YOGA SEXUAL

En la India, existen tres clases de tantrismos. Primero: Tantrismo blanco; segundo: Tantrismo negro; tercero: Tantrismo gris. En el Tantrismo blanco se practica Magia Sexual sin derramar el semen. En el Tantrismo negro existe el derrame del semen. En el Tantrismo gris se derrama y no se derrama el semen. A veces lo derraman, a veces no lo derraman. Este género de Tantrismo conduce al devoto hasta el Tantrismo negro.

Dentro del Tantrismo negro hallamos bonzos y Dugpas de capacete rojo, Magos Negros terribles y perversos. Estos malvados tienen procedimientos asqueantes para reabsorber el semen por la uretra después de haberlo derramado miserablemente. El resultado es fatal porque el semen, después de haber sido derramado, se carga de átomos satánicos que, al penetrar nuevamente en el organismo, adquieren el poder de despertar el Kundalini en forma negativa. Entonces éste desciende hacia los infiernos atómicos del hombre y se convierte en la cola de Satán. Así es como el ser humano se separa para siempre de su Ser Divino y se hunde para siempre en el Abismo. Todo aquél que derrame el Vaso de Hermes es Mago Negro debidamente reconocido.

En el Indostán es conocida la Magia Sexual con el término de Maithuna. También se le conoce como el Urdhvaratus Yoga y quienes la practican se denominan ordvaretas Yoguis.

En todas las escuelas de yoga verdaderamente serias y responsables, se practica en forma demasiado secreta, la Magia Sexual. Cuando una pareja de yoguines, hombre y mujer se hallan bien preparados, son llevados a un lugar secreto donde se les instruye sobre el Maithuna (Magia Sexual).

Las parejas se unen sexualmente para trabajar en la Gran Obra bajo la vigilancia de un Gurú (Maestro). El hombre sentado en el suelo sobre una alfombra en actitud búdhica, con las piernas cruzadas al estilo oriental, entra en contacto sexual con la mujer. Ella se sienta sobre las piernas del varón en tal forma que con sus piernas envuelven el tronco del varón. Es claro que al sentarse sobre él se absorbe luego el Phalo. Así el hombre y la mujer se conectan sexualmente. Las parejas de yoguines permanecen en este estado horas enteras sin derramar el semen. Es obligación del yogui no pensar, cuando se halla en la práctica de Magia Sexual. Ambos, hombre y mujer, se hallan en estado de éxtasis en esos momentos. La pareja se encuentra así profundamente enamorada. Las energías creadoras suben victoriosas por entre sus respectivos canales hasta el cáliz del cerebro. El deseo animal es rechazado. Luego se retiran del acto las parejas sin haber derramado el semen.

Esta forma de practicar Magia Sexual al estilo oriental resultaría muy incómoda para la gente occidental. Empero es recomendable para aquellas personas que no logran frenar el acto para evitar el derrame del Vaso de Hermes. Con esta práctica pueden entrenarse sexualmente los gnósticos, para aprender a frenar y evitar el derrame del semen. Las parejas gnósticas no necesitarían de la vigilancia física de ningún Maestro, pero sí podrían invocar a los maestros del Astral para que las ayudaran. (La pareja debe estar sola).

Es necesario que durante la práctica de Magia Sexual no exista el deseo animal. Recordad que el deseo es diabólico. El yo es deseo. El yo es diabólico. Donde existe el deseo no puede existir el amor porque el amor y el deseo son incompatibles. Es necesario saber que el deseo produce un engaño. Quien desea, cree estar enamorado, se siente enamorado, podría jurar que está enamorado. Ese es el engaño del deseo. Cuántas veces vemos parejas que dizque que se adoran. Después de casados el castillo de naipes se derrumba y queda la triste realidad. Aquellos que se creían enamorados, en el fondo se odian y el fracaso, después de satisfecho el deseo, es inevitable. Entonces sólo escuchamos quejas y lamentos, reproches y lágrimas. ¿Dónde estaba el amor? ¿Qué se hizo el amor? Amar cuando hay deseo es imposible. Sólo aquellos que ya encarnaron su Alma saben amar verdaderamente. El yo no sabe amar. Sólo el Alma sabe amar. El amor tiene su clima propio, su sabor, su felicidad. Eso sólo lo conoce quien ya mató el deseo animal. Eso sólo lo sabe y experimenta quien ya encarnó a su Alma. El Amor no se parece a nada de aquello que la gente llama Amor. Lo que la gente cree ser Amor, es tan solo deseo engañador. El deseo es una sustancia engañosa que se combina maravillosamente en la mente y en el corazón para hacernos sentir algo que no siendo Amor, nos hace creer firmemente que es Amor. Sólo la horrible realidad que se presenta después de consumado el acto y satisfecho el deseo, viene a demostrarnos claramente de que fuimos víctimas de un engaño. Creíamos estar enamorados y realmente no lo estábamos.

El ser humano todavía no sabe qué es eso que se llama Amor. Realmente sólo el Alma puede y sabe amar. El hombre todavía no ha encarnado su Alma. El hombre todavía no sabe qué es amar. Satán no sabe qué es Amor. El ser humano lo único que tiene encarnado actualmente es a Satán. (El yo). El ser humano no sabe amar.

El Amor sólo puede existir de corazón a corazón, de Alma a Alma. Quien no ha encarnado su Alma, no sabe amar. Satán no puede amar y eso es lo que el ser humano tiene encarnado. El Matrimonio Perfecto es la unión de dos seres, uno que ama más y otro que ama mejor. Amor es la mejor religión que el ser humano puede llegar a profesar.

El deseo es una sustancia que se descompone en muchas sustancias. Estas sustancias del deseo logran engañar la mente y el corazón. Aquél que se desespere porque la mujer se fue con otro hombre, realmente no estaba enamorado. El amor verdadero no exige nada; no pide nada; no desea nada; no piensa en nada; sólo quiere una cosa: la felicidad del Ser que ama. Eso es todo. El hombre que pierde a aquella que ama, sólo dice: “me siento dichoso que hayas logrado tu felicidad. Si con otro hombre la hallaste, me siento feliz de que la hubieses hallado”.

Deseo es otra cosa. El apasionado que perdió a la mujer que amaba porque ella se fue con otro, puede llegar a matar y a matarse también, cae en la más horrible desesperación. Ha perdido el instrumento del placer. Eso es todo.

Realmente el verdadero Amor sólo lo conocen aquellos que ya encarnaron su Alma. La humanidad todavía no conoce eso que se llama Amor. Realmente el Amor es como un niño inocente, es como el cisne de lívido plumaje. El Amor se parece a los primeros juegos de la infancia. El Amor no sabe nada porque es inocente.

Cuando disolvemos ese horrible espectro que continúa después de la muerte, (el yo), entonces nace en nosotros eso que se llama Amor. Al llegar a ese estado, recobramos la inocencia perdida.

Actualmente el ser humano sólo tiene encarnado un embrión de Alma. Este lanza a veces algunos destellos de Amor. La madre que adora a su hijo es un buen ejemplo de eso que se llama Amor. El embrión de Alma puede robustecerse con la llama bendita del Amor.

El hombre y la mujer a veces llegan a sentir las radiaciones del Amor que brotan del embrión del Alma, pero las ahogan inmediatamente con las pasiones violentas y terribles que Satán le da al hombre y también a la mujer.

Si cultivamos esas divinas vibraciones del Amor, podemos entonces fortificar y robustecer al embrión del Alma para vivir con intensidad más tarde eso que se llama Amor.

El Amor robustece al embrión del Alma. Cuando el embrión se robustece logramos la encarnación del Alma.

Son muy raros aquellos seres humanos que logran sentir las divinas vibraciones amorosas que irradian del embrión del Alma. Lo que normalmente siente la humanidad son las fuerzas del deseo. El deseo también canta, y se vuelve romances y ternuras infinitas. El deseo es el veneno más engañador que existe en todo el cosmos. Todo aquel que es víctima del gran engañador, podría jurar que está enamorado.

Hombres y mujeres: os invito al Amor. Seguir las huellas de aquellos pocos que en el mundo han sabido amar.

Dioses y diosas: amaos entre el encanto nupcial del paraíso. Dichosos los seres que se aman verdaderamente. Sólo el Amor puede convertirnos en dioses.

ENDOCRINOLOGÍA

Aun cuando parezca increíble, es cierto y de toda verdad que la Ciencia está más cerca de la Transmutación y de la Sexo-Yoga, que muchos estudiantes de yoga. La endocrinología está llamada a producir una verdadera revolución creadora. Ya los hombres de ciencia saben que las glándulas sexuales no son cápsulas cerradas. Ellas incretan y excretan hormonas. Las hormonas de excreción se llaman conservadoras porque perpetúan la especie; las hormonas de increción se denominan vitalizadoras, porque vitalizan el organismo humano. Este proceso de increción hormonal es transmutación, transformación de un tipo de energía-materia, en otro tipo de energía-materia. El Maithuna, la Magia Sexual es transmutación sexual intensificada. El gnóstico increta, transmuta y sublima la totalidad de la Materia-Energía Sexual. Las hormonas sexuales ricas y abundantes inundan el sistema circulatorio de la sangre y llegan a las distintas glándulas de secreción interna estimulándolas e incitándolas a trabajar intensamente. Así, con la transmutación sexual intensificada, las glándulas endocrinas resultan súper-estimuladas produciendo, como es natural, mayor número de hormonas que vienen a animar y modificar todo el sistema nervioso líquido.

Ya la ciencia reconoce la transmutación sexual en todo individuo de sexualidad normal. Ahora sólo es cuestión de avanzar algo más para reconocer la transmutación sexual intensificada de los individuos supra-sexuales. Quien estudie biológicamente los 32 signos capitales del Budha, llegará a la conclusión de que los caracteres sexuales secundarios del Budha eran realmente los de un Súper-Hombre. Estos caracteres sexuales secundarios del Budha acusan, señalan, una intensísima transmutación sexual. No puede cabernos duda de que el Budha practicó el Maithuna, la Sexo-Yoga, la Magia Sexual, el arcano A.Z.F. Budha enseñó Tantrismo blanco (Magia Sexual), empero esa enseñanza la dio secretamente a sus discípulos. El Budhismo Zen y Cham enseña Maithuna y las parejas practican esta sexo-yoga.

CARACTERES SEXUALES SECUNDARIOS

Existen los caracteres primarios sexuales, y los caracteres secundarios. Los primeros se relacionan con las funciones sexuales de los órganos creadores, y los segundos con la distribución de las grasas, formación de músculos, cabellos, palabra, forma del cuerpo, etc. Es claro que la forma del cuerpo de la mujer es distinta a la del varón y viceversa. También es muy cierto que cualquier daño a los órganos sexuales modifica el organismo humano. Los caracteres sexuales secundarios de un eunuco, son los de un degenerado. Los caracteres sexuales secundarios de un individuo de sexo intermedio, o sodomita, acusan a un invertido, a un infrasexual. ¿Qué deduciríamos de un individuo afeminado? ¿Qué de una mujer amasculinada? ¿Qué clase de caracteres primarios correspondería a sujetos con caracteres sexuales secundarios opuestos al de su propio sexo? No hay duda de que en sujetos así existe el infra-sexo.

La Yoga Sexual, el Maithuna, el Arcano A.Z.F. (Magia Sexual), es un tipo de funcionalismo supra-sexual que modifica de hecho los caracteres sexuales secundarios produciendo un nuevo tipo de hombre, un Superhombre. Resulta absurdo suponer que el Superhombre puede resultar de creencias, teorías, sectarismos, fanatismos, escuelas, etc. Realmente el Superhombre no deviene de lo que se crea o se deje de creer, de la escuela a que pertenezcamos o dejemos de pertenecer. Los caracteres sexuales secundarios sólo se modifican cambiando los caracteres primarios. Con la Sexo-Yoga, con el Maithuna, consiguen los auténticos yoguines iniciados, modificar los caracteres secundarios sexuales en forma positiva, trascendental, divinal.

PSICOLOGÍA Y ENDOCRINOLOGÍA

La psicología parecía ya estancada. Afortunadamente apareció la ciencia de la endocrinología. Ahora la psicología tomó nueva vida. Ya se han hecho intentos para estudiar la vida de los grandes hombres sobre la base de su tipo biológico. Se dice, por ejemplo, que el ocaso de Napoleón coincide con un proceso decadente de su glándula pituitaria. Los caracteres psicológicos están determinados por las glándulas endocrinas y los caracteres sexuales primarios.

El tipo Bio-psicológico es definitivo y nadie puede ya negarlo. Este depende de los caracteres sexuales primarios.

Realmente el tipo Bio-psicológico pertenece a los caracteres sexuales secundarios, y está totalmente determinado por los caracteres sexuales primarios. Sobre esta base podemos afirmar que, si queremos el ser Bio-tipo-psicológico, debemos trabajar con los caracteres sexuales primarios. Sólo con la Magia Sexual, Maithuna o Sexo-Yoga logramos producir el tipo Bio-psicológico del Maestro, del Superhombre, del Mahatma.

EL INFRASEXO

Hemos hecho en este capítulo afirmaciones que odian mortalmente los infrasexuales. Ellos realmente se auto-consideran supra-sexuales, súper-trascendidos. Los infrasexuales se creen más perfectos que el Tercer Logos, y no tienen inconveniente para afirmar que el Sexo es algo grosero, inmundo, material. Ignoran los infrasexuales que el Sexo es la fuerza creadora del Espíritu Santo, sin la cual no podrán lograr jamás la Auto-Realización íntima. Desgraciadamente, ellos insultan al Tercer Logos, y a su fuerza sexual maravillosa. Para el infra-sexo, la fuerza divina sexual del Espíritu Santo es algo pecaminoso, grosero y material.

Los infrasexuales tienen la vana ilusión de Auto-Realizarse con lecturas, filosofías, creencias, ejercicios respiratorios, sistema fuelle, etc., etc. Claro está que con esas cosas no lograrán jamás transformar los caracteres sexuales secundarios y el resultado es el fracaso.

EVOLUCIÓN E INVOLUCIÓN

Actualmente se están difundiendo tanto en el Oriente como en el Occidente del mundo, muchas doctrinas filosóficas fundamentadas en el dogma de la Evolución. La Evolución y la Involución son fuerzas mecánicas que se procesan simultáneamente en toda la Naturaleza. Nosotros no negamos la realidad de estas dos fuerzas, las explicamos.

Nadie puede negar los procesos creativos y destructivos, evolutivos e involutivos, generativos y degenerativos. Lo que sucede es que a la fuerza mecánica de la Evolución se le atribuyen cosas que no tiene. Ni la Evolución ni la Involución pueden liberar a nadie. Eso de que todos con la Evolución llegarán a la liberación, a la meta, es una fantasía de la gente ilusa. Jesús, el Cristo, habló claro y nunca le prometió salvación a todos. El gran Maestro hace énfasis sobre la tremenda y terrible dificultad que implica la lucha para entrar al Sanctum Regnum. El reino de la magia y del esoterismo. “Muchos son los llamados y pocos los escogidos”. “De mil que Me buscan, uno Me encuentra; de mil que Me encuentran, uno Me sigue; de mil que Me siguen, uno es Mío”.

Aquí no se trata de creer o de no creer, de auto-considerarse escogido, o de pertenecer a tal o cual secta. Esto de la salvación es demasiado grave. Hay que trabajar con el grano, con la semilla sexual. De la nada, nada sale. Es necesario trabajar con el grano. Se requiere un esfuerzo del grano mismo, una revolución total. Sólo del grano sexual nace el Ángel interno. Sólo el Ángel interno es admitido en el reino del esoterismo. Es urgente el Maithuna, la Sexo-Yoga. La Magia Sexual. Las fuerzas de la Involución y de la Evolución son fuerzas mecánicas simplemente; fuerzas que no liberan a nadie, que no salvan a nadie. Eso es todo.

Muchos organismos son el resultado de la Involución, y muchos lo son de la Evolución. Las razas de indígenas y antropófagos no están en Evolución; están realmente en Involución; son productos degenerados de poderosas civilizaciones que les precedieron en el curso de la historia. Todas esas tribus dicen descender de dioses, semi-dioses, titanes, etc., todas las razas conservan tradiciones que narran las glorias de sus pasados gloriosos.

El lagarto es un cocodrilo degenerado. Los arcaicos antepasados de hormigas y abejas fueron titanes anteriores al hombre. La humanidad actual es un producto degenerado de razas precedentes, como lo acusan los caracteres sexuales secundarios de la gente. Las mujeres amachadas, manejando aviones y peleando en la guerra, son infrasexuales como lo son los hombres afeminados que se hacen la permanente y se pintan las uñas en los salones de belleza.

Se equivocan aquellos autores que suponen que esto sea Evolución, regreso hacia el divino hermafroditismo, etc. El auténtico hermafrodita no es el sexo intermedio. El hermafrodita del continente sumergido Lemur era completo. Tenía los dos sexos totalmente desarrollados y desenvueltos. No eran infrasexuales, no eran del sexo intermedio. Hoy sólo es posible hallar al divino hermafrodita en el Espíritu y el Alma fusionados y perfectos. El Alma totalmente femenina y el Espíritu completamente masculino se fusionan en la Iniciación. Un Ángel es un divino hermafrodita. Ningún Ángel es de sexo intermedio.

Es necesario meternos por la Senda de la Revolución de la Conciencia. Este sendero se aparta de las Leyes de la Evolución y de la Involución. Realmente este es el camino angosto, estrecho y difícil del cual nos habló el gran Kabir Jesús.

EJERCICIOS YOGUIS

Nosotros no condenamos los ejercicios Yoguis. Estos son muy útiles y coadyuvan en el desenvolvimiento interior. Empero, toda yoga que no enseñe el Maithuna y las Shadanas tántricas blancas, está incompleta. Los grandes yoguines del Oriente y del Occidente se realizaron con el Sexo-Yoga. Los yoguines de la Nueva Era, los Agnis Yoguis, tendrán que estudiar endocrinología a fondo, y dar enseñanzas públicas sobre Sexo-Yoga.

Las posturas tántricas del Karma-Kalpa están muy exageradas y muchas de ellas degeneran en Tantrismo negro. Nosotros sólo recomendamos la postura Tántrica de este capítulo.