• Inicio
  • La Pistis Sophia Develada 4to Libro
  • Capítulo 133

Capítulo 133

Y María respondió diciendo: "Entonces a todos los hombres que pueblan la faz de la Tierra, ¿habrá de sucederles lo que está señalado por los arcontes del Destino, sea esto bueno o malo, de pecado, de vida o de muerte?

 

No hay salvación del Destino.

Y el Salvador respondió diciéndole a María: "Amén os digo: Todo lo que está señalado por el Destino para cada uno, le sucede, ya sea esto bueno o malo."

De las llaves de los misterios.

"Por esta causa he traído las llaves de los misterios del Reino de los cielos, de otra manera nadie podría ser salvo. Porque sin los misterios ninguno entraría en el Reino de la Luz aunque fuera justo o pecador."

"Así pues, por esta causa he traído al mundo las llaves de los misterios, para poder liberar a los pecadores que han tenido fe en mí y me han escuchado, y liberarlos de los lazos y de los sellos de los aeones de los arcontes y atarlos a los sellos y las vestiduras y las órdenes de la Luz, para que aquél que yo libere en el mundo sea liberado en las alturas y para que aquél que yo vincule en el mundo a los sellos y a las vestiduras y a las órdenes de la Luz, sean enlazados en la Tierra de la Luz a las órdenes de las Herencias de la Luz."

"Para bien de los pecadores, me he separado en esta hora y les he traído los misterios para liberarlos de los aeones de los arcontes y vincularlos a las Herencias de la Luz. Y no solamente los pecadores sino también los justos con el fin de que conozcan los misterios y puedan ser llevados a la Luz, ya que sin los misterios no podrían ser conducidos a la Luz."

 

Los misterios son para todos los hombres.

"Por esta causa no los he ocultado sino que los he pregonado claramente y en voz alta, y no he separado a los pecadores solamente sino que he pregonado en voz alta para todos, a justos y pecadores diciéndoles: "El que busca encuentra, tocad y se os abrirá; porque el que busca la verdad la encontrará y alk que toca se le abrirá." Porque yo he dicho a todos los hombres. "Buscad los misterios del Reino de la Luz que os purificarán, os perfeccionarán y os conducirán hacia la Luz."

 

Una profecía de Juan El Bautista.

"Por esta razón Juan, el Bautista, profetizó refiriéndose a mí diciendo: "Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento, mas el que viene tras de mí, más poderoso que yo. Su aventador en su mano está y aventará su era; y allegará su trigo en el alfolí y quemará la paja en fuego que nunca se apagará." El poder de Juan profetizó refiriéndose a mí sabiendo que yo traería los misterios al mundo para purificar los pecados de los pecadores que tengan fe en mí y que me escuchan y comvertirlos en luz purificada y conducirlos hacia la Luz."