VAJROLI-MUDRA

TRANSMUTACIÓN PARA SOLTEROS

Vamos a entrar al estudio del sexto rito, que se relaciona exactamente con el VAJROLI-MUDRA. Se trata de la transmutación de la energía sexual; este tipo de energía es el más fino que construye el organismo; es, dijéramos, la fuerza más sutil con la que trabaja el cuerpo.

El vehículo humano tiene ciertos canales muy finos por donde circula la energía, la cual no puede salirse de sus conductos; cuando la energía irrumpe en otros canales, claro está que se produce una catástrofe.

Es una fuerza explosiva maravillosa que tenemos que aprender a conducir sabiamente, si es que queremos verdaderamente la autorrealización intima del Ser.

Indudablemente, el VAJROLI-MUDRA es muy especial para los solteros, aunque también ayuda a los casados. En forma específica podríamos decir que los solteros tienen con el VAJROLI-MUDRA un sistema fundamental para sostenerse en Bramacharya, o sea, en castidad.

Quienes no tienen mujer, o las mujeres que no tienen marido, tienen que sostenerse en Bramacharya eso es claro, hasta el día en que tengan los hombres su sacerdotisa y las mujeres su marido.

Muchos solteros quisieran estar cumpliendo sus funciones sexuales acá, allá y acullá con distintas mujeres, eso es fornicación, eso está prohibido para los aspirantes al adeptado

El individuo que verdaderamente aspire llegar al adeptado, no puede estar mezclándose con distintas mujeres, porque en este caso se está violando la Ley, se está en contra del Sexto Mandamiento de la Ley de Dios.

El célibe debe mantenerse firme en Bramacharya hasta que le llegue su esposa, tiene que establecerse firmemente en Bramacharya y no es posible mantenerse en Bramacharya cuando no se sabe transmutar la energía sexual.

Quien quiera aprender a transmutar, tiene que conocer a fondo el VAJROLI-MUDRA; si no lo conoce, no sabe, no tiene la ciencia para la transmutación.

Entre otras cosas, el VAJROLI-MUDRA tiene la ventaja de que el célibe pueda, a pesar de estar solo, conservar su Potencia sexual, no perder su virilidad. Normalmente, órgano que no se usa se atrofia; si uno deja de usar una mano, pues ésta se atrofia; si deja de usar un pie, pues éste no funciona más. Así también, si deja de usar sus órganos creadores, pues sencillamente éstos se atrofian y el hombre se vuelve impotente, entonces ya marcha mal.

Con el VAJROLI-MUDRA puede uno conservar su potencia sexual toda la vida. No quiero decir, y aclaro, que con el VAJROLI-MUDRA vaya un individuo a crear los cuerpos existenciales superiores del Ser, no: yo no estoy haciendo ese tipo de afirmaciones, ni estoy diciendo que con eso se vaya a lograr la autorrealización íntimo del Ser.

Quien quiera autorrealizarse tiene que trabajar en la Forja de los Cíclopes, eso es claro. Sucede que con el VAJROLI-MUDRA se trabaja con una sola fuerza, en el caso del hombre, pues con la masculina y en el caso de la mujer con la femenina, nada más.

Ya para crear los cuerpos existenciales superiores del Ser, se necesita algo más, se necesita trabajar con las tres fuerzas de la naturaleza y del cosmos: FUERZA MASCULINA (en el hombre), FUERZA FEMENINA (en la mujer), FUERZA NEUTRA (que concilia a las dos).

Como ya he dicho en otras oportunidades, la masculina es el Santo Afirmar, la femenina es el Santo Negar y la neutra es el Santo Conciliar. Es claro que para que haya creación se necesitan las tres tuerzas, por eso es que el Maithuna es indispensable para poder crear los cuerpos existenciales superiores del Ser.

Las gentes comunes y corrientes no poseen los cuerpos astral, mental ni causal; tales cuerpos hay que crearlos y solamente se pueden crear mediante el Maithuna o magia sexual. Empero repito, el VAJROLI-MUDRA sirve a los hombres que no tienen mujer, a las mujeres que no tienen varón y también a las parejas que están trabajando con el Sahaja Maithuna, porque les ayuda a sublimar y transmutar la energía sexual.

Es pues, el VAJROLI-MUDRA, muy útil para solteros y casados, para solteras y casadas. Bien, ya con esta explicación, voy a dar la técnica del VAJROLI-MUDRA.

Primero haces esto que estoy haciendo (el Maestro comenzó a ejecutar el ejercicio para darme la demostración práctica), estoy aquí parado, me voy inclinando lentamente después de haber puesto las palmas de las manos sobre mis dos piernas, luego me voy inclinando, no hacia los lados, ni hacia atrás, sino hacia delante como quien está haciendo una venia muy profunda y voy bajando lentamente las palmas de mis manos, hasta llegar a las rodillas, pero a medida que voy haciendo esta operación, voy exhalando el aliento, a fin de vaciar los pulmones de todo aire, de manera que cuando ya puedo cogerme las rodillas, no tengo aire en los pulmones.

Luego lentamente voy levantando el cuerpo, me voy enderezando mientras mis pies permanecen unidos y firmes en tierra, voy poniéndome recto y llevando las manos a la cintura a manera de lo que se llama jarra, las manos a lado y lado de la cintura.

El ejercicio comienza conforme está en la figura N° 12, sigue de acuerdo con la figura N° 13, y vuelve a su posición inicial o sea a la figura N° 14, aquí va el Maestro en su explicación; ahora continúa dando la práctica así:

Aquí estamos listos para continuar el ejercicio, pero todavía no he inhalado el aliento, mis pulmones están completamente vacíos. Ahora continúo subiendo las manos en dirección a los órganos creadores, pero aun no he llenado los pulmones con aire; ahora hago un masaje sobre mi próstata, para que la vibración toque la próstata y se realice la transmutación sexual.

No sólo hago el masaje sobre la próstata,(ver figura 14), puedo y debo hacerlo sobre los órganos sexuales, con firmeza. Luego que ya he realizado el masaje sobre los órganos creadores genitales, entonces vuelvo a levantar el cuerpo hasta quedar completamente recto, (ver figura 12), con las manos sobre la cintura.

Cuando ya he realizado el masaje y vuelto las manos a la cintura, inhalo llenando los pulmones de aire, llevando la energía hasta el cerebro por los canales Idá y Pingalá. Luego exhalo lentamente y repito el mismo procedimiento por tres veces.

Te estoy dando esta explicación para que quienes lean tu libro sepan como es el VAJROLI-MUDRA, que sirve de transmutación para célibes, es decir para los que todavía no tienen esposa.

El Maestro comenzó haciéndome una completa demostración práctica sobre el Vajroli-Mudra así: Primero, antes de iniciar el ejercicio colocó las manos sobre la cintura; ahora para comenzar ya el ejercicio, puso las dos manos adelante, un poco abajo del ombligo, pegadas al cuerpo, luego bajándolas poco a poco hasta llegar a las rodillas, exhalaba todo el aire de sus pulmones.

Seguidamente subió de nuevo sus manos a la cintura y rápidamente las llevó a sus órganos sexuales y próstata haciendo un ligero masaje en sus órganos sexuales y próstata, luego subió de nuevo las manos a la cintura y respiró profundamente, llevando o subiendo la energía creadora con su imaginación hasta su cerebro.

Este ejercicio lo repitió el maestro por tres veces y luego me ordenó repetirlo exactamente como él lo había hecho para constatar si yo había aprendido el Vajroli-Mudra; cuando lo repetí y constató que si lo había entendido, prosiguió diciéndome:

En cuanto a los masajes sobre la próstata y sobre los órganos sexuales, hay tres tipos de masajes:

PRIMERO: Es el masaje demasiado suave sobre próstata y órganos sexuales.

SEGUNDO: Un masaje mediano, un poco más fuerte en la próstata y órganos sexuales.

TERCERO: Masaje fuerte sobre la próstata y los órganos sexuales, es obvio que le masaje fuerte sobre la próstata y los órganos sexuales pues produce la erección del Phalo, eso es claro, tiene que ser así, por eso es aconsejable este tercer tipo de masajes muy especialmente para los solteros; es decir para quienes no tienen mujer; para ellos se les aconseja este tercer tipo de masaje, así cuando el Phalo está en erección se produce la trasmutación del semen en energía y se hace subir hasta el cerebro.

En cuanto a los casados, pues les convienen el primero y segundo tipo de masajes, nada más, o con el primero es más que suficiente puesto que tienen mujer y claro, llevan el Phalo a la erección completa por medio del Sahaja Maithuna. Ahí tienen pues lo que en Oriente llaman VAJROLI-MUDRA.

Yo interrumpí al Maestro diciéndole: ¿En el caso de la mujer, los masajes serían en la región ovárica y en el sexo propiamente dicho?

El Maestro respondió: En el caso de la mujer el VAJROLI-MUDRA es igual, sólo que los masajes se deben realizar o los debe hacer la mujer en los ovarios izquierdo y derecho y sobre sus órganos femeninos, en la vagina o Yoni, es decir en sus órganos sexuales femeninos para ser más claros. Entonces se produce la trasmutación de la energía sexual de la mujer.

Lo mismo la mujer casada, pues no necesita masaje fuerte, solamente suave. La soltera necesita masaje un poco más fuerte a fin de producir la transmutación de su propia energía sexual; es necesario que esa energía suba hasta el cerebro.

Se necesita, pues, que haya una gran fuerza de voluntad durante el VAJROLI-MUDRA, que ningún pensamiento lujurioso se cruce por la mente de los estudiantes. Hay que controlar los sentidos, hay que subyugar la mente.

Cuando se practica el VAJROLI-MUDRA, tiene uno que estar concentrado en la Divina Madre Kundalini, o en el Tercer Logos. Si uno se concentra exclusivamente en los órganos sexuales durante la práctica y olvida a la Madre Divina y al Tercer Logos, pues entonces no sublima la energía y eso va en contra de la Ley Cósmica.

Además, téngase en cuenta que si el ser humano no tiene suficiente pureza en sus pensamientos puede degenerarse y convertirse en un masturbador. Para los impuros y masturbadores será el abismo y la muerte segunda, donde se oye el llanto y el crujir de dientes.

Así pues, el VAJROLI-MUDRA es para hombres y mujeres completamente castos, que verdaderamente estén dispuestos a seguir la senda de la más absoluta castidad, y para mujeres también es el Vajroli-Mudra, que estén dispuestas a seguir la senda de la absoluta castidad.

El Vajroli fuerte, muy fuerte, solamente se puede practicar una vez al día y para ello se necesita que el individuo sea muy serio y respetuoso de su propio cuerpo; esto hablando de solteros. Un individuo casado no necesita practicar Vajroli fuerte, pues la erección la consigue con su esposa sacerdotisa.

Asimismo, una mujer que tenga marido no necesita practicar Vajroli fuerte, pues transmuta sus energías con su marido. Tanto casadas como casados deben hacer sus masajes de Vajroli sumamente suaves; lo que se busca es elevar esa energía creadora sutil y delicada, hasta el cerebro.

En el caso del hombre casado sólo es suficiente, como ya indiqué, un ligero masaje sobre la próstata y órganos sexuales; y en el caso de la mujer, un ligero masaje sobre los ovarios y el útero, en forma muy sutil y suave, pues no perjudica en nada y se puede practicar cada vez que se trabaje con los seis ritos enseñados en este libro, sin el menor perjuicio. Así se sublima la energía sexual constantemente, incesantemente y aprovechándola para la regeneración.

Te estoy hablando, pues, muy claro, para que se me entienda. Este sistema, tal como le he enseñado aquí es el sistema tibetano. Repito que se necesita pureza y nada de lujuria, nada de malos pensamientos pasionales, porque entonces se voltea el filo de espada y el estudiante puede rodar al abismo si hace mal uso de estas enseñanzas.

Yo creo que ya los hermanos gnósticos han entendido la finalidad del VAJROLI-MUDRA, y no me cansaré de repetir que este es el sistema más práctico y preciso de transmutación sexual para solteros, me refiero a la trasmutación sexual.

Al enseñar la práctica del VAJROLI-MUDRA tengo que decir lo siguiente:

La antítesis fatal del VAJROLI-MUDRA es el vicio horripilante, inmundo y abominable de la masturbación. Quienes practican la masturbación van al abismo, hacia la muerte segunda, por haber profanado su propio cuerpo, por haber insultado y profanado con sus hechos al Espíritu Santo, al Tercer Logos.

Cuídense muy bien entonces los hermanos y hermanas que practiquen el VAJROLI-MUDRA de ir a caer en el vicio abominable y repugnante de la masturbación. El VAJROLI-MUDRA es algo muy santo, muy sagrado y se requiere para ello una tremenda castidad, una gran santidad, un enorme amor al Sacratísimo Espíritu Santo y a la Divina Madre Kundalini.

No quiero decir que con el VAJROLI-MUDRA se vaya a despertar el Kundalini, como anteriormente lo dije, o que se puedan crear los cuerpos existenciales superiores del Ser, no; únicamente se transmuta el semen en energía, eso es todo. Es claro que para despertar el Kundalini se necesita la cooperación de las 3 fuerzas de la naturaleza y del cosmos, esto ya lo dijimos anteriormente, pero vale la pena recordarlo una vez más para que lo graben muy bien en la mente.

La primera fuerza es el SANTO AFIRMAR, la segunda fuerza es el SANTO NEGAR y la tercera fuerza es el SANTO CONCILIAR; que las une a ambas, es decir, el Kundalini sólo puede ser desarrollado por medio de la magia sexual o Sahaja Maithuna, o sea, con la cooperación de las tres fuerzas.

El hombre tiene la fuerza positiva, la mujer tiene la fuerza negativa y el Espíritu Santo concilia a ambas. Con la fusión de las tres fuerzas despierta la Divina Princesa Kundalini.

Los cuerpos existenciales superiores del Ser no podrían ser creados con una sola fuerza. El hombre tiene una fuerza, el Santo Afirmar; la mujer sólo tiene la fuerza negativa, el Santo Negar. Sólo es posible hacer creación con la unión de las tres fuerzas: la positiva o masculina, la negativa o femenina y la neutra que coordina y mezcla a ambas, solo así es posible la creación.

La transmutación siempre es indispensable, es una necesidad orgánica, fundamental. Ha sido necesario hablar ampliamente sobre este aspecto ya que el VAJROLI-MUDRA, por ejemplo, que es un sistema maravilloso de transmutación para solteros, se practica en la India, en el Tibet y en la lamasería titulada «El Manantial de la Eterna juventud». El objetivo de este sistema es elevar la energía creadora hasta el cerebro, o sea, seminizar el cerebro y cerebrizar el semen.