanza se les dice.

La sabiduría divina se busca dentro de sí, la sabiduría humana está fuera de sí. Este conocimiento que se obtiene dentro de sí mismo, de su propio Maestro Interno de la fe, (que nace de la sabiduría), esa firmeza que nace de la sabiduría divina, por ello nosotros no tenemos escuela externa como punto de apoyo, porque nuestro punto de apoyo es nuestro Intimo, es nuestra piedra de apoyo, así nos lo han transmitido nuestros divinos predecesores, por ello el Cristo dijo: "Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia"; nuestro punto de apoyo es nuestra inconmovible piedra o sea nuestro sagrado Intimo y quien se apega a esa piedra (el sexo), jamás caerá al abismo.

Dos requisitos son indispensables para pertenecer a la Gnosis. Castidad científica (Magia sexual), y Santidad perfecta, y quien no pueda llenar estos requisitos no podrá ser discípulo del Venerable Maestro Samael Aun Weor, ni de la Logia Blanca.

La práctica de la magia sexual es para los hombres de coraje, esa es una hazaña de héroes y solo los valerosos son capaces de realizar, por ello cuando los débiles y pasionarios tratan de practicarla sin lograrlo, no culpan a sus cuerpos desgastados o libidinosos, sino que la niegan, buscando escapatorias. Así tratan de eludir el problema de la castidad científica y entonces los fornicarios buscan los calificativos mas depravados en la inmundicia de su argot para endilgárnoslo y los espiritualistas entonces se afilian a distintas escuelas, teorías y clases; también tratan de buscar escapatorias para eludir el problema de la castidad científica. Estos débiles que no se atreven o que no pueden practicar la magia sexual, son nuestros peores enemigos. No cabe duda que la critica de nuestros críticos, tiene un solo objetivo: defender la fornicación. Pero de nada le servirán las distintas escuelas a las cuales se afilien buscando escapatoria para eludir la castidad científica, porque donde quiera que se encuentren, les seguirá el ojo del Cordero por haberle prostituido su templo.

Que la paz más profunda reine en vuestro corazón.

JULIO MEDINA V.

APUNTES SECRETOS DE UN GURÚ

Hoy 25 de Febrero de 1952, he estado meditando profundamente en el sentido esotérico que encierra el Capítulo 11 del Apocalipsis: "Y me fue dada una caña semejante a una vara, y se me dijo: Levántate y mide el Templo de Dios, y el altar y a los que adoran en él" (Apocalipsis XI, 1).

Que sabio resulta este versículo cuando pienso en que ese templo de Dios, o mejor dijera de "mi Dios" lo va construyendo uno dentro de sus propios mundos internos, conforme el fuego del Kundalini va subiendo por el centro de la caña semejante a una vara (la columna espinal). Realmente el templo del Intimo hay que medirlo con una caña.

Es maravilloso ver en los mundos Internos como va uno levantando su templo conforme el fuego sagrado va subiendo cañón por cañón, a lo largo de esa caña de nuestra columna espinal. La cúpula del templo queda concluida cuando el fuego llega a la glándula Pineal, ojo de Diamante, o centro de la polividencia, donde reside el loto esplendoroso de los mil pétalos que resplandece como la aureola de todos los Cristificados sobre sus cabezas.

Aquello de "los dos testigos", también me parece muy interesante. Estos "dos testigos" son los cordones nerviosos llamados por los hindúes: "Ida y "Pingalá". Estos dos cordones se relacionan con los "ganglios", y por ellos ascienden los átomos solares y lunares de nuestro sistema seminal.

"Estas son las dos olivas y los dos candeleros que están delante del Dios de la tierra".

"Y si alguno les quisiera dañar, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos: y si alguno les quisiera hacer daño es necesario que él sea así muerto".

"Estos tienen potestad de cerrar el cielo, que no llueva en los días de su profecía, y tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre y para herir la tierra con toda plaga cuantas veces quisieren" (Apocalipsis XI, 4, 5, 6).

Cuando comprendamos que el fuego sagrado se despierta con el contacto de los átomos solares y lunares de nuestros "dos testigos" (los dos cordones ganglionares), y que la espada flamígera es nuestro mismo Kundalini, entonces entendemos el significado de estos versículos.

Realmente, la espada tiene poder contra los átomos del enemigo secreto y contra las potencias del mal.

Cuando el profeta recibe su espada de justicia adquiere poder sobre toda la naturaleza. Los Señores de la justicia, tienen el poder de castigar el mundo.

En el Edén todos los seres humanos tenían despierto el Kundalini, y la naturaleza les obedecía, pero cuando el hombre se entregó a la lujuria sus dos "testigos" pasaron por una muerte mística y el hombre perdió la espada, y fue echado del Edén.

Los versículos 7, 8, 9, 10 del mismo capítulo 11 están dedicados a cantar ese conocimiento.

"Y cuando ellos hubieren acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo, hará guerra contra ellos y los vencerá y los matará".

"Y sus cuerpos serán echados en las plazas de la grande ciudad que espiritualmente es llamada Sodoma y Gomorra, donde también nuestro Señor fue crucificado" (Apocalipsis XI, 28).

Sodoma es fornicación por la cual nuestro Cristo, el "Astral" está crucificado, y la gran ciudad es Babilonia la grande, la corrompida civilización en que vivimos.

Sin embargo, nuestros "dos testigos" resucitarán y el hombre se transformará en ángel, y adquirirá nuevamente sus antiguos poderes.

"Y después de tres días y medio el espíritu de vida enviado de Dios, entró en ellos y se alzaron sobre sus pies, y vino gran temor sobre los que los vieron" (Apocalipsis XI, 11).

Los tres días y medio corresponden al tercer grado del poder del fuego, y a la tercera Iniciación de misterios mayores. Al llegar a la tercera gran Iniciación, el astral o Crestos mediador adquiere todos sus poderes perdidos. (Resucita al tercer día de entre los muertos).

"Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su testamento fue vista en su templo, y fueron hechos relámpagos y voces y truenos, y terremotos y grande granizo" (Apocalipsis XI, 19).

Éstas han sido hoy mis meditaciones, y pienso así: ¡Qué necios son los hombres!: si ellos supieran lo que pierden cuando van a fornicar, en lugar de ir riendo, irían llorando.