LA MUJER

La mujer es el pensamiento mes bello del Creador, hecho carne.

La mujer es la puerta del EDÉN. Hay que aprender a gozar del Amor, con suma sabiduría.

Antes de que DIOS sacara a Eva de la costilla de Adán éste estaba solo en el Edén.

El hombre y la mujer deben formar un solo SER nuevamente para volver al Edén.

DIOS resplandece gloriosamente sobre la pareja perfecta.

Es mejor gozar del AMOR, que envejecerse entre el polvo de las bibliotecas.

El que quiera convertirse en un DIOS, no debe derramar el semen.

Hay que transmutar el agua en vino. El agua se transmuta en el vino de LUZ, cuando refrenamos el impulso animal.

El hombre debe retirarse de la mujer, sin eyacular el Semen.

El deseo refrenado, hace subir nuestro licor seminal al Cáliz del cerebro. Así es como despiertan todos nuestros poderes. Así es como despierta el Fuego Sagrado del Espíritu Santo en nosotros. Así es como despiertan todos nuestros poderes, y nos convertimos en Dioses.

Los Indostaníes hablan de despertar el KUNDALINI, y nosotros decimos que el Kundalini despierta practicando Magia-Sexual con la mujer. Cuando el hombre se acostumbra a retirarse sin derramar el Semen, adquiere los siguientes poderes. Intuición, clarividencia, oído mágico, telepatía, poderes sobre la vida y sobre la muerte, poderes para no morir nunca, poderes sobre los rayos y sobre las tempestades, sobre los huracanes y sobre la tierra.

El hombre salió del Edén por las puertas del SEXO, y solo por esa puerta puede entrar al EDÉN. La mujer es la puerta del EDÉN. Amemos a la mujer.