LOS HIJOS DE LA SABIDURÍA

Todo verdadero matrimonio Gnóstico puede y debe engendrar Hijos de la sabiduría. Sabed amados discípulos, que los hijos de la Sabiduría, no son hijos de fornicación.

Cuando los matrimonios gnósticos quieren brindar cuerpo a algún Gran Maestro de la Logia Blanca, deben inevitablemente bajar a la novena esfera con el arcano nueve del Tarot. Ese arcano es el Sexo. La Madre de los hijos de la sabiduría se prepara durante nueve meses antes de crear con el poder Kriya-Shakti. Durante este tiempo ella debe orar mucho a la Madre Divina rogándole con todo el corazón, con toda el alma, que le dé la felicidad de concebir en su vientre a un Gran Maestro, para ayudar a la humanidad. Son nueve meses de preparación, nueve meses de castidad, santidad, meditación, antes de efectuar el acto secreto con el marido.

El futuro padre del niño, tampoco debe ser fornicario. El debe abstenerse durante nueve meses. Él y ella solo deben orar mucho a la Divina Madre, rogándole la dicha de tener por hijo a un Gran Maestro.

Los esposos no deben comer carnes. Los esposos deben ser vegetarianos. Los esposos deben ser castos en pensamiento, palabra y obra.

La cópula sagrada se efectúa en Primavera durante el mes de las flores, Mayo. En el mes de Mayo desciende el Buddha para bendecir a la humanidad.

Se debe efectuar el acto un día viernes en la aurora. A esa hora está vibrando intensamente el lucero de la mañana.

La pareja debe retirarse del acto sin haber eyaculado el licor seminal. Las jerarquías Lunares saben utilizar un gameto masculino, y un óvulo materno para hacer fecunda la matriz.

La madre debe acostarse cada mes en posición diferente; un mes a la derecha, y otro hacia la izquierda. Así es como el cuerpo de la criatura que está entre el vientre recibirá todo el beneficio cósmico.

En la Lemuria se efectuaba todo este trabajo dentro de los grandes templos de Misterios. Entonces no existía el dolor en el parto.

Así es como vienen al mundo los hijos de la Sabiduría. Este es el sistema creador del Kriya-Shakti.

Con este sistema Antiquísimo que se pierde en la noche de los siglos todo matrimonio Yogui podría Brindar vehículo físico a cualquiera de los Grandes Maestros de la Venerable Logia Blanca.

Esta clave maravillosa demuestra en forma evidente que no se necesita eyacular siete millones de zoospermos para crear un nuevo ser humano. Dios dijo creced y multiplicaos. Dios no dijo creced y fornicad. La eyaculación seminal es Delito. La eyaculación seminal es Fornicación brutal. El sistema antiguo de reproducción Paradisíaca, se realizaba sin la eyaculación seminal en el hombre, y sin el orgasmo femenino.

Los tenebrosos luciferes de la antigua tierra Luna le enseñaron al hombre la eyaculación seminal. Entonces perdió sus poderes. Esto está representado por la salida del Edem.

Nosotros no enseñamos cosas contra natura. Lo normal y natural es no derramar el semen. No estamos enseñando refinamientos sexuales; estamos enseñando lo que verdaderamente es Natural, normal. La gente se escandaliza porque la piedra filosofal es Piedra de tropiezo y Roca de escándalo para los malvados (La piedra de tropiezo es el Sexo).

Los malvados odian la magia sexual. A los malvados les repugna todo aquello que les quite la plena satisfacción de sus pasiones carnales.

Los malvados sienten repugnancia por la castidad. Esa es la ley de esas pobres gentes: Viven para gozar del placer carnal, y odian la castidad.