EL CAMINO SECRETO REVOLUCIONARIO

 El Camino Secreto Revolucionario A ver hermanos, con gran alegría me dirijo a todos vosotros con el propósito evidente de ayudaros, realmente, en el Camino Esotérico de la Autorrealización Íntima...

En nombre de la verdad, debo decirles, que esta Enseñanza se ha ido desarrollando en forma paulatina, en forma gradual. Es obvio, pues, que estamos entregando un Mensaje a la Humanidad, un Mensaje para la Nueva Era Acuaria, un MENSAJE completamente REVOLUCIONARIO y total-mente diferente a todo lo que en el pasado se conoció públicamente. Nuestra Enseñanza va en forma graduativa, repito.

Libros Kinder, hemos dado varios: “Introducción a la Gnosis”, “El Libro de los Muertos”; y en estos precisos instantes estamos escribiendo otro libro Kinder: “Mirando al Misterio”, el cual trae, naturalmente, muchas revelaciones nuevas (a pesar de que es Kinder).

Más allá de la Enseñanza Kinder, tenemos la Enseñanza que podríamos llamar “Secundaria o Media”: “Matrimonio Perfecto” “Revolución de Bel”, “Rosa Ígnea”, “Los Misterios del Fuego” etc., etc., etc.

Y por último, va la Enseñanza de orden Superior. Esta está perfectamente concretada, o especificada, en los “Mensajes de Navidad” de cada año.

Desde este instante, de ahora en adelante tales Mensajes no llevaran el título de “Mensaje” en la portada (se sabrá que son “Mensajes”, pero esto porque lo diremos en el interior, en cualquier página del texto); en la portada sólo irá el título específico del libro. Por ejemplo: “El Parsifal Develado”; viene ahora el libro que se titula “El Misterio del Áureo Florecer”; más tarde vendrán “Las Tres Montañas”; mucho más tarde “El Libro de Oro”, etc., etc.

En todo caso, la Enseñanza de tipo Superior se irá desarrollando en los “Mensajes de Navidad” de cada año. Tales Mensajes, se van desenvolviendo en forma didáctica, progresiva; cada Mensaje representará una nota más elevada, una octava más alta, en el camino, pues, del Esoterismo Trascendente y Trascendental.

Cuando lleguemos a la nota más elevada, a la cumbre, a la Nota Síntesis, dijéramos, entonces el Mensaje habrá concluido. Después de eso, es obvio que me iré con mi Madre Divina Kundalini para la Eternidad.

En esto de que me iré, hay mucho, mucho, mucho que tengo que decir. Me voy y sin embargo “estaré con vosotros (como dijo el Cristo), hasta la consumación de los siglos”; hay que saber entender estas palabras...

Bueno, mis caros hermanos, dejando a un lado todo ese preámbulo, solamente quiero rogarles a ustedes la necesidad de estudiar más a fondo los “Mensajes de Navidad” de cada año.

Es necesario que se reproduzcan esos Mensajes incesantemente, porque hasta ahora no se han reproducido; se agotan las ediciones y no hay quién las reproduzca, y eso es verdaderamente muy lamentable...

Nuestros Mensajes difieren, totalmente, de cualquier Enseñanza conocida a finales del siglo pasado o principio de este siglo, sencillamente por lo revolucionarios. Examinemos, pues, algunos casos concretos para que comprendamos en qué consiste tal revolución.

Veamos, por ejemplo, esto de la REENCARNACIÓN DE LAS ALMAS: “Se ha sacado, realmente, como dicen los periodistas, mucha punta” a este asunto, y la gente, hasta ahora, no han sabido comprender qué cosa es eso de la Reencarnación de las Almas. Ante todo, tengo que decirles a ustedes, que la palabra “Reencarnación” me parece demasiado exigente.

ENCARNACIÓN, por ejemplo, se sabe que es el descenso de la Divinidad en un Hombre; y REENCARNACIÓN, es decir, se repite tal descenso, la Divinidad vuelve y toma cuerpo en otro organismo humano, se reincorpora. Eso es lo que yo entiendo por “Reencarnación”.

En el Tíbet, por ejemplo, se habla de las “Reencarnaciones de Vishnu”; estoy muy de acuerdo en que eso es un... El Camino Secreto Revolucionario ...Recuérdese que, precisamente en el Tíbet, se celebraban con grandes fiestas las Reencarnaciones: Cuando nacía un Dalai Lama, se decía que era una Reencarnación, y toda Reencarnación era festejada en forma Divinal. Así, pues, me parece que se abusado del término “Reencarnación”... Krishna, por ejemplo, dice que “solamente se reencarnan los Dioses, los Devas”, los Pitris o Titanes, etc.

Y eso es obvio, hermanos; porque para que haya Reencarnación, se necesita que exista una Individualidad Sagrada totalmente definida. Si dijéramos que Pedro, Pablo, o Juan, o Diego, Chucho, Jacinto, José se reencarnan sería absurdo.

Veamos, por ejemplo, el caso de cualquier “Perico de los palotes”, de cualquier vecino de ésos que vive por ahí (perdóneseme los términos un poquito, si se quiere, algo jocosos a veces). ¿Qué es en el fondo ese fulano? El Ego, ¿verdad? ¿Y qué es el Ego, qué es el Ego, repito, qué es el Ego? ¿Ustedes saben bien qué es el Ego, no? ¿Me están entendiendo los hermanitos? ¿Me están entendiendo a través de esta cinta, de esta grabadora? ¿Me están escuchando?

¡Atención, por favor! ¡Atención!: El Ego es un montón... ¿Un montón de qué? De Yoes. ¡Ah, bueno, está claro! Un mantón de Yoes; entonces es una suma de Yoes.

Hablando, sencillamente al estilo de los Indostanes o de os Budistas, para ser más claros, decimos que es una suma de agregados psicológicos. Decir “agregados” o decir Yoes, es lo mismo.

Ahora bien, que esos agregados personifiquen a determinados errores, es verdad. El agregado de la Ira (o los agregados de la Ira, porque son múltiples), son realmente, hasta cierto punto, Criaturas Subjetivas, o Demonios mejor dijéramos, de tipo subjetivo, dentro de los cuales está enfrascada la Conciencia. La Envidia... Ustedes saben lo que es la Envidia, que son muchos los Yoes de la Envidia, los agregados de la Envidia. ¡Fornicación! Espantoso es ése, ¿verdad? Son tan innumerables los Yoes fornicarios que uno se queda asombrado.

Así, pues, después de la muerte lo que continúa es un montón de Diablos. Repito: Después de la muerte lo que continúa es un montón de Diablos.

Decir que ese montón de Diablos se reencarnan, me parece un poco absurdo. Piénselo bien ustedes, hermanos, o mejor dijéramos, pongan ustedes su mano derecha en el corazón y pregúntense a sí mismos, si sería correcto decir que ese montón de Demonios (Yoes o Agregados que personifican nuestros errores), se reencarnan.

¿Acaso los Yoes tienen una Individualidad definida para decir que se reencarnan? ¿Ustedes saben lo qué es un Individualidad Sagrada? Si los Yoes son muchos, ¿dónde está la Individualidad?

Ahora, si no hay Individualidad, ¿quién es el que se reencarna? Es obvio que los Yoes no pueden reencarnarse; se reincorporan, es decir, retornan; eso es otra cosa.

Sí, cada uno de vosotros ha retornado muchas veces, eso es verdad. Habéis tenido muchos cuerpos en el pasado, eso es cierto. Pero eso no es Reencarnación. La Reencarnación es para los Individuos Sa-gra-dos. Oiganlo bien: Para aquéllos que no tienen Yoes, que no tienen agregados psicológicos, que son Espíritus Divinos, Puros, Inmaculados...

Decir que un Espíritu Divino se reencarna, eso sí es correcto. Pero, si hay Yoes, ¿cómo puede haber Reencarnación? Lo que habría entonces sería un retorno o retornos; ¿entendido, mis caros hermanos? ¿Me estáis escuchando bien, me estáis comprendiendo?

Diferenciemos, pues, hagamos un análisis profundo; distingamos entre lo que es Reencarnación y lo que es Retorno: El Ego retorna. Los Individuos Sagrados se reencarnan, ¿comprendido? Entender esto es maravilloso, porque con sólo comprender esto, ya hay revolución.

¿Y qué diremos sobre lo que podríamos llamar EVOLUCIÓN? Ya sabemos que la Evolución existe, yo no la estoy negando. Si a ustedes les refutan por ahí diciéndoles que nosotros estamos equivocados, respondan diciendo: “Que nosotros jamás negamos la Ley de la Evolución; que lo que sí, de ninguna manera podemos aceptar, es el ponerle, dijéramos, a esa Ley, atributos psicológicos que no tiene.

Es obvio que hay Evolución en todo lo que nace, en todo lo que crece y se desarrolla. Veamos cualquier planta: Hay Evolución en la Semilla que germina, en el tallo que poco a poco se va desenvolviendo, en el árbol que da fruto...

Pero existe INVOLUCIÓN en el vegetal que se marchita, en esas hojas que caen, en ese arbusto, que por último se convierte en un montón de leños. Y eso es obvio.

¿Podría alguien, realmente, refutarnos esto? Indudablemente que no, no es posible. Y si nos refutan, lo hacen en una forma completamente absurda.

Hay Evolución en todo organismo que nace crece y se desarrolla. Hay Involución en todo organismo que decrece y se marchita y muere.

Nosotros nos apartamos de las Leyes de la Evolución y la Involución porque son completamente mecánicas, porque pertenecen a la Rueda del Samsara. Nosotros hollamos la Senda de la Revolución de la Conciencia, que es la que nos conduce a la Liberación Final.

El mismo Jesús el Cristo, el Gran Kabir, enseñó esta Senda cuando dijo: “Angosta es la puerta y estrecho el Camino que conduce hacia la Luz, y muy pocos son los que lo hallan”...

Eso es obvio, mis caros hermanos. Tal Senda es difícil. Tiene tres Factores, es verdad; que son: MORIR, porque hay que morir, el Ego debe morir, debe quedar reducido a polvo. Hay que NACER, sí, necesitamos convertirnos en verdaderos Hijos de la Luz, en Maestros del Templo de los Dos Veces Nacidos. Y hay que SACRIFICARNOS POR LA HUMANIDAD. Jesús definió eso cuando dijo: “El que quiera venís en pos de mí, tome su Cruz, niéguese a sí mismo y sígame”. ¿Entendido?

Negarse a sí mismo, es Morir, eliminación del Ego. Tomar la Cruz, ya se sabe que es trabajar en la Forja de los Cíclopes para llegar al Nacimiento Segundo. Y sacrificarse por la Humanidad, mis caros hermanos, es seguir al Cristo, imitar al Cristo, estar dispuestos a entregar la vida por los demás, en el ara del supremo sacrificio por la humanidad. Como veréis, estos puntos son totalmente re-vo-lu-cio-na-rios.

Examinemos otro aspecto. Aquél que llaman MENTEMPSICOSIS o TRANSMIGRACIÓN DE LAS ALMAS. Muchos confunden a la Reencarnación con la Mentempsicosis de Pitágoras...

Es que la gente no está bien informada, hermanos, no está bien informada; ése es un problema que tenemos. Nos toca a nosotros rebatir muchos errores. Y es claro que los que están, dijéramos, totalmente fanatizados con dichos errores, reaccionan contra nosotros furiosos; pero, la verdad es la verdad y hay que decirla, cueste lo que cueste: La Mentempsicosis de Pitágoras no es la Reencarnación de las Almas; que no se confunda una cosa con otra.

La Mentempsicosis es la misma Doctrina de la Transmigración, enseñada por el Señor Krishna en la India, por ahí unos 1.000 años antes de Jesucristo.

Entiéndese por “Mentempsicosis” o “Transmigración”, todos los procesos Evolutivos e Involutivos de la RUEDA DEL SAMSARA.

Indudablemente, a toda Alma se le asignan 108 Existencias para que se Autorrealice. Es incuestionable que si durante esas 108 Existencias no logra un Alma Autorrealizarse, entonces ingresa en la Involución Mineral Sumergida: Desciende dentro del interior del organismo planetario recapitulando procesos Humanos, Animaloides, Vegetaloides y Mineraloides.

Cuando se ha hecho tal recapitulación de tipo más bien involutivo, regresivo, descendente, entonces, viene la Muerte Segunda (de la que habla el “Apocalipsis” de San Juan y el Evangelio de nuestro Señor, el Cristo), y el Ego queda reducido a cenizas y la Esencia (eso que hay de Alma dentro de nosotros), liberada, emancipada, sale otra vez a la superficie, a la luz del Sol. Reinicia nuevos procesos ascendentes, evolutivos que parten desde la dura piedra, que se continúan por el Estado Vegetal, que prosiguen en la Estadía Animal, y que al fin, llegan al Estado Humano. Así la Esencia o las Almas liberadas reconquistan el Estado Humano que otrora perdieran.

Al lograrse tal reconquista, vuelven a asignársele otras 108 Vidas al Alma que ha entrado en organismos humanos; y si se Autorrealiza durante ese proceso, pues magnífico, pero si durante ese tiempo no logra la Autorrealización, entonces se repite el proceso: Vuelven otra vez las Involuciones y las Evoluciones, etc., etc., etc. Esa es la Rueda del Samsara, ésa es la Mentempsicosis de Pitágoras que muchos confunden con la Teoría de la Reencarnación de las Almas, ésa es la Doctrina de nuestro Señor Krishna, el Gran Avatara Hindú. (Doctrina que él preconizara, hace unos 1.000 años antes de Jesús, el Cristo).

Creo que vosotros habéis entendido ahora lo que es la Mentempsicosis o Transmigración. Este es un punto definitivamente revolucionario de la Gnosis. Un punto importante, mis caros hermanos; un punto que vosotros debéis entender a fondo, profundamente...

Quiero que seáis verdaderamente estudiosos, que seáis serios, que estudiéis este mensaje que se está entregando a la humanidad para la Nueva Era del Acuarius.

Hay muchos hermanitos que intentan mezclar esta Doctrina con mensajes anticuados, con enseñanzas de finales del siglo pasado y principios de este siglo, es decir, hay quienes pretenden revolver una cosa con otra, y no es posible; no me parece que sea conveniente, poner “vino nuevo en saco viejo” (el vino debe ir en saco nuevo, porque si se pone en saco viejo, el saco viejo puede ser destruido y perderse el vino).

Con esto quiero decirles a ustedes que no mezclen la Doctrina, el Mensaje que estamos entregando, con enseñanzas anticuadas, ex-tem-po-rá-ne-as.

Muchos, en su afán de estudiar, quieren, realmente, revolver esta Doctrina, este Mensaje, con doctrinas y enseñanzas extemporáneas, anticuadas, y el resultado es el error.

Bueno, ahora quiero que aquí los hermanos me pregunten algo, para poder responder y con el mayor placer...

Discípulo. Maestro, si una persona al llegar a sus 108 vidas, por el hecho de meterse por el Camino de la Revolución de la Conciencia, se le daría a esta persona más oportunidad de vivir, si en está vida no alcanzare a Realizarse?

Maestro. Pues claro, mi caro hermano, que si a una persona se le ha vencido su tiempo, mas antes de abandonar sus 108 Vidas, es decir, antes de desencarnar se resuelve a seguir por la Senda del Filo de la Navaja, los Señores de la Ley, por tal motivo, LE ASIGNAN a esa persona, NUEVAS EXISTENCIAS. Consigue esa persona, pues, salvarse del ingreso a los Mundos Infiernos.

No es muy “sabroso”, realmente, entrar en la Involución Sumergida dentro de los Mundos Infiernos, ¿entendido?

D. Maestro, ¿es verdad que una Fracción de Alma o una Esencia puede repartirse en dos vehículos?

M. SE DAN CASOS MUY ESPECIALES, mi caro hermano, en que una Esencia quede repartida entre dos Personalidades diferentes. Un caso muy interesante fue el caso de nuestro hermano P. L. L. Él se sentía viviendo en dos lugares diferentes; y era que su Esencia estaba repartida entre dos Personalidades (como un perfume entre dos frascos). Afortunadamente una de esas dos Personalidades murió, y la Esencia regresó, pues, a nuestro hermano P. L. L. Son casos raros, pero los hay...

D. Maestro, ¿por qué se le dice al trabajo en la Magia Sexual, “Trabajar en la Forja de los Cíclopes”? Si tuviera la bondad de explicarnos, qué quiere decir esto de “La Forja de los Cíclopes”...

M. Pues hay que estudiar a los Clásicos Griegos, a los Clásicos Latinos, y ya teniendo uno, pues, bastante información del clasicismo antiguo, puede intuir, mi caro hermano. Si todo lo explicáramos desde el punto de vista rigurosamente lógico, sería tanto como “castrar la Enseñanza”.

Y es obvio, pues, que los Cíclopes existieron, y de eso nos habla, perfectamente, Homero en su “Odisea”. Recordemos el caso de Ulises, pues, clavando la terrible estaca en el Tercer Ojo de uno de esos Cíclopes. ¿Interesante, verdad?

Ese ojo del Cíclope, no es otra cosa sino el ojo de la Divina Clarividencia, el Tercer Ojo. Los Cíclopes fueron los Lemures, los Hombres que conocieron a fondo los Misterios del Sexo; los Cíclopes fueron los Hombres que no se habían caído todavía. LA FORJA DE ELLOS, no ES otra cosa sino LA DEL SEXO. Cuando se dice “que uno debe trabajar en la Forja de los Cíclopes”, se quiere decir, sencillamente, “que debe trabajar en esa Forja donde, verdaderamente, se hacen los Titanes, los Dioses”. Esa no es otra cosa sino la del Sexo, porque del Sexo salen los Dioses, lo Héroes, ¿verdad? ¿Entendido?

D. Maestro, quisiera tener la bondad de explicarme, ¿Qué relación es la existe entre su Mensaje y el Mensaje del Maestro Krishnamurti?

M. Con el mayor gusto, mi caro hermano, voy a darle respuesta a su pregunta: Realmente, KRISHNAMURTI ES EL PRECURSOR DEL AVATARA DE LA NUEVA ERA DEL ACUARIUS. Todo Avatara tiene un Precursor. Jesús tuvo su Precursor y éste fue Juan, el Bautista. ¿Qué mi Real Ser Íntimo (mi Maestro Secreto o mi Real Ser) haya tenido un Precursor llamado “Krishnamurti, eso está dentro de lo normal, ¿entendido?

D. Maestro, quisiera tener la bondad de explicarme, ¿qué quiere decir la palabra “Rosacruz”?

M. ¡Oh, me pregunta usted por una palabra también demasiado exigente, mi caro hermano L. C.! En el mundo hay muchas Escuelas que se dicen “Rosacruces” y que de Rosacruces no tienen sino el nombre. También hay muchos individuos que a sí mismos se denominan “Maestros Rosacruces” o “Hermanos Rosacruces”, “Iniciados Rosacruces”, etc., etc., etc.

Ante todo, comprenda usted qué cosa es la ROSA y qué cosa es la CRUZ, mi hermano. Si usted examina cuidadosamente la Cruz verá que consta de dos líneas, o de dos palos: El Vertical es masculino, ¿verdad? El Horizontal es femenino. En el cruce de ambos se halla la clave de todo Poder...

Ahora, LA ROSA ES EL ESPÍRITU, EL LOGOS, para ser más claro. ¿Usted sabe lo que significa abrir la Rosa en la Cruz, que florezca la Rosa en la Cruz, es decir, en el Sexo, en el entre de los palos Vertical y Horizontal? ¿Cómo y de qué manera va a florecer la Rosa en el Sexo?

LA CRUZ ES EL SEXO, óigalo bien; y para que la Rosa florezca en el Sexo, ¿qué se necesita? La Rosa es el Logos, repito, ¿y en qué forma va a florecer en el Sexo, en la Cruz? Solamente por medio de la Magia Sexual, ¿verdad? Eso es obvio...

Claro, con esto podrán escandalizarse muchos, sobre todo los fanáticos de las distintas Escuelas de tipo Pseudo-Rosacruz. Pero en nombre de la verdad, tengo que decir, que verdadero Rosacruz, sólo es el Logos. Hablando en forma plural: Rosacruces son los Logos. Sólo aquél que hayan alcanzado el Estado Logoico, se convierte en Rosacruz.

Rosacruz, un Buddha; Rosacruz, un Jesús de Nazareth; Rosacruz, un Hermes Trismegisto, etc. Es obvio que muchos aspiran a ser Rosacruz, pero para ser Rosacruces se necesita ser Gnósticos. No es posible llegar a convertirnos en Rosacruces si antes no hemos sido Gnósticos: Debemos, antes, haber trabajado en la Fragua Encendida de Vulcano. Sólo así florecerá la Rosa en la Cruz, ¿entendido?

D. Maestro, ¿al llegar el final de la Séptima Gran Raza de esta Cuarta Ronda, la Tierra, en ese entonces, se convertirá en una nueva Luna?

M. Es claro, mi caro hermano, que después de la Séptima gran Raza Raíz de nuestro planeta Tierra, nuestro mundo habrá de convertirse en una nueva Luna. LOS MUNDOS NACEN, CRECEN, ENVEJECEN Y MUEREN...

La Luna que nos ilumina, por ejemplo, fue un mundo que tuvo rica vida en abundancia, en el pasado Maha-Manvantara de Padma o de Loto de Oro. Pero ese mundo, después de su Séptima Raza Humana se convirtió en un cadáver, y ahora, es lo que es: Una Luna. Así, también, sucederá aquí, con el planeta Tierra, ¿comprendido?

M. Maestro, en el caso de los Bodhisattvas Caídos, ¿cómo se le podría llamar a su existencia, sería un Retorno o sería una Reencarnación?

M. Pues, en cuanto al caso de los Bodhisattvas Caídos, debo responder que en ellos hay Reencarnación, puesto que ya poseen el Embrión Áureo (del cual hablo en mi obra titulada “El Misterio del Áureo Florecer”), sin embargo, hay algo de Retorno en ellos también; ese tal Retorno en ellos se debe, sencillamente, a que poseen Yoes (los poseen porque están caídos). Puede que en un pasado los hayan eliminado radicalmente, pero al caerse, los Yoes resucitan.

Esos Angeles que trabajaron en el pasado Maha-Manvantara de Padma o Loto de Oro, se cayeron en la Lemuria. Al caerse (porque entraron en la generación puramente animalesca y brutal), resucitaron sus Yoes; es claro que cuando esos Bodhisattvas vienen al mundo, Reencarnan, por el hecho de que poseen el Embrión Áureo, pero como tienen Yoes, también en ellos hay Retorno, el retorno de los Yoes. HAY, PUES, EN ELLOS, UNA MEZCLA DE LA REENCARNACIÓN CON EL RETORNO, ¿entendido?

D. Sí Maestro, muchas gracias. Maestro, tuviera la bondad de explicarme, ¿porqué usted dice... El Camino Secreto Revolucionario ...en sus obras, o nos ha aclarado que Lucifer es Dios a la inversa?

M. Bueno, la pregunta está interesante, mi estimable L. O., Misionero Gnóstico Internacional y voy a responderle: “Daemonium Est Deus Inversus”, dice la Blavatsky (“el Demonio es Dios a la inversa”). Y así es, mi caro hermano...

Se dice que Lucifer (y estoy de acuerdo con eso), es el Guardián de las siete Mansiones, que sólo permite el paso a los Iniciados, a los que posean la Lámpara de Hermes, a los que hayan sido ungidos con el Aceite de la Sabiduría.

El Demonio es Dios a la inversa; se convierte en el celoso Guardián de los Misterios. Pero es un poquito “trabajoso” de comprender a simple vista, debido a los prejuicios que tenemos en la Mente: Nos hemos acostumbrado a pensar que Lucifer es nada más que un Demonio y nada más que eso. Que Lucifer es el Diablo y nada más que eso. Y cuando se nos da una explicación diferente nos horrorizamos, ¿verdad? Comprendamos: La Divinidad, pues, al revés es Lucifer, ¿y qué? ¿Por qué se escandalizan ustedes de eso? Estoy de acuerdo con la Blavatsky: “Daemonium Est Deus Inversus”.

Pero, vamos un poquito más lejos. Pensemos en Lucifer como aquel ser terrible que tiene en una mano la Balanza y en la otra la Espada de la Justicia Cósmica. Esto puede ser que los asuste a ustedes un poquito; me temo que los asuste, pero voy a explicarles: Lucifer, es el Fuego Universal. Y si el Fuego Universal es Lucifer, entonces, ¿por qué se asustan?

¡No se asusten! Mejor sería pensar que Shiva, el Tercer Logos, el Primogénito de la Creación o nuestra Mónada Divina, dentro del campo de acción del Mundo Universal, personifique a Lucifer. Que haya un modus operandi de Lucifer en nuestra Mónada, esto también horroriza a muchos. Es que tenemos tantos prejuicios contra la palabra que hemos aprendido, y debemos libertarnos de los prejuicios...

Piensen ustedes, por un momento, en el Tercer Logos, es decir, en nuestra Mónada Individual, Si de ella emana el Guardián del Umbral, (aquel Guardián terrible del que nos habla nada menos que Bulwer Lytton, el autor de Zanoni), entonces, “Daemonium Est Deus Inversus”, ¿verdad? ¿Entendido?

El Guardián del Umbral viene a ser el desdoblamiento de la Mónada Divina, un “espejo” donde nos podemos ver de cuerpo entero, tal como somos o como estamos. Porque ese Guardián asume, para nuestro bien, la figura que personifican nuestros errores.

Muchos Iniciados, cuando quieren saber cómo van, invocan al Guardián del Umbral y de acuerdo con la forma y figura que él tenga, deducen, entonces, las condiciones en que ellos se encuentran; y trabajan y trabajan incesantemente para eliminar sus defectos psicológicos; y DESDE ESE PUNTO DE VISTA, podríamos decir, que LUCIFER ES EL TERCER LOGOS.

Es atrevida la concepción; pero la misma Blavatsky así lo afirma; los mejores Esoteristas no lo niegan y quiero que ustedes lo comprendan...

Ahora, que tenga dos aspectos el Fuego, yo no lo niego tampoco, mis caros hermanos: A uno le diríamos “Crístico” y al otro le diríamos “Tenebroso”. Es claro que el Fuego es Fuego, y se puede utilizar para la Luz o para las Tinieblas...

De todas maneras, el Lucifer no es otra cosa sino el mismo Tercer Logos. ¿Comprendido?

M. Sí, Maestro. Maestro, entonces, de acuerdo a su explicación (tan clara y tan sencilla que nos acaba de dar), si el Guardián del Umbral viene a ser un desdoblamiento de nuestra Mónada Divina, entonces, ¿el Íntimo también viene a ser un desdoblamiento de nuestra misma Mónada Divina?

M. Eso es claro; de la Mónada Divina surgen distintos desdoblamientos; eso es claro. De todas maneras, la Mónada Divina es el Shiva de la Sabiduría Oriental, el Tercer Logos, el Primogénito de la Creación, de él surgen distintos desdoblamientos, ¿comprendido?

D. Si el Maestro quiere agregar algo más a esta cinta la tiene a su disposición...

M. Por ahora, sólo me resta despedirme de todos nuestros queridos hermanos Gnósticos: ¡Paz Inverencial! El Camino Secreto Revolucionario