EL CRISTO

El adorable Dios Khristus (Cristo) deviene de arcaicos cultos al Dios-Fuego. Las letras P (pira) y la X (cruz), significan el jeroglífico de producir el fuego sagrado.

Cristo fue adorado en los Misterios de Mitra, Apolo, Afrodita, Júpiter, Jano, Vesta, Baco, Astarté, Démeter, Quetzalcoatl, etc.

Jamás ha faltado en religión alguna, el principio Cristo. Todas las religiones son una sola. La religión es inherente a la vida como la humedad al agua. La Gran Religión Cósmica Universal se modifica en millares de formas religiosas. Los sacerdotes están plenamente identificados unos con otros en todas las formas religiosas por los principios fundamentales de la Gran Religión Cósmica Universal.

No existe diferencia básica entre el sacerdote mahometano y el sacerdote judío o entre el sacerdote pagano y el cristiano legítimo. La religión es una. Única y absolutamente universal. Las ceremonias del sacerdote sintoísta del Japón o de los lamas mongoles es similar a las ceremonias de los brujos y hechiceros del África y Oceanía.

Cuando una forma religiosa se degenera, desaparece y en su lugar la Vida Universal crea nuevas formas religiosas.

El auténtico cristianismo gnóstico primitivo viene del paganismo. Antes del paganismo se veneró en todos los cultos al Cristo Cósmico. En Egipto, Cristo era Osiris y quien lo encarnaba era un Osirificado. En todas las épocas han vivido Maestros que se han asimilado al principio Crístico universal infinito. En Egipto, Hermes fue el Cristo. En México, el Cristo fue Quetzalcoatl; en la India sagrada, Krishna es Cristo. En la tierra santa, el Gran Gnóstico Jesús, educado en la tierra de Egipto, fue quien tuvo la dicha de asimilarse el principio Crístico universal y por ello mereció ser rebautizado con la Seidad del fuego y de la cruz, Khristus.

El Nazareno Jesús –Iesús– Zeus, es el hombre moderno que encarna totalmente el principio Crístico universal. Antes de él, muchos Maestros encarnaron ese principio Crístico del fuego.

El Rabí de Galilea es un Dios porque encarnó totalmente al Cristo Cósmico. Hermes, Quetzalcoatl, Krishna, Dioses son porque también encarnaron al Cristo Cósmico.

Es necesario adorar a los Dioses; ellos ayudan a sus devotos. “Pedid y se os dará; golpead y se os abrirá”.

El arte de producir el Fuego es la Magia Sexual. Sólo con el Matrimonio Perfecto podemos producir el Fuego, desarrollarlo y encarnar al Cristo. Así nos convertimos en Dioses.

El Principio Cristo es siempre el mismo. Los Maestros que lo encarnan son Budhas vivientes. Entre estos últimos, siempre existen jerarquías. El Budha Jesús es el Iniciado más exaltado de la Fraternidad Universal Blanca.

Cuando una forma religiosa ha cumplido su misión, se desintegra. Jesús, el Cristo, fue de hecho el iniciador de una nueva Era. Jesús fue una necesidad religiosa de la época. La casta sacerdotal pagana, a fines del imperio romano había caído en el más completo descrédito. Las muchedumbres ya no respetaban a los sacerdotes y los artistas satirizaban en comedias a los divinos rituales, motejando sarcásticamente a las divinidades del Olimpo y del Averno. Es doloroso ver cómo estas gentes imitaban al Dios Baco, en una mujer borracha, y otras veces la caricaturizaban como un borracho panzón montado en un burro; a la inefable y bendita Diosa Venus la representaron como una mujer adúltera que andaba en busca de placeres orgiásticos, seguida por las ninfas que eran perseguidas por sátiros al frente de Pan y Baco.

Por aquella época de decadencia religiosa, los pueblos de Grecia y roma ya no respetaban ni siquiera a Marte, el Dios de la guerra; lo representaban sarcásticamente atrapado por la red invisible de Vulcano, en instante de pleno adulterio con su esposa, la bella Venus. La forma como se burlaban del ofendido, el sarcasmo, la ironía, etc., revelan, a las claras, la decadencia del paganismo. No se salvó de la profanación ni siquiera Júpiter-Olimpo, el Padre de los Dioses, pues lo representaban sarcásticamente en muchas sátiras ocupado en seducir a diosas, ninfas y mortales. Príapo se convirtió en el terror de los esposos, y el Olimpo, antigua morada de los Dioses, en una desenfrenada bacanal.

El terrible Averno (infierno) gobernado por Plutón, fuente de terror de innumerables siglos, ya no espantaba a nadie y fue entonces comediado con intrigas de todo género, sarcasmos y burlas que hacían reír a todo el mundo. De nada sirvieron entonces los anatemas y excomuniones de los sacerdotes, pontífices, mitrados, etc., etc.; ya las gentes no los respetaban. La forma religiosa había cumplido su misión y su muerte fue inevitable. La mayor parte de los sacerdotes se degeneraron entonces y se prostituyeron en los ya degenerados templos de Vesta, Venus-Afrodita y Apolo.

Por aquella época fue cuando muchos sacerdotes paganos se convirtieron en vagabundos, comediantes, titiriteros, limosneros. Las personas comunes y corrientes se burlaban de ellos y los corrían a pedradas. En eso terminó la forma religiosa del paganismo romano. Ya esa forma había cumplido su misión y ahora no le quedaba más remedio que la muerte.

El mundo necesitaba algo nuevo. La Religión Universal necesitaba manifestarse con una nueva forma. Jesús fue entonces el iniciador de esa nueva Era. Jesús, el Cristo, fue de hecho el héroe divino de la nueva edad.

El concilio de Nicea celebrado en el año 325 no creó un nuevo héroe, como suponen los cerdos del materialismo. En el Concilio de Nicea se reconoció oficialmente una doctrina y un hombre.

La doctrina fue el Cristianismo Primitivo, hoy desfigurado por la Secta Católica Romana. El hombre fue Jesús. Muchos hombres se habían declarado Avatares de la nueva era, pero ninguno, a excepción de Jesús, había enseñado la doctrina de la nueva era. Los hechos son los que hablan y Jesús habló con hechos; por eso se le reconoció como iniciador de la Nueva Era.

La doctrina de Jesús es el Esoterismo Crístico, la Religión Solar de todas las edades y siglos.

El Gnosticismo enseñado por Jesús es la Religión del Sol, el cristianismo primieval de los Dioses de la Aurora.

En el Concilio de Nicea se le dio de hecho personería jurídica a una nueva forma religiosa que había soportado, durante mucho tiempo, persecuciones y martirios espantosos. Basta recordar los circos de leones en tiempos de Nerón, cuando los cristianos eran echados a la arena para ser devorados por estas fieras.

Recordemos las épocas de las catacumbas y los sufrimientos de todos aquellos gnósticos. Era muy justo que en el Concilio de Nicea se reconociera definitivamente, en forma totalmente oficial, una Doctrina Solar y un hombre que había encarnado al Cristo Cósmico.

Aclaramos que los Dioses Santos de las religiones egipcias, griegas, romanas, ibéricas, escandinavas, gálicas, germánicas, asirias, arameas, babilónicas, persas, etc., etc., no han muerto. Esos Dioses cumplieron su misión y luego se retiraron; eso es todo. En un futuro Mahanvantara esos Dioses inefables y sus religiones divinas volverán en su tiempo y en su hora para una nueva manifestación.

Cuando una forma religiosa desaparece, entrega sus principios ecuménicos universales a la forma religiosa que le sucede; esa es la ley de la vida.

Jesús tiene los divinos atributos de Krishna, Budha, Zeus, Júpiter, Apolo. Todos ellos nacen de una virgen. Realmente, el Cristo nace siempre de la Virgen Madre del mundo. Todo Maestro practica Magia Sexual y, hablando en sentido simbólico, podemos afirmar que dentro del vientre de la esposa sacerdotisa nace el Cristo.

Los emblemas, símbolos y dramas del nacimiento de los Dioses son siempre los mismos. El Dios Mithra nace el 24 de diciembre a las doce de la noche, como Jesús. El lugar de nacimiento de Jesús, Belén. Este nombre viene del nombre del Dios de los babilónicos y germanos que así denominaban al Dios Sol, Bel o Beleno. Con esto se quiso dar a entender la realidad de un hombre que encarnó al Cristo-Sol.

Las Diosas Isis, Juno, Démeter, Ceres, Vesta, Maía, fueron entonces personificadas en la Madre del Hierofante Jesús. La hebrea María fue una gran Iniciada. Esto lo sabe todo ocultista. Todas estas Diosas madres bien pueden representar a la Divina Madre Kundalini, de la cual nace siempre el Verbo Universal de la Vida.

Todos los santos, mártires, vírgenes, ángeles, querubines, serafines, arcángeles, potestades, virtudes, tronos, son los mismos semidioses, titanes, diosas, sílfides, cíclopes y mensajeros de los Dioses, pero ahora con nuevos nombres. Los principios religiosos son siempre los mismos. Pueden cambiar las formas religiosas pero los principios no cambian porque sólo existe una sola religión: la Religión Universal.

Los antiguos conventos de monjas resurgieron en forma nueva, pero con la desgracia de que los sacerdotes medioevales, no conociendo el Gran Arcano, sólo utilizaron a las sacerdotisas para fornicar. Si ellos hubieran conocido el Gran Arcano, ellas hubieran cumplido una gran misión, y ellos se hubieran realizado a fondo. Entonces la forma católica romana no se habría degenerado y el Esoterismo Crístico resplandecería ahora en todos los templos.

El Esoterismo Gnóstico Crístico reemplazará en la Nueva Era Acuaria a la forma católica, y el ser humano venerará a los Dioses inefables. El Matrimonio Perfecto es el camino religioso de la Nueva Era.

Es imposible encarnar el Cristo Cósmico sin la Magia Sexual. El Amor es la religión más elevada. Dios es Amor. Ha llegado la hora de comprender a fondo el profundo significado de eso que se llama Amor. Realmente, el Amor es el único tipo de energía que puede cristificarnos totalmente.

El sexo es la Piedra del Sol. El sexo es la Piedra Básica sobre la cual tenemos que edificar el templo para el Señor. “La Piedra que desecharon los que edificaban, ésta fue hecha por cabezas de esquina: Por el Señor es hecho esto y es cosa maravillosa esto”. Precisamente esta Piedra es desechada por los infrasexuales que presumen de perfectos. Es realmente cosa maravillosa que esta Piedra, considerada como tabú o pecado, o sencillamente como instrumento de placer, sea puesta por cabeza de esquina del templo. “Por tanto os digo que el Reino de Dios (el Magis Regnum o Reino de la Magia) será quitado de vosotros, y será dado a gente que haga los frutos de El”. “Y el que cayere sobre esta piedra, será quebrantado; y sobre quien ella cayere, lo desmenuzará”. (Véase Mateo, versículos 42-44-45, capítulo 21).

El sexo es la piedra fundamental de la familia, porque sin éste no existiría la familia. El sexo es la piedra fundamental del Hombre porque sin éste el Hombre no vendría a la existencia. El sexo es la piedra fundamental del Universo porque sin éste el Universo no existiría.

La Energía Sexual del Tercer Logos fluye desde el centro de toda nebulosa, y desde el vórtice de todo átomo. Cuando esa energía deje de fluir desde el centro de la tierra, esta se convertirá en un cadáver.

La Energía Sexual del Tercer Logos tiene tres modos de expresión: 1º Reproducción de la especie; 2º Evolución de la raza humana; 3º Desarrollo espiritual.

El Kundalini es el mismo tipo de energía con el cual el Tercer Logos elabora todos los elementos de la tierra.

En la Naturaleza existen tres tipos de energía: primero, la del Padre; segundo, la del Hijo; tercero, la del Espíritu Santo. En la India, el Padre es Brahma; el Hijo, Vishnú; el Espíritu Santo, Shiva.

La fuerza del Espíritu Santo debe retornar hacia dentro y hacia arriba. Es urgente que las fuerzas sexuales se sublimen hasta el corazón. En este centro magnético dichas fuerzas se mezclan con las fuerzas del Hijo para subir a los mundos superiores. Sólo quien logre el desarrollo total del Kundalini, se Cristifica totalmente. Solo quien se Cristifica puede encarnar al Padre.

El Hijo es uno con el Padre y el Padre uno con el Hijo. Nadie llega al Padre sino por el Hijo. Así está escrito.

Las fuerzas del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, descienden para luego retornar hacia adentro y hacia arriba. Eso es ley.

Las energías del Espíritu Santo descienden hasta los órganos sexuales. Las del Hijo descienden hasta el corazón y las del Padre hasta la mente. Retornamos con las energías del Espíritu Santo y en ese retorno hay encuentros maravillosos. En el corazón nos encontramos al Cristo, y en la mente al Padre. Estos encuentros significan regreso hacia adentro y hacia arriba. Así pasamos más allá de la cuarta, quinta y sexta dimensiones del espacio. Entonces nos liberamos totalmente.

Mucho se ha dicho sobre el Hierofante Jesús, pero en realidad nadie conoce su biografía personal. Existe la tendencia a castrar al Hierofante Jesús. Las sectas cristianas presentan a un Jesús infrasexual, afeminado, débil pero a veces enojado como una dama caprichosa. Todo eso es naturalmente absurdo. La realidad es que nadie conoce la vida personal de Jesús porque no tenemos su biografía. Sólo con las facultades de la clarividencia objetiva podemos estudiar la vida de Jesús en los Registros Akhásicos de la Naturaleza. El Akasi es un agente sutil que penetra y compenetra todo el espacio. Todos los acontecimientos de la Tierra y de sus razas, la vida de Jesús, etc., están escritos como en película eterna y viviente entre el Akasi. Este médium compenetra hasta el aire. La ciencia de la radio-televisión a fines de este siglo tendrá instrumentos adecuados para ver los Registros Akhásicos. Entonces la gente va a estudiar con sus aparatos la vida personal del Hierofante Jesús. Ya sabemos que todos los movimientos son relativos y que sólo hay una constante; ésta es la velocidad de la luz. La luz viaja a determinada velocidad constante. Los astrónomos con sus lentes perciben estrellas que ya han dejado de existir. Lo que ven y hasta fotografían de dichas estrellas es el recuerdo, el Akasi. Muchas de esas estrellas son tan distantes, que la luz proveniente de ellas, pudo haber comenzado su viaje desde antes de la formación del mundo. Esta lentitud de la luz, esta constante, puede hacer posible realmente la invención de ciertos instrumentos especiales con los cuales se pueda ver el pasado. Nada de esto es imposible. Con un telescopio especialísimo, con un aparato de radio-televisión especialísimo, podrían captarse sonidos y luz, acontecimientos y sucesos ocurridos en nuestra Tierra desde la formación del mundo. La ciencia llegará a esto muy pronto, a fines de este siglo. Entonces es cuando se va a poder escribir en un libro la biografía de Jesús.

Los gnósticos, en Cuerpo Astral, estudiamos los Registros Akhásicos cada vez que se hace necesario. Conocemos la vida del Gran Maestro y sabemos que Jesús fue realmente todo un hombre en el más completo sentido de la palabra. Jesús tuvo esposa sacerdotisa porque no era ningún infrasexual. La esposa de Jesús fue toda una Dama-Adepto dotada de muy grandes poderes secretos. Jesús viajó por Europa y fue miembro de una Escuela de Misterios del Mediterráneo. Jesús estudió en Egipto, y practicó la Magia Sexual con su sacerdotisa, dentro de una pirámide. Así fue como recapituló iniciaciones y alcanzó más tarde la Iniciación Venusta. Jesús viajó por Persia, India, etc. Así pues, el Gran Maestro fue todo un Maestro en el sentido completo de la palabra.

Los Cuatro Evangelios son realmente cuatro textos de Alkimia y Magia Blanca. Comienza la Iniciación transmutando el Agua de la Vida (Semen) en el Vino de Luz del alkimista. Este milagro se realiza en las Bodas de Canaán. Siempre en matrimonio. Con este milagro se comienza a recorrer la Senda de la Iniciación. Todo el Drama de la Vida, Pasión y Muerte de Jesús es tan antiguo como el mundo. Este Drama viene de las antiguas religiones arcaicas del pasado y se le conoce en todos los rincones del mundo. Este Drama es aplicable a Jesús y, en general, a todos aquellos que recorren la Senda del filo de la Navaja. Ese Drama no es la vida personal de un hombre. Ese Drama es la vida esotérica de todos los que recorren el Camino Secreto. Lo mismo se le puede aplicar este Drama a Jesús como a cualquier otro Iniciado Crístificado. Realmente, el Drama de la Vida, Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús, es un Drama Cósmico que existe desde mucho antes de la existencia del mundo. Ese Drama es conocido en todos los mundos del espacio infinito.

Los Cuatro Evangelios solo se pueden conocer con la clave de la Magia Sexual y el Matrimonio Perfecto. Los Cuatro Evangelios sólo se escribieron para servir de guía a los pocos que recorren la Senda Del filo de la Navaja. Los Cuatro Evangelios nunca fueron escritos para las multitudes. El trabajo de adaptar el Drama Cósmico a la Nueva Edad, fue maravilloso. En este trabajo intervinieron grupos secretos de Iniciados. Estos hicieron una obra espléndida.

Cuando las gentes profanas estudian los Evangelios, los interpretan equivocadamente.

Jesús tuvo el heroísmo de asimilarse la Sustancia Cristo en todos sus vehículos internos. Esto lo consiguió trabajando con INRI (Fuego). Así fue como el Hierofante pudo ser Uno con el Padre. Jesús se convirtió en un Cristo y subió al Padre. Todo aquel que se asimila la Sustancia Cristo en lo fisiológico, biológico, anímico y espiritual se convierte en un Cristo. Así, pues, Cristo no es ningún tipo de individuo humano o divino. Cristo es una sustancia cósmica que se halla contenida en todo el espacio infinito. Necesitamos formar a Cristo en nosotros. Esto solo es posible con INRI (Fuego).

Cristo nada puede hacer sin la Culebra. Esta sólo se desarrolla, evoluciona y progresa practicando Magia Sexual.

Quien forma a Cristo se convierte en Cristo. Sólo Cristo puede subir al Padre. Este último tampoco es ningún individuo humano o divino. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son substancias, fuerzas, energías trascendentales terriblemente divinas. Eso es todo. Lo que sucede es que las gentes desgraciadamente tienen una marcada tendencia a antropomorfizar a estas fuerzas de tipo superior.

Jesús vivió el Drama de la Pasión, pero no es el único que lo ha vivido. Antes de El, algunos Iniciados como Hermes, Quetzalcoatl, Krishna, Orfeo, Budha, etc., etc., lo vivieron. Después de El, algunos otros lo han vivido. El Drama de la Pasión es Cósmico.

La síntesis de todas las religiones, escuelas y creencias es el Cristo y la Magia Sexual. A nadie perjudica el Matrimonio Perfecto. Todos los sacerdotes de todas las religiones, los preceptores de todas las escuelas, los adoradores del Cristo, los amantes de la Sabiduría, pueden recorrer la Senda del Matrimonio Perfecto. La Síntesis no daña a nadie y beneficia a todos. Esta es la Doctrina de la Síntesis. Esta es la Doctrina de la Nueva Era.

Los miembros de todas las escuelas, religiones, sectas, órdenes, etc., bien podemos ponernos de acuerdo sobre la base del Matrimonio Perfecto para fundar una nueva civilización basada en la Sabiduría de la Serpiente. Necesitamos una nueva civilización cuyo fundamento sea el Matrimonio Perfecto. El mundo entero está en crisis y sólo con el Amor podemos salvarnos.

Nosotros, los gnósticos, no estamos contra ninguna religión porque esto sería absurdo. Todas las religiones se necesitan. Todas las religiones son manifestaciones diversas de la Religión Cósmica Universal Infinita. Lo grave, lo lamentable sería un pueblo sin religión. Creemos que todas las escuelas y sectas cumplen su misión enseñando, estudiando, discutiendo, etc. Lo importante, y eso es lo fundamental, que la gente siga la Senda del Matrimonio Perfecto. El Amor no perjudica a nadie, no daña a nadie. La Gnosis es la llama de donde salen todas las religiones, escuelas y creencias. La Gnosis es Sabiduría y Amor.

Aquellos que creen llegar a la Cristificación con el tiempo y mediante la evolución, reencarnándose y ganando muchas experiencias, están de hecho equivocados. Esos que así piensan están aplazando el error de siglo en siglo, de vida en vida, y la realidad es que al fin se pierden en el abismo.

Nosotros, los gnósticos, no negamos la Ley de la Evolución; únicamente afirmamos que dicha Ley no Cristifica a nadie. Las Leyes de Evolución e Involución son leyes puramente mecánicas de la Naturaleza que se procesan simultáneamente en todo el gran laboratorio de la Naturaleza. Muchísimos organismos, muchísimas especies son producto de la Involución, y muchos otros organismos y especies son producto de la Evolución. Lo grave es atribuirle a la Evolución cosas, virtudes y cualidades que ésta no tiene. La Evolución no Cristifica a nadie. Quien quiera la Cristificación necesita la Revolución de la Conciencia. Esta sólo es posible trabajando con el grano.

Hemos de aclarar que el trabajo con el grano tiene tres líneas completamente definidas. Primera: Nacer. Segunda: Morir. Tercera: Sacrificio por la pobre humanidad doliente.

Nacer es un problema completamente sexual. Morir es cuestión de santidad. Sacrificio por la humanidad es Cristo-Centrismo.

Debe nacer el Ángel dentro de nosotros mismos. Este nace de su germen sexual. Debe morir Satán, esto es cosa de santidad. Debemos dar la vida para que otros vivan. Esto es Cristo-Centrismo.

El Hierofante Jesús vivió realmente el Drama de la Pasión así como está escrito. Nosotros, aún cuando somos realmente unos míseros gusanos de la tierra, necesitamos también vivir todo el Drama de la Pasión.

Jesús fue hijo de un soldado romano y de una mujer hebrea. El Gran Hierofante fue de mediana estatura y de color blanco ligeramente quemado por los rayos del Sol. El Gran Maestro tenía cabello negro y barba del mismo color. Sus ojos parecían dos noches inefables. La palabra Nazareno viene de Nazar, hombre de nariz recta. Jesús no tenía nariz curva de tipo judío. El gran Maestro tenía nariz recta. Esta es propia de la raza blanca europea. Jesús sólo era judío por parte de la hebrea María, pero por parte de su padre era de raza blanca céltica. Su padre era un soldado romano. La esposa sacerdotisa del Maestro Jesús fue también de raza blanca y tenía grandes poderes esotéricos, como lo demostró cuando viajó con el Nazareno por los países del Mediterráneo en tierras de Europa.

Jesús fue todo un hombre. Jesús no fue el castrado que presentan muchas religiones. Jesús recorrió la Senda del Matrimonio Perfecto. Jesús formó al Cristo dentro de sí mismo practicando Magia Sexual con su mujer. Esto que estamos afirmando escandalizará a los fanáticos, pero cuando los científicos tengan en su poder los Registros Akhásicos de la Naturaleza, entonces las gentes nos darán la razón porque podrán ver, por sí mismas, la vida de Jesús mediante ultra modernos televisores (no importa el nombre que a esos aparatos se les dé en aquella época).

En esos Registros del Akasi se conocerá toda la historia del mundo, la vida de todos los grandes hombres, la historia completa de Cleopatra y de Marco Antonio, etc., etc. El tiempo va pasando y los hechos demostrarán nuestras afirmaciones.

Por estos días en que terminamos estos treinta y tres capítulos del Matrimonio Perfecto, hemos sido informados de que el Gran Maestro Jesús está en el occidente de los Estados Unidos. El Gran Maestro anda por las calles anónimo y desconocido, viste como cualquier paisano y nadie lo conoce. Un tremendo fluir de energía Crística sale de él y se difunde por toda la América. El Gran Maestro conserva todavía el mismo cuerpo que tuvo en la Tierra Santa. Ciertamente el gran Hierofante Jesús resucitó al tercer día de entre los muertos, y vive todavía con su cuerpo físico. Jesús logró la Resurrección mediante el elixir de larga vida. Jesús recibió el elixir de larga vida porque se Cristificó. Jesús se Cristificó. Jesús se Cristificó porque recorrió la Senda del Matrimonio Perfecto.

Cerramos estos treinta y tres capítulos afirmando que en el centro de los cuatro caminos llamados religión, ciencia, arte y filosofía, se encuentra la suprema síntesis. Esta es el Matrimonio Perfecto.