• Inicio
  • La Pistis Sophia Develada 2do Libro
  • Capítulo 79

Capítulo 79

Y el Primer Misterio continuó nuevamente y dijo a sus discípulos: "Y sucedió entonces, cuando Pistis Sophía había acabado de decir las palabras de este canto, que ella miró hacia atrás para ver si Adamas y sus regidores se habían regresado para irse a su aeón. Y los vio y la persiguieron. Ella entonces se volvió hacia ellos y les dijo:

La Luz del Señor Interior Profundo puede liberar al iniciado de sus perseguidores.

Sophía se dirigió a Adamas y sus regidores.

1. ¿Por qué me persiguen y dicen: Yo no debería tener ayuda y la Luz no debería liberarme de ustedes?

2. Ahora, por lo tanto, mi defensor es una luz fuerte; pero debe padecer mucho tiempo hasta que me diga: Yo vendré a ayudarte. Y no traerá su ira contra tí siempre. Pero éste es el momento del que él me ha hablado.

3. Ahora por lo tanto, si ustedes no se regresan y dejan de perseguirme, la Luz aprestará su fuerza, y estará lista en todo su poderío.

4. Y su poder se ha alistado a sí mismo, así que puede quitarles las luces que hay en ustedes y sumergirlos en la obscuridad; y su poder ha preparado esto para que pase, así que él puede tomar vuestros poderes y enviarlos al suelo."

Y cuando Pistis Sophía dijo esto, lanzó una mirada a la región de Adamas y vio la tenebrosa y caótica región que él había hecho y vio también las dos excesivamente violentas emanaciones que Adamas había emanado, para que ellas pudieran capturar a Pistis Sophía y lanzarla al caos que él había hecho, y restringirla y acosarla en esa región, hasta que ellas le quitaran toda su luz. Y sucedió que cuando Pistis Sophía vio estas dos tenebrosas emanaciones y la tenebrosa región que Adamas había hecho, que tuvo miedo y le gritó a la luz:

Adamas, la Ley, puede cobrar y hacer sufrir a los Iniciados, pero el Cristo Intimo auxilia al Alma que quiere escaparse del Universo de la relatividad.

Sophía nuevamente canta a la Luz.

1. Oh! Luz, Adamas, el hacedor de violencia está iracundo; él ha hecho una tenebrosa emanación.

2. Y él también ha emanado otro caos, tenebroso y caótico y lo tiene presto.

3. Ahora por lo tanto, Oh! Luz, del caos que él ha hecho, para lanzarme allí abajo y quitarme mi luz - poder, quita en tal caso su luz propia.

4. Y el plan que él ha ideado, para quitarme mi luz, ellos han de quitarle la de él; y la injusticia de la que él había hablado, de quitarme mis luces, quítale entonces toda la de él."

Estas fueron las palabras que Pistis Sophía pronunció en su canto. Ahora y por lo tanto, aquél que esté tranquilo en espíritu, que se adelante y dé la solución de las palabras que Pistis Sophía dijo en su canto."

El mal cae sobre la cabeza de quienes han hecho mal.