ESFERAS VOLADORAS

esferasvoladorasNo son "platillos voladores" sino "esferas voladoras", ellas siguen el proceso planetario de rotación, su movimiento giratorio es de izquierda a derecha lo cual las hacen ascender o descender cuando es lento el movimiento. En el centro de la esfera como muestra el grabado van unas aletas o paletas en forma de abanico que absorben el éter cósmico que conducido por un tubo es quemado luego en un depósito por medio de un rayo de luz que no es igual a la llama que usamos nosotros, observado clarividentemente aparenta ser una pequeña rueda a la manera de nuestro esmeril de afilar objetos de acero, de esta pequeña piedra que gira incesantemente produce el rayo que quema el éter lo cual viene a ser el combustible permanente que da el impulso a la esfera.

Una vez quemado el éter cósmico provoca dos movimientos continuos con la expulsión del chorro, el giratorio y el impulso de la nave, tiene además un tercer uso este chorro de salida y es que sirve de timón a la nave, con un pequeño movimiento hacia abajo la esfera comienza a ascender, con el movimiento de su cola timón hacia arriba la esfera se inclina hacia abajo y desciende, lo mismo para tomar a la izquierda o derecha, es el chorro de salida quien lo hace tomar el rumbo. Al ser quemado el éter produce dentro de la esfera calor suficiente para proteger a los pequeños pilotos y el movimiento de rotación externo calienta toda la esfera pudiendo esta pasar por entre los grandes fríos planetarios sin que se le acumule hielo u otros gases que se encuentran en el firmamento.

La esfera gira sobre su propio eje, como se ve en el grabado lleva un eje perpendicular y sobre este gira, la cabina donde van los pequeños pilotos está sujeta a este eje por consiguiente es inmovible a pesar de la rapidez con que externamente gira. Contiene la cabina dos pequeños relojes que indican su dirección el uno, y el otro velocidad, por medio de una pequeña palanca dan el movimiento a su chorro y la velocidad por medio de un botón o acelerador que manejan con el pie, este entra o sale y puede sostenerse en punto determinado dando siempre una misma velocidad. Para caer en tierra abre un abanico que tiene debajo tal como se ve en el grabado, este abanico recoge a manera de cono una tierra finísima en los campos de aterrizaje y sobre ellos cae suavemente, para levantarse le basta con el movimiento giratorio y esto lo hace subir rápidamente, él queda con una reserva de éter en forma de presión de manera que al salir provoca el movimiento. Este movimiento giratorio es lo que no le ha permitido caer hasta el momento en la tierra, de manera que al tentar tierra estando la nave girando se estrella de inmediato.

La velocidad se la da el chorro de salida, según su intensidad. El movimiento de derecha a izquierda es similar al de las alas del helicóptero y puede permanecer fijo en un punto lo mismo que el helicóptero. El combustible más potente que hay en el Universo es el éter, éste se encuentra en todas partes por consiguiente, estas naves encontraron o resolvieron el movimiento continuo que tanto han buscado nuestros sabios, pues al girar la esfera sobre su eje, introduce el éter, luego al ser quemado éste, produce la fuerza y con su chorro de salida viene a seguir dando movimiento a la esfera o mejor dicho la hace girar y al mismo tiempo lo impulsa, luego este movimiento es continuo. Esto nos indica que los aviones movidos por gasolina pasarán de moda muy pronto, este combustible es muy pesado, peligroso y ocupa mucho espacio, todo esto pasará a los museos de antigüedades. Así pues, las alitas pasarán de moda, habrá que volar como las esferas celestiales. El movimiento giratorio como dijimos es controlable, esto es, aumenta o disminuye según la intensidad del chorro de salida.

Hay pequeñas y grandes esferas, capaces de transportar enormes tripulaciones. Los habitantes de nuestro planeta Tierra no fueron capaces de viajar a otros planetas, en cambio esos hombres "niños" de otros planetas vendrán a civilizarnos porque nosotros somos unos salvajes.

Para terminar este estudio de las "esferas voladoras" tengo que decirles a los hombres de ciencia que esta no es una teoría más o menos ampulosa ni más o menos vaga.

Esta es una realidad palpitante. Los cuatro colaboradores que investigamos estas naves, estuvimos dentro de ellas y conferenciamos con sus pequeños pilotos, así pues, este estudio no es ni una teoría ni una hipótesis, ni opinión. Es sencillamente realidad. Esto mismo pueden hacerlo los científicos si aprenden a salir en Astral. En nuestro medio muchísimas gentes han creído que los tales "platillos" son instrumentos de destrucción o armas secretas inventadas por Rusia y que posiblemente esas máquinas sean movidas por radar u otros inventos similares, pero no hay tal, no son máquinas de destrucción como las que inventan los hombres, son naves perfectas que nos traerán la civilización porque nosotros no somos civilizados, somos antropófagos con esmoquin.

En Rusia existe un sabio que por medio de ondas de radio ha logrado comunicarse con esos pilotos, este sabio está ayudado por Uan Weor o sea el Weor de Rusia que es uno de los siete Weores de la Santa Iglesia Gnóstica.

Nuestro hermano Sir Weor de los Estados Unidos, no ignora tampoco esto. Los científicos que quieran investigar sobre las esferas voladoras que estudien este libro detenidamente, que se tomen el trabajo de desarrollar sus propios poderes internos u ocultos y así podrán entrar triunfantes y victoriosos al anfiteatro de la ciencia cósmica.

Cuando los pilotos de las esferas voladoras establezcan su morada en la Tierra, tendrán que iluminarnos y entonces sí habrá esplendor y sabiduría. Ellos son sabios y santos al mismo tiempo, son pequeños de estatura y sus rostros sonrosados como la aurora, su misión será la de iluminar a la futura humanidad de Acuario.

El informe dado por el señor Lapides, afirmando que los platillos voladores son un arma secreta de Estados Unidos, ello no es así, son meras suposiciones o noticias para halagar a ciertos lectores.

También los informes suministrados por el señor Echeverri Márquez basados en un documento inglés de propiedad de un oficial inglés queriendo con él explicar lo de los platillos voladores también es una simple suposición, todos estos informes son para tratar de darle paternidad a un invento que no es de nuestro planeta y para proporcionar noticias halagadoras a miles de lectores.

Si los platillos voladores fueran armas secretas, ¿qué harían volando sobre ciudades de poca importancia, sobre los campos, esquivando encontrarse con otros aviones, causando movimientos inesperados entre ellos, volando serenamente y en fin, a la vista de miles de espectadores?

Gústeles o no les guste a los testarudos del siglo XX van a tener que convencerse de que los platillos voladores son aviones de otro planeta piloteados por seres humanos millones de veces más sabios que los asnos con frac, anteojo y cubilete de nuestra afligida tierra.