REVELACIONES GNÓSTICAS SOBRE EL BAUTISMO

 Revelaciones Gnósticas sobre el Bautismo Bien, vamos a comenzar con la cátedra [...] del día de hoy. En todo caso, mis hermanos, es conveniente que pongan debida atención a todo. Revelaciones Gnósticas sobre el BautismoRevelaciones Gnósticas sobre el Bautismo [...] Hoy hablaremos un poquito sobre el Bautismo y el Matrimonio, y algunos otros aspectos... Indubitablemente, el Bautismo es un PACTO DE MAGIA SEXUAL. Si el devoto no cumple con tal pacto, obviamente de nada le queda sirviendo el Bautismo.

En las Iglesias Cristianas no puede faltar jamás el Agua, la Sal y el Azufre para el Bautismo...

El AGUA contenida en la Pila Bautismal, simboliza al MERCURIO de la Filosofía Secreta, el ALMA METÁLICA del Esperma.

El AZUFRE está representado por el FUEGO de las veladoras, cirios o velas, como se les quiera denominar.

Y en cuanto a la SAL, ha de ponérsele a la criatura en sus labios y en su lengua.

Estas tres substancias presentes en el Bautismo: Sal, Azufre, Mercurio, son profundamente significativas...

Sal existe en el Esperma Sagrado. Cuando se logra la transmutación y sublimación del esperma, también se transmuta y sublima la Sal...

“Vosotros sois la Sal de la Tierra”, dice el Gran Kabir Jesús. Da a entender el Maestro, también, que si la Sal degenerare, no serviría; dice él “ni para el muladar ni para nada, y que sería arrojada”, pues, “al abismo, a las tinieblas”...

La Sal sirve, dijéramos, de base para el Azufre y el Mercurio; ellos se combinan y amalgaman dentro de la Sal...

Pero se necesita que los hermanos vayan puntualizando estas cuestiones...

El Mercurio (ya les dije, no lo olviden, y se los repito), es el Alma Metálica de las secreciones sexuales, tanto en el hombre como en la mujer.

El Azufre es el Fuego; el Fuego que tiene que liberarse de sus prisiones para fecundar al Mercurio y mezclarse con la Sal.

Los trabajos de la NOVENA ESFERA suelen ser muy delicados. Sal, Azufre y Mercurio, juntos, constituyen el AZOE, o mejor dijéramos, el VITRIOLO: “Visita Interiora Terrae Rectificando Invenies Occultum Lapidem”; visita el interior de la Tierra, que rectificando hallarás la Piedra Oculta, es decir, la Piedra Filosofal.

Así que, el VITRIOLO es formidable, es una mezcla de Sal, Azufre y Mercurio. Estas tres substancias, como ya dije, están presentes en el Bautismo. ¡Pero vean ustedes qué maravillosa relación existe entre el Bautismo y el Matrimonio! ¡Es formidable, en el sentido más completo de la palabra!

Obviamente, hay que aprender a preparar el Mercurio de los Sabios. El secreto de la preparación del Mercurio nunca fue develado; ni siquiera Fulcanelli lo develó. Pero a ese que está aquí adentro, dentro de esta insignificante persona que nada vale, le ha tocado develar tal secreto.

Obviamente, que la clave de la preparación del Mercurio, se encuentra, precisamente, en un delicado y muy sencillo artificio que ustedes ya conocen: Conexión del LINGAM-YONI, sin derramar jamás el Vaso de Hermes Trismegisto (el tres veces grande Dios Ibis de Thot). Éste es todo el Secretum-Secretorum que sirve de basamento para la preparación del Mercurio de los Sabios.

Al llegar a esta parte de nuestra plática litúrgica, he de decirles que son muchos los hermanos y hermanas gnósticas que han demorado en la recepción del Fuego Sagrado. ¿A qué se debe eso? Sencillamente, a que estos hermanos no refinan el “Sacramento de la Iglesia de Roma”. Tal Sacramento debe ser sublimado, es decir, refinado. “ROMA”, escrito a la inversa, se lee “AMOR”.

Así, pues, el “Sacramento de la Iglesia del Amor” está en la Forja de los Cíclopes, en la Fragua Encendida de Vulcano.

Indubitablemente, cuatro son los colores básicos de la Gran Obra. Estos CUATRO COLORES se pueden ver con el sentido de la Autoobservación Psicológica en los trabajos de la preparación del Mercurio de los Sabios.

Si no se transmutara el Esperma Sagrado, es decir, el EXIOHEHAI, jamás se lograría crear el Alma Metálica del Esperma Sagrado, es decir, el Mercurio de los Sabios.

En principio el tal Mercurio, está NEGRO como el carbón; son las Aguas Negras y podridas, donde está la podredumbre. Se le alegoriza en estas condiciones, con el CUERVO NEGRO de Saturno, es decir, con el Ave de la Muerte.

Cuando se refina el Sacramento de la Iglesia de Roma, cuando se sublimiza, cuando se hace del Coitus-Reservatus todo un RITO SAGRADO, tal Mercurio se vuelve BLANCO. Se dice entonces que se ha extraído, dentro de las Aguas Negras, la GELATINA BLANCA. Esos son los términos que se usaron siempre en la Alquimia Medieval...

Posteriormente el Mercurio, sublimado aún más por medio de la Liturgia Tántrica, se torna maravillosamente AMARILLO. Quiero decirles que cuando el Mercurio se ha vuelto Blanco, se alegoriza con la BLANCA PALOMA del Espíritu Santo. Cuando se ha tornado AMARILLO, se le alegoriza con el ÁGUILA AMARILLA.

El color fundamental del Mercurio es el Amarillo; el Mercurio Amarillo está ya en perfectas condiciones, está listo como para recibir el Azufre, y también la Sal Sublimada.

El Azufre debe libertarse de entre sus prisiones para fecundar al Mercurio y el Mercurio tiene que pasar por muchas sumas, restas, multiplicaciones y divisiones de elementos, antes de quedar en condiciones de poder recibir el Azufre, es decir, el Fuego.

Una vez que el Azufre fecunda al Mercurio, entonces, mezclado con esa Sal Sublimada, asciende en la forma de Vitriolo por el Canal Medular Espinal del Iniciado, hasta llegar a la parte superior del cerebro. Luego, por conductos más sutiles (como son el AMRITA NADI), prosigue su marcha hasta el corazón.

Mas aquellos hermanos que demoran en sublimar el Sacramento de la Iglesia de Roma, pierden mucho tiempo: 10, 12, 15 años hasta recibir el Fuego, lo cual, en verdad, es un exabrupto.

Yo les pido a ustedes encarecidamente, y en nombre de la Gran Causa, SUBLIMAR SIEMPRE el trabajo con el Mercurio, es decir, el Sacramento de la Iglesia de Roma; “Hacer (como decía San Agustín) del coitus una forma de la oración”.

En realidad de verdad, el Coitus-Reservatus, en el fondo, es una forma litúrgica. Por eso he dicho que a Dios se le encuentra en la Liturgia, y que el camino de Dios es litúrgico.

El excedente de Sal, Azufre y Mercurio, sirve para la cristalización de los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser, mediante el cumplimiento del DEBER PARLOCK DEL SER. El excedente, repito, sirve para ello; y en una octava superior, cristaliza en nuestras células, en nuestro organismo, en la forma extraordinaria y maravillosa del CUERPO ASTRAL. En una Segunda octava, aún más avanzada, cristaliza en la figura del CUERPO MENTAL, y por último, en una tercera octava aún más alta, cristaliza en la forma extraordinaria del CUERPO CAUSAL.

Cuando alguien posee los Cuerpos Físico, Astral, Mental y Causal, recibe los PRINCIPIOS ANÍMICOS y ESPIRITUALES, es decir, el PNEUMA de los Gnósticos; entonces se convierte en legítimo ser humano, en auténtico Hombre.

Antes de haber creado los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser mediante el cumplimiento del Deber Parlock del Ser, no se es Hombre, se es “animal intelectual”, “mamífero racional”, pero no Hombre.

Si colocamos a un “mamífero intelectual” frente a un Hombre, físicamente se parecen, mas si observamos los procesos psicológicos del uno y del otro, veremos que son totalmente diferentes; son como el agua y el aceite, que no se pueden mezclar...

Así que, para ser Hombre, además de este cuerpo de carne y hueso que poseemos, se necesita poseer los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser, y esto solamente es posible mediante la elaboración del Mercurio en la Forja de los Cíclopes.

Ningún hombre podría preparar Mercurio si no tuviese un VASO HERMÉTICO. Tampoco sería posible a los Sabios, multiplicar el Vitriolo, es decir, la Sal, el Azufre y el Mercurio, si no poseen un Vaso Hermético, idóneo para el “trabajo de laboratorio”. Cuando no se posee tal Vaso, pues no queda más remedio que conseguirlo, a fin de continuar la marcha hacia adelante...

Mis queridos hermanos gnósticos: Ha llegado la hora de entender la íntima relación existente entre el Matrimonio y el Bautismo...

En la Iglesia de Oriente, por ejemplo, en el día de Epifanía, se asocia el Sacramento del Matrimonio al del Bautismo, y se recuerda, vivamente, las BODAS DE CANÁ, o CHANAAM. Y en la Iglesia de Occidente, en Epifanía, se asocia claramente el Sacramento del Bautismo al Sacramento del Matrimonio, y se recuerda al Matrimonio de Jesús con su Iglesia.

El Bautismo es un Sacramento muy antiguo. En el Ganges se hizo bautizar RAMA. Cuando Rama fue bautizado por su Gurú, recibió instrucción previa sobre los Misterios del Sexo; una vez que los hubo comprendido, se le bautizó; antes, no tenía caso.

Así, pues, el Bautismo es muy anterior al Cristianismo, ha pertenecido a todas las Religiones confesionales del pasado, a todas las Culturas herméticas y arcaicas...

Por todos estos motivos, nosotros vamos a establecer, en nuestros R. Gnósticos, el día de Epifanía. Quedará en la L., porque es profundamente Alquimista. EPIFANÍA es la ASCENSIÓN DEL CHRESTOS CÓSMICO en nosotros; por eso es formidable Epifanía. Mas no podría el Chrestos ascender en nosotros, si realmente no cumpliéramos con los Sacramentos del Bautismo y del Matrimonio Gnóstico. [...]

Todos nosotros, en realidad de verdad, estamos llenos de múltiples “elementos indeseables”, que cargamos lamentablemente en nuestra Psiquis. Somos espantosamente débiles; por eso es que se necesita forzosamente, de la ASISTENCIA CRÍSTICA. [...]

La CARNE del Cristo es el MERCURIO de los Sabios y la SANGRE, repito, es el VINO, el AZUFRE.

La Sangre del Cordero Inmolado que borra los pecados del mundo, es el Fuego, es el Azufre que arde dentro de las entrañas de la Tierra...

Cuando nosotros golpeamos una roca con un eslabón, salta el Fuego, es decir, el Azufre...

El Cristo está crucificado en el mundo desde el amanecer de la vida; él es el Fuego...

A nosotros nos interesa particularmente la llama de la llama, lo oculto de lo oculto, la Signatura Astral del Fuego, el Fuego del Fuego; ese Fuego místico que las Vestales de la antigua Roma cultivaban, ese Fuego místico que veneraran los Parsis en la tierra de Zaratustra, ese Fuego al cual se le rindió culto aquí, en nuestra querida tierra mexicana; es precisamente el Cristo Cósmico, es el Azufre de los Sabios, INRI...

Así, mis queridos hermanos, hay que comprender el misterio grandioso de la Transubstanciación...

Hay Transubstanciación también en el Exiohehai, es decir, en el Esperma Sagrado. Cuando éste se transmuta en el Alma Metálica del mismo, en el Mercurio de los Sabios, hay Transubstanciación...

Existe Transubstanciación en el Fuego. El Fuego, el Azufre, debe ser liberado de sus prisiones; él pasa por múltiples transubstanciaciones para mezclarse con el Mercurio y con la Sal, y subir victorioso por la espina dorsal hasta la cabeza, y de ahí al corazón.

Así que, vean ustedes que la U. G. es un Misterio de Alquimia, y así hay que saberlo entender...

Queridos hermanos gnósticos, os ruego comprensión. El Amor debe reinar dentro de la Liturgia y en todas partes; mas para que reine, se necesita eliminar, de nuestra naturaleza psicológica, el MERCURIO SECO y el AZUFRE ARSENICADO.

El Mercurio Seco no es otra cosa que esos múltiples agregados psíquicos, viva personificación de nuestros defectos psicológicos, que en nuestro interior cargamos.

El Azufre Arsenicado es el Fuego Venenoso, libidinoso, el fuego que resulta del abominable Órgano Kundartiguador, el Fuego Infernal que se encuentra en los bajos Infiernos Atómicos del hombre.

En tanto no eliminemos de nuestra Naturaleza todo ese Mercurio Seco y ese Azufre Arsenicado, será imposible que surja en los corazones, eso que se llama AMOR...

Desafortunadamente, son muchos los Iniciados que no se preocupan por la eliminación del Mercurio Seco ni del Azufre Arsenicado, y esto es grave, porque en realidad de verdad se estancan, no realizan progreso interior alguno.

Queridos hermanos gnósticos, me llueve correspondencia de todos los países del mundo... Desgraciadamente, casi nadie me habla, a mí, de la DISOLUCIÓN DEL EGO...

Todos aquéllos que me escriben, todos aquéllos que escriben a la Sede Patriarcal, piden que se les cure, piden poderes, piden dinero, piden posiciones sociales, ya dentro del Movimiento, ya fuera del Movimiento; mas nadie me pide explicaciones sobre la desintegración del Mercurio Seco, ni tampoco del Azufre Arsenicado. Esto es lamentable, porque al paso que vamos, lo único que vamos a conseguir, en realidad de verdad, en los países de Centro América y Sur América, es una buena cosecha de HANASMUSSEN con doble Centro de Gravedad.

Recibir las Iniciaciones que tanto se codician, no significa Liberación. Alguien podría recibir todas las OCHO INICIACIONES DEL FUEGO, mas si no calificare tales Iniciaciones, de nada le servirían; y con todas sus Iniciaciones, y hasta con sus Cuerpos Existenciales Superiores del Ser ya fabricados, involucionaría dentro del Reino Mineral Sumergido, hasta reducirse a polvareda cósmica.

Un Hanasmussen tiene doble Centro de Gravedad, ya lo sabemos; porque el Ser, vestido con los Cuerpos Existenciales Superiores, forma una Personalidad Divinal, y el Ego fortificado, forma otra Personalidad. Un Hanasmussen tiene, pues, dos Personalidades internas: una Angélica, otra Diabólica...

Así, mis queridos hermanos, de nada sirve estar codiciando Iniciaciones, Grados, Poderes, etc. Hay que pensar en la Cristificación, y ésta solamente es posible eliminando, de nuestra naturaleza psicológica, los agregados psíquicos.

Les hemos entregado “Psicología Revolucionaria”. Deben estudiar esa obra profundamente, y sobre todo vivirla. De nada serviría que la estudiaran si no la vivieran. Les hemos entregado también “La Gran Rebelión” para que la estudien y la vivan, y les hemos entregado “El Misterio del Aureo Florecer”, que combinado con estos dos libros ya citados, forman un triángulo especial. Con esos tres libros, uno puede desintegrar el Ego, a condición de practicar lo que en ellos se enseña.

Así, mis caros hermanos, se hace necesario MORIR PARA SER. Con dolor profundo, pues, estoy viendo que los hermanos no quieren morir, y así como se encuentran, todos los aquí presentes van muy mal, porque están muy vivos. Solamente podría el Cristo resucitar en ustedes, si lograran la Muerte radical del Ego, del mí mismo, del sí mismo.

Así como están, son tan sólo máquinas al servicio de diversos agregados psíquicos, máquinas indispensables para la economía de la Naturaleza. Cada máquina humana capta determinados tipos y subtipos de Energía Cósmica, y luego las transforma y retransmite a las capas anteriores de la Tierra. Sirve, pues, a la economía de la Naturaleza; la Naturaleza necesita de esas fuerzas que nosotros transformamos inconscientemente.

Cuando alguien intenta trabajar en la Novena Esfera, para crear los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser, la Naturaleza entera moviliza sus poderes, con el propósito de que el neófito se desvíe. Es obvio que al empezar nosotros a trabajar en la Forja de los Cíclopes, atentamos de hecho contra la economía de la Naturaleza y ella no puede tolerar que nosotros nos escapemos de sus garras. Ella tiene poderes formidables, establecidos en nuestro propio cuerpo, precisamente, para combatir nuestra arrogancia. [...]

Como les dije, el Señor, el Chrestos, no es un individuo humano o divino. Él está más allá de la Personalidad, del Yo y de la Individualidad. No es tampoco un personaje histórico, como suponen las gentes de todas las religiones y sectas neocristianas, no; es una Fuerza Eléctrica, una Fuerza Magnética, un Poder que se encuentra latente en todo ion, en todo electrón, en todo protón del Universo...

El Chrestos puede expresarse a través de cualquier hombre que esté debidamente preparado. Así que, hermanos, nosotros debemos trabajar intensivamente, MORIR EN SÍ MISMOS, a fin de que, un día, se exprese en nosotros el Chrestos.

Necesitamos nosotros cristalizar, en nuestra naturaleza, al Mercurio de los Sabios, es decir, al ESPÍRITU SANTO, y esto es posible mediante el trabajo en la Forja de los Cíclopes.

Necesitamos cristalizar en nosotros al CHRISTUS CÓSMICO, al OSIRIS-RA, a VISHNU, y esto es posible negándonos a sí mismos, desintegrando el Ego, aniquilándolo radicalmente.

Necesitamos cristalizar en nosotros a BRAHMA, es decir, al PADRE que está en secreto, y se hace posible esto aprendiendo a obedecer al Padre, tanto en los Mundos Superiores como en el Mundo Físico...

La Gnosis es altamente científica, profundamente filosófica, extraordinariamente artística y maravillosamente mística. Lo que nosotros enseñamos puede ser demostrado científicamente, filosóficamente, artísticamente, etc.

Así que, hay que poner atención a estos vastos y profundos estudios. [...] Revelaciones Gnósticas sobre el Bautismo