LUCIFER

Prometeo el Dios Griego es el MAHA-ASURA, el LUCIFER Indostán que se rebeló contra BRAHMA el señor, por cuya razón SHIVA, el TERCER LOGOS, le precipitó indignado en el Patala inferior.

El Dante Florentino, ínclito discípulo de Virgilio el eximio bardo coronado de Mantua, en buena hora encuentra a DITE, PROMETEO-LUCIFER en la NOVENA ESFERA, obviamente en el centro de la tierra, en el pozo profundo del universo, "en el sitio donde las sombras se hallaban completamente cubiertas de hielo y se transparentaban como paja de vidrio".

El MAHA-ASURA, encadenado fatalmente a la severa roca del sexo, pasa cruelmente por indecibles amarguras; las fieras llamas de la lujuria le torturan espantosamente; el buitre insaciable del razonamiento inútil le roe las entrañas.

PROMETEO, LUCIFER, es un fuego misterioso desprendido del LOGOS SOLAR y fijado sabiamente en el centro de la tierra por la fuerza de la gravedad y el peso de la atmósfera.

Escrito está con palabras de oro en el libro de la vida: "El ingrediente superlativo del ANIMA MUNDI es el PHOSFOROS LUCIFÉRICO".

Como secuela y corolario cabe aquí aseverar, con mucho énfasis, lo siguiente: El estéril trabajo de Mime en su forja; el fracaso rotundo de los poderes creadores deviene cuando se apaga el fuego.

El ardiente crepitar del fuego elemental de los sabios bajo el crisol alquimista, es un axioma de la Filosofía Hermética.

INRI: (IGNIS NATURA RENOVATUR INTEGRAM). El fuego renueva incesantemente toda la naturaleza. Tú lo sabes...

Exclúyase a LUCIFER el MAHA-ASURA en la SEXO-YOGA y obsérvese luego lo que sucede... contémplese el fracaso.

En la aurora resplandeciente del MAHAMVANTARA, cuando el hombre y la cadena terrestre iban a aparecer, prodújose como por encanto de la presencia del LOGOS, un Ángel (la sombra del Señor), lleno de deseo progresivo, y es obvio que el Divino Arquitecto del Universo le dio el dominio de los MUNDOS-INFIERNOS.

Así pues, es incuestionable que la semblanza superior de ese vil gusano que atraviesa el corazón del mundo es IOAN, SWAN, CHOAN, JUAN, EL VERBO, EL EJERCITO DE LA VOZ, EL LOGOS.

PROMETEO-LUCIFER descendiendo hasta el fondo del Averno para librar de sus torturas a las víctimas, nos recuerda a Hércules, el Dios Solar, bajando al Hades o Cueva de la Iniciación para salvar a las almas perdidas.

LUCIFER, es la energía activa y centrífuga del universo, fuego, vida, auto-independencia, rebeldía psicológica.

El infierno de su ímpetu revolucionario, es la expansión vital de la nebulosa para convertirse en nuevas unidades planetarias.

PROMETEO-LUCIFER se roba valerosamente el fuego Divinal para auxiliarnos en la senda de la insurrección espiritual.

LUCIFER es el Guardián de la puerta y de las llaves misteriosas del Santuario para que no penetren en él, sino los ungidos que poseen el secreto terrible de Hermes.

El resplandeciente Señor de las siete mansiones gloriosas conocido con los nombres sagrados de LUCIFER-PROMETEO, MAHA-ASURA, etc., es ciertamente el espléndido Ministro del LOGOS-SOLAR.

Bien saben los Siete Señores del Tiempo (los siete Crónidas), que a LUCIFER-SABAOTH le han sido encomendadas la espada y la balanza de la Justicia Cósmica, pues él es la norma del peso, la medida y el número; el HORUS, el AHURA-MAZDA; etc., etc.

PROMETEO-LUCIFER poniendo su Verbo en boca del Titán adolorido, refiriéndose a los míseros mortales, exclama con todas las fuerzas de su alma:

"Para que no se hundieran, arrebatados al tenebroso Hades. Por esto, terribles torturas me oprimen. Cruel sacrificio, que a lástima mueve. Yo que a los mortales compadecí"...

El coro observa muy pertinentemente:

"¡Gran Beneficio fue el que a los mortales otorgaste!".

LUCIFER-PROMETEO contesta:

"Sí y además les di el fuego".

CORO: "Conque el fuego llameante esos seres efímeros poseen?"

PROMETEO: "Sí, y por él muchas artes con perfección aprenderían".

Empero, es fácil comprender que con las artes que auto-enaltecen y dignifican al hombre, el fuego luciférico recibido se ha tornado en la peor de las maldiciones.

El elemento animal y la conciencia de su posesión han cambiado el instinto periódico en animalismo y sensualidad crónica.

Esto es lo que amenaza a la humanidad como pesado manto funerario. Así surge la responsabilidad del libre albedrío; las pasiones titánicas que representan a la humanidad en su aspecto más sombrío.

Y como quiera que ya en nuestros pasados Mensajes Navideños hablamos sobre los aspectos tenebrosos del FUEGO LUCIFERINO, sólo nos resta ahora decir que tal Fuego no es ni bueno ni malo, todo depende del uso que hagamos de él; en esto precisamente se hallan fundados el pecado y la redención a la vez.

¡Ah!.. Si Amfortas el Rey del Grial, eximio sucesor del viejo Titurel, hubiese aprovechado el instante regio, el momento terrible de la pasión sexual, si en esos momentos de suprema voluptuosidad hubiese empuñado su lanza sagrada con firmeza, el Mago Malo no habría podido arrebatarle el Asta Santa.

Empero, aquel notable señor, a pesar de conocer el secreto de los ELOHIM, el Misterio del FUEGO CREADOR, cayó rendido en brazos de KUNDRY, HERODÍAS...