• Inicio
  • La Pistis Sophia Develada 3er Libro
  • Capítulo 114

Capítulo 114

Aconteció entonces cuando Jesús oyó a María decir estas palabras, que dijo: "Bien dicho María, bendita y espiritual. Estas son las soluciones a las palabras que he hablado."

María contestó diciendo: "Aún mi Señor deseo preguntarte algo porque de ahora en adelante habré de hacerlo con seguridad sobre todas las cosas. Así pues mi Señor, ten paciencia con nosotros y revélanos todas las cosas que te preguntemos por la gracia en que mis hermanos habrán de proclamarlo a toda la humanidad."

Y cuando ella dijo esto al Salvador, éste le contestó con gran compasión diciéndole: "Amén, amén os digo: No solo revelaré todas las cosas sobre las que me preguntéis sino de ahora en adelante os revelaré otras cosas sobre las que no habéis pensado en preguntarme, las cuales no han penetrado al corazón del hombre y que también todos los dioses que están debajo del hombre no conocen. Así pues María, pregunta lo que desees preguntar que os lo revelaré frente a frente sin similitudes."