Ejercicios de Lamasería

PRIMER EJERCICIO

Se coloca el estudiante de pie, con los brazos abiertos en forma de cruz, a lado y lado. Luego comenzará a dar vueltas, a girar en el sentido en que giran las manecillas del reloj (figura 1). Es claro que también los Chakras girarán al realizar este ejercicio con alguna intensidad y después de algún tiempo de práctica.

lamaseria-1
FIGURA 1

Hay que hacer de cuenta que estamos parados en el centro de un reloj y girar al igual que las manecillas, hasta completar 12 vueltas. Es claro que algunos comenzarán con pocas vueltas hasta que llegará el día de hacer las 12. Las vueltas se harán con los ojos abiertos; cuando se terminen los giros, se cerrarán los ojos para no caerse, pues se termina un poco mareado según las vueltas que alcance a dar. Se tiene que llegar a hacer el ejercicio completo, que son 12 vueltas.

Con los ojos cerrados permanecerá el discípulo hasta que haya desaparecido el mareo. Entre tanto continuará suplicando, rogando, implorando a la Madre Divina para que le suplique a su Divino Esposo, que le ruegue conceda la curación de tal o cual órgano enfermo.

El discípulo estará plenamente identificado con el Logos, suplicando intensamente a la Madre Divina para que Ella interceda por el discípulo ante el Logos.

Se tiene que girar de izquierda a derecha, porque entre los médium espiritistas los Chakras giran de derecha a izquierda, en forma negativa y eso no sirve. Nosotros no somos médium ni nada por el estilo. Así pues, el sistema que estoy enseñándoles es maravilloso, porque permite el desarrollo de los Chakras y la curación de enfermedades. Todos los ejercicios se complementan.

Cuando ejecuten el ejercicio en forma práctica, hay que concentrarse profundamente en la Madre Divina Kundalini y con los pies juntos al estilo militar, en posición de firmes, brazos abiertos a lado y lado, rotando de izquierda a derecha, se pedirá intensamente lo que más se desea. Primero que todo curación para el órgano que tengan enfermo y lo otro es que giren sus Chakras. Es claro que si rotan de izquierda a derecha, en la misma forma que las manecillas de un reloj visto de frente, los Chakras girarán positivamente; de manera que den las vueltas al ritmo que consideren conveniente.

Durante esas vueltas deben concentrarse en su Divina Madre Kundalini, pedirle que llame al Espíritu Santo y que le ruegue la curación del órgano enfermo, que le suplique al Logos que lo sane. Además, y esto es muy importante, hay que abrir ese órgano enfermo, diciéndole:

¡ÁBRETE SÉSAMO!

Se repetirá lo menos 3 veces este poderoso mantram que figura en Las Mil y Una Noches. La gente siempre ha creído que sólo es un cuento agradable aquel en el que aparece el mantram y no le ha prestado mucha atención, pero ¡Ábrete sésamo! es un verdadero mantram. ¡Ábrete sésamo! y se le ordena al órgano enfermo que reciba la fuerza curativa vital, entonces penetra la fuerza del Espíritu Santo dentro del órgano y es claro que se sana, se cura con la fuerza del Tercer Logos; pero hay que hacerlo con muchísima fe y fe y fe.

SEGUNDO EJERCICIO

lamaseria-2
FIGURA 2

Ahora ya han terminado de rotar y han abierto sus ojos. Luego se acuestan en el suelo en decúbito dorsal, es decir, boca arriba con los talones juntos y pies abiertos en abanico, piernas estiradas, brazos abiertos a lado y lado en forma horizontal, mirando hacia el cielo o el techo de la casa.

Ya en posición, se intensifica la concentración, la meditación en la Divina Madre Kundalini, rogándole, suplicándole que cure el órgano enfermo. En esos momentos, los que no están curándose pueden pedir por cualquier otra necesidad, como puede ser que la Divina Madre elimine tal o cual yo psicológico, tal o cual defecto psíquico, o que desarrolle en uno tal o cual facultad o poder, etc. Uno tiene derecho a pedir, para eso son estos ejercicios.

En esta posición, tendido de espaldas en el suelo, se suplica y se intensifica la oración, el ruego, plenamente identificados con el Tercer Logos. De manera que así acostados ya saben ahora suplicar y pedir en tal posición (figura 2).

TERCER EJERCICIO

lamaseria-3

FIGURA 3

Ya estas acostado y has hecho tus súplicas, ahora levanta las piernas de modo que queden en posición vertical (figura 3). Ya no hay necesidad de tener los brazos en cruz. Con las manos se puede uno ayudar a sostener las piernas, procurando que queden lo más verticales posibles, como aparece en la figura 3, sin levantar las posaderas, o más claramente, la cintura debe estar bien colocada sobre el suelo, pegada al piso. Eso es lo que se llama en el Oriente Viparita-Karani-Mudra.

Con esta posición la sangre fluye hacia la cabeza, llega al cerebro y pone a trabajar determinadas áreas, fortificando todos los sentidos, pues es necesario tener muy buena vista, buen olfato, buen tacto, buen oído, buen gusto, etc., etc., etc.

Permanece el estudiante en esta posición intensificando sus ruegos a la Divina Madre Kundalini, suplicándole, rogándole que nos ayude a conseguir con su Divino Esposo el beneficio que necesitamos, la curación, la facultad, la desintegración del agregado psicológico, etc.

Bueno, ya con eso es suficiente. Ha hecho el ejercicio, ha suplicado a la Madre Divina que le traiga al Tercer Logos y está plenamente identificado con Él para que le sane o le despierte tal o cual poder, etc.

Estos 3 ejercicios son complementarios y se ubican perfectamente con las figuras 1, 2 y 3.

Como ya dije, estos ejercicios también sirven para despertar los Chakras y así el estudiante gnóstico puede internarse en el camino del despertar de la conciencia. Ante todo hay que ser prácticos, ya conocen la danza de los derviches, que son los giros, el Viparita-Karani-Mudra y otras posiciones. Recuerden que hay que abrir el órgano enfermo con la imaginación, ordenándole imperiosamente ¡Ábrete sésamo! ¡Ábrete sésamo! ¡Ábrete sésamo!

Ya te explique también que en cada ejercicio debe haber suplicas a la Madre Divina, para que ella ruegue al espíritu Santo en su lengua Sagrada, para que venga y nos cure de tal o cual enfermedad, todo de acuerdo con las necesidades de cada cual etc., unos pedirán para sanar, otros para despertar tal o cual poder, otros para desintegrar tal o cual defecto.

Como ya te dije, todos estos ejercicios no son meramente físicos sino que son 6 modos de la oración, es un sistema diferente de curarse y rejuvenecerse mediante la oración. Los lamas practican estos 6 ritos sobre la alfombrilla de la oración, bueno, puede ser también alfombra o tapete, como se le quiera llamar, esto de acuerdo a las costumbres y lenguajes de los diferentes países.

Es claro que a estos ejercicios tiene uno que irse acostumbrando con mucha paciencia, con lentitud, hasta que llegue el día en que se hagan los ejercicios con facilidad; esto no es para hacerlo todo de una vez, no. Hay que ir acostumbrando el organismo lentamente y poco a poco se van haciendo los ejercicios hasta hacerlos correctamente. En esto de acostumbrar el cuerpo, pues algunos pueden durar días, otros semanas, meses o años, etc.

Estos ejercicios tampoco son para ciudadanos de tal o cual país en forma exclusiva, son para todos los ciudadanos gnósticos del mundo. Yo no sé cómo es posible que la gente esté metida en eso del patrioterismo, eso de que mi patria y la tuya no son la misma. Los hombres han dividido la tierra en lotes y más lotes, y a cada lote le ponen una bandera, le levantan estatuas a sus héroes y llenan las fronteras con hordas salvajes armadas hasta los dientes, etc., y a eso le llaman dizque Patria.

Es muy triste que la Tierra esté dividida en lotes. Día llegará en que la humanidad de la tierra tenga que cambiar, desgraciadamente solamente será posible después del gran cataclismo, entonces tendremos convertido al planeta Tierra en una sola Gran Patria..., pero concretémonos a los ejercicios que estoy enseñando.

CUARTO EJERCICIO

lamaseria-4

FIGURA 4

Ahora te hincas ahí en el suelo, o te colocas de rodillas con dirección al Oriente (figura 4), hacia donde sale el sol. Inclina la cabeza un poco hacia abajo, apenas un poco, no mucho. A continuación deben hacerse unos 3 Pranayamas, así:

Coloca el dedo índice de la mano derecha sobre la fosa nasal izquierda, inhala por la fosa derecha. Ahora presiona con ambos dedos, índice y pulgar, las dos fosas y detiene el aliento por unos cuantos segundos. Seguidamente, destapa la fosa izquierda y exhala todo el aire; a continuación inhala por la fosa nasal izquierda,

tapando la derecha con el pulgar, presiona con índice y pulgar y detiene el aliento y luego exhala por la fosa derecha; esto es un pranayama completo. Se repite el ejercicio dos veces más, hasta completar tres Pranayamas.

Recuerda que sólo se usan los dos dedos, exclusivamente el índice y el pulgar de la mano derecha; se obtura con uno, se inhala por la otra fosa nasal, se cierran las dos, se destapa la otra, etc., es un juego que cuando se cierra con uno se destapa con el otro y viceversa. Ya hizo ese ejercicio, ahora baja su cabeza, entre en oración con la Divina Madre Kundalini Shakti, suplicándole lo que usted necesita, etc.

QUINTO EJERCICIO

lamaseria-5

FIGURA 5

Ahora así como está, incline su cuerpo hacia atrás conservando la posición de rodillas (figura 5), continuando con los brazos unidos a lo largo del cuerpo. Luego incline el cuerpo bien hacia atrás, hasta donde más aguante y permanezca en esa posición unos cuantos segundos, rogando, suplicando, implorando a la Bendita Madre Kundalini que interceda por usted ante el Sacratísimo Espíritu Santo, para que le conceda el beneficio que ha pedido, bien sea de curación o de cualquier otra índole.

Este ejercicio es más bien corto, debido a lo fuerte o forzado que es, pero es muy bueno para agilizar el cuerpo y quemar algunas toxinas. Lo interesante es hacerlo lo mejor que podamos.

Recuerden muy bien que en cada ejercicio hay necesidad de rogar y suplicar intensivamente, si es preciso llorando, para que Ella llame al Tercer Logos y sane el órgano que está enfermo. Recuerden que Ella es la mediadora, la que puede invocar al Logos que es su Divino Esposo, el Sacratísimo Espíritu Santo, Shiva (como le dicen en el Oriente), el Archi hierofante y Archi mago, el Primogénito de la Creación, el Cisne de vivo plumaje, la Blanca Paloma, el Inmortal Hiram Abiff, el Maestro secreto al cual cometimos todos nosotros el error en el pasado de asesinarlo, y lo asesinamos cuando cometimos el pecado original. Por eso necesitamos resucitarlo de entre los muertos, exclamar con todas las fuerzas de nuestro corazón: ¡El Rey ha muerto! ¡Viva el Rey!

SEXTO EJERCICIO

lamaseria-6

FIGURA 6

Ahora procederán de la siguiente manera: Se sentarán en el suelo con las piernas estiradas hacia adelante y las manos colocadas hacia atrás sobre el suelo, el tronco del cuerpo un poco inclinado hacia atrás apoyado en las manos, la cabeza mirando hacia el frente, talones juntos en forma de abanico (figura 6). Aquí de nuevo hacen la petición, la súplica con mucha fe y devoción a la Madre Divina.

SÉPTIMO EJERCICIO

lamaseria-7

FIGUIRA 7

Ahora, para ejecutar este ejercicio sólo es suficiente encoger un poco las piernas, colocando las plantas de los pies en el piso y levantando las posaderas y estómago, quedando así la posición de mesa, es decir, con las rodillas y el abdomen en una misma línea horizontal.

La cara debe quedar mirando hacia arriba, al cielo o techo de la casa. El cuerpo debe quedar apoyado por las manos y los pies pero boca arriba, formando una mesa humana conforme a la figura 7.

En esta posición debe intensificar los ruegos y súplicas a la Bendita Madre Devi Kundalini, implorándole que invoque a su Divino Esposo, el Sacratísimo Espíritu Santo, para que venga y le haga la curación que necesite. Esto lo expliqué varias veces, pero es bueno que no se olvide para que el ejercicio sea completo, porque no se trata sólo de algo meramente físico, se trata de algo distinto, espiritual, equilibrado.

OCTAVO EJERCICIO

lamaseria-8

FIGURA 8

Veremos ahora el ejercicio llamado Mayurasahna. Ante todo, es necesario que vuelva a hacer tres Pranayamas completos, tal como los hizo en el ejercicio # 4. Luego de hacer los Pranayamas con mucha devoción y encomendado a su Divina Madre Kundalini, se colocará en la posición de lagartija, como aparece en la figura 8.

Mucha gente practica la lagartija para acabar con el abdomen abultado, es decir, con lo que nosotros llamamos panza o estómago regordete, inflado.

El Maestro mismo se colocó en la posición de lagartija para enseñarme en forma práctica el ejercicio para que lo aprendiera exactamente sin lugar a equivocaciones, a medida que hacía el ejercicio me iba explicando minuciosamente todos los pormenores de dicha Asana así:

lamaseria-9

FIGURA 9

Con las palmas de las manos sobre el suelo, apoyado a manera de lagartija, sostenerse en las puntas de los pies con las piernas estiradas hacia atrás. La cara mirando hacia el frente, conservando en línea recta la cabeza, la nuca, la espalda, el trasero y las piernas hasta los talones, tal como es una lagartija (Figura 8).

Entonces baje la cabeza, métala debajo del pecho lo más que pueda y luego haga el siguiente movimiento: baje el estómago y piernas contra el suelo, apoyado sobre las manos y las puntas de los pies, sin doblar los brazos. Luego vuelva a la primera posición, hacía arriba, luego hacia abajo, hacia arriba, etc. (figura 9).

Aquí rogad a la Divina Madre Kundalini para que ponga en actividad todos sus Chakras. Ahora vas tú a hacer el ejercicio para ver si has aprendido a ejecutarlo.

Yo pasé al lugar que ocupaba el Maestro y comencé a ejecutar el ejercicio de la lagartija o lo que es lo mismo la posición de Mayurasahna, coloqué las palmas de mis manos sobre el tapete o alfombra, luego estiré las piernas hacia atrás quedando apoyado en las puntas de los pies y en las manos sosteniendo el cuerpo totalmente recto y con la cara hacia el frente.

Luego bajando las piernas y las rodillas sin mover ni las manos ni los pies de su posición inicial, comencé a subir otra vez a la posición del octavo ejercicio. Luego a la posición de la figura nueve, es decir hacia arriba, hacia abajo, hacia arriba, hacia abajo, etc.

NOVENO EJERCICIO

Cuando me encontraba haciendo el rito anterior, me dijo el Maestro: “Ahora, termina de ejecutar el ejercicio y te enseñaré el siguiente”: de ahí mismo de esa posición, como tienes la cabeza metida debajo del pecho, en el ejercicio de lagartija, teniendo las manos quietas en su lugar avanza unos pasitos cortos hacia adelante, hasta quedar convertido en un arco humano, tal como esta en la figura 10.

Así, apoyado en pies y manos, con la cabeza metida debajo del pecho, formando un perfecto arco humano, puedes y debes entrar en oración, pidiendo, suplicando, rogando, como ya te he enseñado, a la Madre Divina por lo que más necesites. Por debajo pueden pasar carros y carretas, porque debe formar una especie de arco humano.

Ahora, después de permanecer un momento en esa posición de oración, baja un poco las rodillas, baja el cuerpo, levanta las manos y se pone de pie. Termina así el ejercicio.

lamaseria-10

FIGURA 10

Recuerda que con esa posición de arco humano, tal como lo has hecho, se consigue que la sangre venga a la cabeza y elimine toxinas, barra con linfas e irrigue todas las zonas del cerebro.

Estos ejercicios son muy especiales para acabar con el estómago abultado. No sé por qué a la gente le encanta mantener la curva de la felicidad. Uno no debe tener jamás el estómago lleno de grasa; con este ejercicio, adiós panza.

DÉCIMO EJERCICIO

Se coloca acostado en decúbito dorsal sobre el piso, luego levanta las piernas y las coloca en forma vertical sobre una pared. Para este ejercicio debe colocarse muy junto a la pared, la espalda sobre el suelo sin almohada, brazos a los costados del cuerpo un poco flexionados, sobre el piso. (Figura 11).

lamaseria-11

FIGURA 11

Este ejercicio es especial para realizar un gran trabajo, que solamente el Sacratísimo Espíritu Santo lo puede ejecutar dentro de nuestro organismo. Se trata de que nosotros tenemos en el cerebro una luna, lo que nos convierte de hecho en seres lunares, con una conducta negativa y lunar. En cambio, en la región del ombligo tenemos un sol maravilloso. Desde que salimos del Paraíso se nos cambió el sol luminoso del cerebro, pasó al ombligo y la luna fría pasó al cerebro. Entonces, conociendo este aspecto y estando en esta posición, rogamos al Sacratísimo Espíritu Santo para que nos haga ese trasplante, para que saque la luna del cerebro y la coloque en nuestro ombligo y a su vez nos saque el sol luminoso del ombligo y lo deposite en nuestro cerebro.

Es claro que nos corresponde en forma incesante, constante, permanente, hacer el ejercicio del Viparita-Karani-Mudra. Hay que rogarle, suplicarle, implorarle al Espíritu Santo que nos conceda esa gracia de hacernos ese cambio, colocar en el ombligo la luna que tenemos en el cerebro, y el sol que tenemos en el ombligo, llevarlo hasta nuestro cerebro.

Este es un trabajo que solamente lo puede hacer el Tercer Logos. Se debe implorar y suplicar profundamente concentrado en el Tercer Logos, para que Él venga y nos haga ese trasplante de luna al ombligo y de sol al cerebro.

Este Viparita-Karani-Mudra es un verdadero rito, maravilloso para conseguir el rejuvenecimiento del cuerpo físico. Volver a reconquistar la juventud es urgente y necesario, el cuerpo debe permanecer joven y alentado en el iniciado que marcha por la senda del filo de la navaja.

Quien logre hacer este ejercicio por el término de 3 horas, vencerá a la muerte y reconquistará la juventud, aunque deberá empezarse a lo sumo con 5 minutos y luego ir aumentando el tiempo paulatinamente, lentamente, con paciencia, despacio; por ejemplo, aumentaremos un minuto diario.

A quienes anhelen rejuvenecer el cuerpo y curarse de toda enfermedad, aquí les damos la fórmula maravillosa: el Viparita-Karani-Mudra. ¿Entendido?