EL ELIXIR DE LARGA VIDA

El maestro Zanoni, recibió su Iniciación Caldea en edades remotísimas, y se conservó joven durante miles de años. Megnour, compañero de Zanoni vivió también edades enteras. Estos maestros eran invencibles, y la muerte no podía contra ellos, fueron los ciudadanos de una antigua nación ya desaparecida (La Caldea). ¿Dónde estaba su secreto? ¿Cuál su poder? Al llegar al presente capítulo de esta obra, muchos cirujanos, analfabetas de la medicina oculta, mirarán con desprecio y con ademanes compasivos se mofarán del "Elíxir de Larga Vida" considerando insensatas estas enseñanzas, que para ellos son un imposible. Los rosacruces desequilibrados y los místicos enfermizos del espiritismo no han comprendido jamás ni quieren admitir que el "Elíxir de Larga Vida", "la piedra filosofal", y "la clave del movimiento perpetuo", se encuentran dentro de los testículos del macho y dentro del útero de la hembra.

Ya hemos dicho y no nos cansaremos de repetirlo, que la Iniciación es la misma vida, Intensamente vivida y que la redención del hombre reside exclusivamente en el acto sexual.

Cuando circuló nuestra obra «El Matrimonio Perfecto», tal como ya lo habíamos previsto, surgieron innumerables críticos que nos calificaron de pornográficos, por haber hablado con un lenguaje sencillo al alcance de toda comprensión y por haber dado la clave de la magia sexual, nosotros sin embargo, sabemos que "para el puro todo es puro y para el impuro todo es impuro". Esos tales, dechados de sabiduría, místicos enfermizos, a través de sus elucubraciones morbosas que se creen súper-trascendidos, nos calificaron de materialistas.

Tales sujetos, ignoran totalmente que nada puede existir, ni aun Dios, sin el auxilio de la materia.

Algunos viejos decrépitos y desgastados por el coito pasional y beatas sexuales insatisfechas, arrojaron horrorizados el libro, calificándolo de escandaloso y pornográfico; es que la humanidad no ama el bien sino al mal. "Hubo místicos alucinados que abogaron por la castidad absurda que predican y que no practican algunas sectas religiosas, no sabiendo que la naturaleza misma se revela contra esa nefasta abstención, por ello vienen las poluciones nocturnas, la descalcificación general por la uretra y como consecuencia la enfermedad, es que la naturaleza es sabia en sus designios; los hombres se hicieron para las mujeres y las mujeres se hicieron para los hombres. Lo que tenemos es que aprender a gozar la mujer sin perjudicamos, para ello, la magia sexual".

"Durante los trances amorosos, el gnóstico refrena el acto sexual y entonces el semen se transmuta en energía atómica y sube por ciertos canales espermáticos a la cabeza y el hombre se convierte en un Dios". Esto no lo entienden, no lo pueden entender, ni se lo explican los pseudo apóstoles de la medicina moderna, simplemente porque ellos no conocen la anatomía de los siete cuerpos del hombre, ni la química oculta, ni la ultra-biología de los organismos interiores del hombre, que son la base fundamental de la vida hormonal y de las glándulas endocrinas.

Los hindúes llaman a los canales espermáticos por donde sube internamente la energía sexual a la cabeza, canales de "ida y Pingalá". Estos son los cordones nerviosos que se relacionan con el vago y el simpático, se enroscan en la columna espinal en la forma simbólica conque lo representa el Caduceo de Mercurio.

"El organismo humano, tiene canales para la salida del semen y también posee canales espermáticos por donde el semen convertido en energía sube desde la bolsa seminal hasta la cabeza, porque la masa se transforma siempre en energía, como ya lo probó el gran sabio Einstein, y a este proceso es lo que nosotros llamamos "transmutación". En épocas antiquísimas el hombre usaba los canales espermáticos de subida y actualmente los médicos de los indios de la Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia, usan esos canales desde tiempo antiquísimo, por ello llegan hasta edad muy avanzada, manteniendo lúcido su entendimiento, con sus cabellos negros, su dentadura intacta y con frecuencia se ve en ellos hijos de octogenarios y centenarios, mientras que en nuestra actual civilización el hombre a los sesenta años de edad es un decrépito". Existen miles de pruebas para poner al hombre civilizado y científico a pensar sobre este particular. Por ejemplo en un niño donde todavía no se ha recogido su fuerza sexual en sus gónadas, esta fuerza está latente en todo su organismo, y por ello si el niño se corta, sana más rápidamente que un adulto, porque este desde la pubertad ya está desperdiciando sus fuerzas sexuales, además que no sabe manejarlas como en el caso del niño. Gran error cometen los Jóvenes y sus padres cuando permiten que sus hijos derrochen la fuerza sexual en placeres y displicencias, hay que enseñarles que en esa gran fuerza reside el principio vital, es verdad que como dice la ciencia oficial, es una función biológica, pero el Decálogo nos enseña con el sexto mandamiento que no debemos desperdiciar esa fuerza porque ella solo cumple la función creadora o de crear, así que la libertad que los padres dan a sus hijos para que cumplan libremente sus funciones biológicas no deja de ser un crimen que se comete con la juventud.

La magia sexual tiene las siguientes ventajas:

1º Marido y mujer permanecen de por vida amándose con mayor intensidad que si fuesen novios.

2º No llena a los esposos de hijos.

3º La mujer rejuvenece, se vuelve cada día más bella y atractiva porque gracias a su marido diariamente se carga de poderosas fuerzas.

4º El hombre de edad rejuvenece y no envejece jamás porque se está dando vida con su fuerza creadora y la suerte y felicidad lo rodean por todas partes.

5º Se les despierta a ambos el sentido de la clarividencia y entonces el velo de los mundos invisibles se descorre ante su vista.

6º El fuego sagrado del Espíritu Santo los ilumina internamente.

7º Se unen con su Íntimo (Dios interno) y se convierten en reyes de la creación, con poderes sobre los cuatro elementos de la naturaleza: Tierra, Agua, Aire y Fuego.

8º Adquieren el elíxir de larga vida que reside en el Kundalini.

9º La muerte ya no será más. Todo esto a pesar de las bravuconadas de nuestros mediquillos que consagra la universidad materialista".

Cuando entro en circulación nuestro libro «El Matrimonio perfecto» miles de magos negros se lanzaron iracundos con piedras en las manos contra nosotros muy a pesar de que ese libro enseña el bien y enseña al hombre a ser casto y puro.

Israel Rojas R. Mi discípulo traidor, no pudo resistir el colapso de la ira cuando constató que habíamos publicado en nuestra obra las enseñanzas secretas que el Maestro Huiracocha trajo a Colombia para bien nuestro y dio motivo para que el señor Rojas quemara el libro, porque él quería que jamás la pobre humanidad doliente conociera los misterios del sexo: Él solo enseñaba esta ciencia secreta a sus discípulos mas adictos, en cambio en sus muchísimas obras que le dieron pingues utilidades nada concreto enseñó a sus lectores. Al señor Rojas le confiaron los Maestros de la Venerable Logia Blanca una misión que no supo cumplir, llenándole su sabiduría de orgullo y vanidad, traicionando a su antiguo maestro Aun Weor. El hecho de que algunos elementos hagan mal uso de estas enseñanzas no puede privar a la humanidad de este conocimiento porque la humanidad ya está madura para recibirla, señor Rojas.

Por el hecho de que algunos discípulos del señor Rojas hayan hecho mal uso de la magia sexual, por este motivo no se va a privar de este conocimiento a la humanidad porque mas daño le hace a la humanidad su vida fornicaria y pasional, mientras la humanidad sea fornicaria no tendrá la luz.

Ni entráis al paraíso ni dejáis entrar a los demás. Yo desenmascarare a los traidores y desconcertaré a los tiranos ante el veredicto de la conciencia publica. Yo romperé todas las cadenas del mundo.

Yo, Aun Weor, el poderoso hierofante de los misterios egipcios iniciaré la era de Acuario, aunque tenga que convertir la tierra entera en un gigantesco cementerio. No me atemoriza la sonrisa sutil de Sócrates, ni tampoco me desconcierta la carcajada estruendosa de Aristófanes.

El cielo se toma por asalto, porque el cielo es de los valientes.

El gnóstico envuelto, en la coraza de acero del carácter, empuña la espada de la voluntad y como un guerrero terrible se lanza a la batalla a tomarse el cielo por asalto.

Los gnósticos somos los hombres de las grandes tempestades y entre el estampido del trueno, solo entendemos en lenguaje de majestades.

Cuando ya el guerrero se acerca a la iniciación, puede entonces reírse de la muerte, con una carcajada que puede estremecer todas las cavernas de la tierra. Entonces sí tiene derecho al elíxir de larga vida, que es oro potable, vidrio líquido, flexible, maleable. Pide a los señores del Karma, más años de vida para pagar sus deudas, y así se cumple la muerte y resurrección en la presente encamación, se une con el Íntimo y luego, pagado el Karma, convoca a los señores del Karma para declararles que ha resuelto quedarse en el mundo a trabajar por la humanidad y que en consecuencia sigue con su cuerpo físico hasta la consumación de los siglos.

Los maestros Kout Humi, Moría, San Germán, etc., tienen cuerpos físicos que datan de miles de años atrás, todos ellos tienen edades Incalculables. ¿Qué haría un Maestro de Misterios Mayores cambiando de cuerpo constantemente? El fundador del Colegió de Iniciados es el Maha-Gurú, permanecerá con nosotros hasta que el último iniciado haya llegado a su estatura.

El autor de "Dioses Atómicos", nos dice que en el Egipto hay dos maestros de edades realmente indescifrables: uno de ellos lo mencionan antiquísimas escrituras religiosas. El Maestro conserva su cuerpo durante millones de años porque posee el elíxir de larga vida, y este reside en el Kundalini. El Maestro vive engendrando su cuerpo diariamente por medio del Kundalini. Las células de un Maestro no se marchitan, porque el fuego del Kundalini no las deja marchitar. El Kundalini es pues el elixir de larga vida. Este fuego es el oro potable de los antiguos alquimistas, este es el árbol de la vida del cual nos habla el Génesis en el siguiente versículo:

"Y había Jehová Dios hecho nacer de la tierra, todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer, también el árbol de la vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal" (Génesis Cap. 2º Versículo 9).

El árbol de la vida es el Kundalini y el árbol de la ciencia del bien y del mal, es el semen. Ambos árboles son del huerto de Dios.

"Y salía del Edén un río para regar el huerto y de allí se repartía en cuatro ramales".

"El nombre de uno era Pisón: este es el que cerca toda la tierra de Havilah, donde hay oro".

"Y el oro de aquella tierra es bueno: hay allí también bedelio y piedra cornerina".

La tierra de Havilah, es nuestro propio cuerpo, y el oro de esta tierra, son los átomos solares de nuestro sistema seminal, es decir, el oro potable del semen.

"El segundo río es Gihón: este es el que rodea toda la tierra de Etiopía". Este segundo río es el líquido céfalo-raquídeo, que es el otro polo de nuestro sistema seminal, con el cual rodeamos toda nuestra tierra de Etiopía, es decir nuestra cabeza y garganta, pues con el líquido céfalo-raquídeo formamos, cerebro y garganta.

"Y el nombre del tercer río es Hiddekel: Este es el que va delante de Asiría, y el cuarto Río es el Eufrates" (Génesis Cáp. 2 Versículos 11, 12, 13 y 14).

El río que va delante de Asiría, y el Eufrates son los dos polos de la fuerza seminal de la mujer. La mujer está delante de nosotros porque es la puerta del Paraíso, y la puerta siempre está delante.

El Edén es el mismo sexo y el árbol de la vida está en el mismo Edén El gran Hierofante, Eliphas Levi, dijo que el gran arcano era el árbol de la vida, bañado por los cuatro ríos del Edén. Pero entonces temeroso dice en un momento de arrebato: "Temo haber dicho demasiado".

Este es el terrible secreto, indecible que jamás ningún iniciado habla osado divulgar. Este es el terrible secreto del "Gran Arcano".

Estos cuatro ríos del Edén son las fuerzas sexuales del hombre y de la mujer. El Árbol de la Vida, está en medio de los cuatro ríos del Edén.

Si el hombre con todos sus vicios y pasiones hubiera podido comer del Árbol de la Vida, entonces todavía tendríamos a Nerón vivo y los grandes tiranos no hubieran dejado un solo instante de luz a la humanidad. Aun viviría Calígula, y los 12 Césares de Roma, todavía estarían sentados sobre sus tronos, pero afortunadamente Jehová supo guardar el árbol de la vida.

"Echó fuera al hombre, y puso al oriente del huerto del Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía a todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida" (Génesis. Cáp. 3 Vers. 24).

Enciende tus nueve lámparas místicas, ¡oh Chela!

¡Óyeme! Hay en el fondo de tu alma un Maestro que permanece en acecho místico, aguardando la hora de ser realizado.

Escúchame, amado discípulo, ese Maestro es tu "Íntimo" y tu eres el alma del Maestro.

El Íntimo se hace Maestro con los frutos de las experiencias milenarias a través de las innumerables reencarnaciones.

No olvides, amado discípulo, que tú eres un alma y que tu cuerpo es tu vestido.

Escúchame amado discípulo: ¿Cuándo un vestido se te daña, qué lo haces? Lo arrojas de ti, porque ya no te sirve, y ello no me lo puedes negar. Ahora bien, y si tu deseas reponer tu vestido ¿A dónde vas? Tú me contestarás que vas a la sastrería, para que el sastre te confeccione otro vestido. Pues, bien, querido discípulo, ya te dije que tú eres un alma y que tu cuerpo es tu vestido. Tu vestido de carne fue bien hecho a tu medida, y lo hicieron dos obreros: tu padre y tu madre. Cuándo ese vestido se te dañe, ¿Qué lo haces? Lo arrojas de ti, y si quieres reponerlo tienes que buscar un nuevo par de obreros que sean varón y hembra para que te hagan otro vestido de carne bien hecho y a tu medida. Tú me dirás que ¿Cómo? Y yo te pregunto: ¿Cómo te hicieron el vestido de carne que tienes? En la misma forma te harán los nuevos sastres otro vestido de carne. ¿Por qué se te hace raro? ¿Cuando tú te quitas un vestido de paño y te pones otro dejas de ser el señor X. X. y te olvidas de tus negocios y de tus cuentas? Claro que no: sea con un vestido de paño o con uno de dril tú siempre pagas tus cuentas. Lo mismo sucede cuando tú, que eres un alma, te revistes con un vestido de carne. Tú pagas tus cuentas viejas y las pagas porque no queda mas remedio. Esas cuentas son tus malas acciones.

Escúchame amado lector: son millones los vestidos de carne que tú te has quitado desde el principio del mundo. Si tú no te acuerdas de eso, otros si se acuerdan, y llegará el día en que tú podrás recordar tus millonadas de muertes y nacimientos desde la constitución del mundo.

No olvides que Adán no es un solo individuo, ni Eva una sola mujer, Adán son los millones de hombres de la Lemuria, y Eva las millonadas de mujeres de la Lemuria.

Las almas que hoy en día veis vestidas con carne y hueso son las mismas de la Lemuria, que en ese entonces estaban vestidas con otros vestidos de carne y hueso.

Los cuatro tronos en el amanecer de la vida emanaron de su propia vida millones de cuerpos humanos en estado de embriones. Esos cuerpos humanos se desarrollaron a través de las edades y ahora son nuestros maravillosos vestidos, hechos del limo de la tierra.

Todo esto lo explica la Biblia. Pero para estudiar la Biblia se necesita haber estudiado ocultismo, porque la Biblia es un libro de ocultismo y no se puede leer a la letra muerta como quien lee un periódico. La Biblia es el libro de los gnósticos y sólo siendo gnóstico se la puede entender.

Entremos ahora en el problema de la vida y de la muerte.

Óyeme, lector: cada vez que te pones un nuevo vestido de carne, sois un poquito menos bellaco, un poquito menos asesino, un poquito menos envidioso, porque es muy cierto que en la vida se aprende a garrotazos y realmente a fuerza de sufrir se va perfeccionando el alma: el potro cerrero se amansa a latigazos, y llega el día en que el alma se fusiona con el Íntimo y se convierte en ángel. Esto se realiza naciendo y muriendo millones de veces pero es también muy cierto que en una sola vida bien aprovechada se puede llegar a la unión con el Íntimo.

También es muy cierto que nos podemos conservar jóvenes y no morir por medio del elíxir de larga vida.

Megnour vivió siete veces siete siglos con su cuerpo de carne y hueso. Zanoni también vivió millones de años, siempre Joven. El conde San Germán vive actualmente en el Tibet con el mismo cuerpo que tuvo durante los siglos XVII, XVIII y parte del XIX en Europa.

Nosotros los gnósticos, nos reímos de la muerte. Nosotros tenemos el secreto para burlarnos de la muda calavera, y como ya dijimos en el primer capítulo, "con la espada de Democles haremos huir a la inoportuna huésped".

Nos sentimos omnipotentes y con un gesto de rebeldía soberana desafiamos a la ciencia. Médicos estultos, biólogos ignorantes, físicos pedantes, ¿Dónde está vuestra sabiduría?

La muerte barre con todos, ricos y pobres, creyentes y descreídos. A todos los vence la muerte menos a nosotros los gnósticos. Nosotros, los gnósticos, nos reímos de la muerte y la ponemos a nuestros pies, porque somos omnipotentes.

Enciende tus nueve místicas lámparas, ¡oh! Lanú (discípulo). Recuerda que cada una de las nueve iniciaciones de misterios menores tiene una nota musical y un instrumento que la produce.

Tres son las condiciones que se necesitan para adquirir el elíxir de larga vida: magia sexual, santidad perfecta y saber viajar conscientemente en cuerpo astral.

Muchos pueden empezar viajando con su propio cuerpo físico por entre el astral, porque esto es más fácil. Más tarde se ponen prácticos en el uso y manejo del astral.

Otros van adquiriendo la santidad poco a poco: para el efecto, lo mejor es hacer una suma de los defectos propios y luego ir acabando en sucesivo orden con cada defecto, dedicando dos meses a cada uno.

El que intente acabar con varios defectos a la vez, se parece al cazador que quiere cazar diez liebres al mismo tiempo. Entonces no caza ninguna.

Ahora, en cuanto a la magia sexual, hay que ir acostumbrando el organismo poco a poco. Hay individuos tan brutales, que podría hasta amputárseles una pierna durante el acto sexual sin que sintieran ni el más leve dolor: esas son bestias humanas.

Al principio la pareja podrá practicar de pies. El hombre hará un masaje a su mujer desde el coxis hacia arriba con los tres dedos, índice, medio y pulgar, y con la intención de despertarle el Kundalini a su mujer, y ésta a su vez hará lo mismo a su marido con la intención de despertarle el Kundalini. La mente hay que concentrarla en la médula y no en los órganos sexuales. Los días serán jueves y viernes en la aurora para los principiantes. Al principio no habrá conexión sexual. Más tarde ya el hombre podrá introducir el Pene entre la vagina y retirarlo a tiempo para evitar la eyaculación seminal.

Hombre y mujer deberán besarse y acariciarse mutuamente durante esta práctica pronunciando el Mantram I A O, así: Iiiiiii Aaaaaaa Ooooooo siete o más veces una letra por cada aspiración de aire.

Cuando ya se sientan fuertes dolores en el coxis, es señal de que el Kundalini ha despertado, él irá subiendo por el canal de la columna espinal, cañón por cañón, según nuestros méritos morales.

El despertar del Kundalini es celebrado en el salón de los niños con una gran fiesta. En el progreso, desarrollo y evolución del Kundalini, la ética es el factor decisivo.

Hay necesidad de que el discípulo se adiestre en el astral y asista al "Pretor" de la Santa Iglesia Gnóstica los viernes y domingos en la aurora. Los demás días puede el discípulo recibir sabiduría en el salón de instrucción esotérica del templo.

En el pórtico de la Santa Iglesia Gnóstica hay algunos guardianes que sólo permiten el paso a los discípulos con la condición de que la conducta de éstos haya sido recta durante el día, y tienen estos guardianes ciertas balanzas para pesar las buenas y malas acciones del discípulo durante el día. Hay también en la Iglesia Gnóstica un lente para examinar los colores del discípulo.

Cuando el discípulo no lleva todos sus colores completos no puede traer los recuerdos al cuerpo. Esos colores quedan muchas veces entre el cuerpo físico debido a las preocupaciones diarias.

En nuestro cerebro existe un tejido nervioso sumamente fino y que los hombres de ciencia desconocen totalmente. Dicho tejido es el instrumento para traer nuestros "recuerdos" internos, pero cuando se presenta algún daño en dicho tejido, el discípulo no puede traer sus recuerdos al cerebro. Entonces hay que solicitar a los maestros Hermes o Hipócrates o Paracelso, la curación de dichos centros.

Escríbase una carta al Templo de ALDEN solicitando ayuda de cualquiera de los tres maestros mencionados. Dicha carta se satura primero de incienso y luego se quema con fuego, pronunciando los Mantrams "OM TAT SAT OM".

Este acto debe realizarse lleno de fe y estando en posición de rodillas, orando al cielo y rogando ser escuchado.

Ciertamente se quema la parte material de la carta, pero la contraparte astral de ésta va directamente a manos del maestro al cual se haya dirigido la carta. El Maestro lee la contraparte astral de la carta y procede a curar al discípulo.

El Templo de Alden es el templo de la ciencia. Los cuerpos internos también enferman y necesitan de médicos.

Los maestros de la ciencia son ricos en sabiduría y ellos curan los cuerpos internos de los iniciados y de todo el que pida ayuda.

Uno de los inconvenientes más graves para la práctica de magia sexual es la impotencia. El exceso de coito trae entre otras cosas la impotencia, y ninguno de los remedios inventados por los médicos alópatas ha dado resultado, pero la práctica de magia sexual diaria cura la impotencia.

Ahora voy a dar dos fórmulas para que se curen los que sufran de esa terrible enfermedad, siempre y cuando no haya ninguna lesión en el miembro viril.

Muy pocos son los seres humanos que se han detenido a meditar sobre el valor trascendental de la planta llamada Sábila.

He visto esa planta colgada de una pared sin aire puro, sin agua y sin luz y sin tierra, y, sin embargo, llena de vida, multiplicando sus hojas y reproduciéndose milagrosamente. ¿De qué vive? ¿De qué se alimenta? Eso es lo que ningún hombre de ciencia se ha detenido a meditar jamás. Ni el señor Israel Rojas que tanto ha escrito y tanto ha hablado sobre Botánica, se le ha ocurrido jamás estudiar este caso. Y es que en realidad dicho señor no es mas que un copista de la obra de Juanzín.

Esa es precisamente la inconveniencia de todos estos pseudo botánicos modernos: no hacen sino copiar lo que otros dicen, pero a nadie se le ocurre investigar por su propia cuenta en el maravilloso laboratorio de la Naturaleza. Los farmaceutas lo único que saben es hacer aguardiente alemán y componer pectorales de sábila. Eso es lo único que hacen con sus famosos cristales de sábila. Es un gran pectoral, pero la trascendental importancia de la sábila ni remotamente la conocen.

La sábila se alimenta directamente de los rayos ultrasensibles del sol, de la sustancia cristónica del sol, los cristales vienen a ser la cristalización de la luz astral del sol. Los cristales son, pues, el semen del sol, y existe un gran parecido entre los cristales de la sábila y el semen humano. La sábila es, pues, una gran panacea para curar la impotencia.

El procedimiento es el siguiente: Échese entre una sartén, olla o caldereta, una panela bien blanca para que se derrita al fuego. La vasija no debe llevar agua. Una vez licuada la panela, échense los cristales de una sábila entera, añádasele unos diez gramos de hierro "Giraud" y bátase bien, todo al fuego, con un molinillo. Luego ya bien batido todo, bájese la vasija del fuego, embotéllese su contenido, añádasele un poquito de benzoato de sodio para que no se fermente, rotúlese y tómese por cucharadas una cada hora. Con esta maravillosa fórmula se cura la impotencia.

En nuestro próximo libro en preparación titulado: «TRATADO DE MEDICINA OCULTA Y MAGIA PRACTICA», daremos la otra fórmula maravillosa para curar la impotencia.

La mujer que quiera despertar el Kundalini tiene que practicar magia sexual con su marido. Ella también deberá vocalizar el I A O y refrenar el acto. También la mujer deberá retirarse del marido antes que le sobrevenga el derrame de semen femenino. Así despierta el Kundalini la mujer en una forma positiva.

La única diferencia con el varón en cuanto al Kundalini se refiere, es que los dos canales espermáticos, IDA y PINGALÁ, están a la inversa del varón. El orden es: el IDA a la derecha y el PINGALÁ a la izquierda en el varón y en la mujer el IDA a la izquierda y el PINGALÁ a la derecha. Estos dos canales espermáticos resuenan con la nota "Fa" de la Naturaleza.

Óyeme, buen lector, cuando ya te sientas debidamente preparado, pide en la Santa Iglesia Gnóstica a los maestros que te sujeten a las pruebas de rigor, y si deseas ayuda especial, invócame a mí, AUN WEOR, y yo te conduciré a través de los nueve portales que te darán el derecho de subir al Gólgota de la Alta Iniciación, con la cruz de madera tosca y pesada que te entregan en la primera iniciación de misterios menores.

Acuérdate, buen discípulo, que esa cruz pesa con el peso de tu propio Karma y no te dejes caer, porque el discípulo que se deja caer tiene que sufrir y luchar muchísimo para recuperar lo perdido.

Óyeme, buen discípulo, el camino es duro y lleno de guijarros y espinas, la pobreza y la infamia se quitarán sus máscaras para herirte en mitad de la jornada. Sudarás sangre y tus pies también sangrarán en mitad de la jornada con los guijarros del camino.

El sendero de la Alta Iniciación es el sendero del Gólgota; un sendero de angustias y lágrimas.

En el silencio de la noche enciende tus candelas, y en el silencio profundo donde velas, acuérdate de tu Dios interior y penetra en su caverna, que él te aguarda allá dentro, muy dentro de ti mismo, aguardando la hora de ser realizado.

Enciende tus candelas, ¡oh Chela! en el silencio profundo de la noche y penetra hondo, muy hondo, en la ciudad sagrada de la serpiente; allá dentro está tu Dios, aguardándote. Enciende el fuego de la noche, cierra tus ojos, retira tu mente de toda clase de preocupaciones mundanales, adormécete un poquito y trata de conversar con tu Dios interior, en misterio, a través de la meditación interior, ¡oh lanú!.

Cuando aprendas a entrar en tu propia caverna a través de la profunda meditación interior, podrás conversar con tu propio Íntimo, oh discípulo.

Enciende el fuego sagrado en la noche profunda donde velas, dejando la densa oscuridad: tu Dios quiere hablarte entre la zarza ardiente del Oreb.

Sensibiliza tus siete iglesias con tu canto, oh discípulo, y no olvides que el verbo abre las siete puertas de las siete iglesias de tu organismo. ¡Canta discípulo, canta!

Efeso corresponde a la nota "do", Esmirna vibra con la nota "re", Pérgamo con la "mi", Tiatira con la "fa", Sardis con la nota "sol", Filadelfia con la nota "la" y Laodicea corresponde al "si" musical.

I Clarividencia, nota "si",

E Oído oculto, nota "sol",

O Corazón, intuición, nota "fa",

U Plexo solar, nota "mi",

A Pulmones, vibra con nota "la".

Una hora diaria de vocalización, cantando estas vocales, despierta todos estos poderes internos.

Israel Rojas en su libro "Logos Sophia" dice que vocalizando la "i" la sangre sube a la cabeza. Con la "e", la sangre va al cuello. Con la "o" va al corazón. Con la "u" va la sangre a los intestinos, y con la "a" va a los pulmones".

Claro que esto es así y en consecuencia se pueden sanar estos órganos cuando están enfermos. Pero ¿Por qué se calla Israel Rojas sobre lo mejor? ¿Por qué le negó a la pobre humanidad doliente el secreto de la vocalización? ¿Por qué no les dijo el secreto de la vocalización oculta para el desarrollo de los poderes internos? ¿Por qué tanto egoísmo para la pobre humanidad doliente?

Israel Rojas no es mas que un egoísta explotador de las enseñanzas ocultas. ¿Cuando dicho señor ha enseñado públicamente el Mantram de la cadena de curación AE-GAE que se pronuncia guturalmente así: AE-GAE? Un millón de juramentos les exige a sus discípulos para entregarles el Mantram AE-GAE, Eso no es espiritualismo ni es nada, eso es egoísmo y explotación vil.

El Mantram AE-GAE y el Mantram PANCLARA que se pronuncia así: PAN-CLARA sirven para curarnos y curar a los demás.

En uno de los rituales rosacruces que el maestro Huiracocha trajo a Colombia, hay una oración mántrica que sirve para la magia sexual y que se debe pronunciar en el momento de estar practicando la conexión de magia sexual con la sacerdotisa. La oración dice así:

ORACIÓN

"Oh Hadit, serpiente alada de luz, se tú el secreto gnóstico de mi ser, el punto céntrico de mi conexión. La sagrada esfera y el azul del cielo son míos: O A O KAKOF NA KONSA" (tres veces).

Estos Mantrams hacen subir nuestra fuerza seminal de las glándulas sexuales a la cabeza.

¿Por que el señor Rojas no ha enseñado nada de esto a sus discípulos? ¿Por que se calla cosas tan importantes para la humanidad? ¿Por que es así de egoísta?

Eso de que el señor Israel Rojas recibió la iniciación de manos del Maestro Zanoni allá en Bogotá, esta bueno como para que lo anote como chiste y se lo venda a Cantinflas para alguna obra cómica.

Los que conocemos personalmente al Maestro Zanoni sabemos muy bien que el Maestro ni remotamente se la ha ocurrido vivir jamás en Bogotá. Todo lo que Israel Rojas conoció en Bogotá fue un antioqueño avispao que le enseño a conocer yerbas, pero ese no era el maestro Zanoni. El Maestro Zanoni desencarnó en la guillotina durante la Revolución Francesa y no ha vuelto a obtener cuerpo físico hasta la fecha.

Israel Rojas cuando habla de (alias) Gómez Campuzano, el antioqueño que se hizo pasar por Zanoni, parece "un clérigo de misa y olla". Que curiosa comicidad la del señor Rojas. En su libro «Logos Sophia», Israel Rojas hace largas y complicadas disertaciones sobre el verbo pero ni remotamente se le ocurre entregar a sus discípulos públicamente la clave oculta del gran verbo universal de vida, y esa clave no es otra que la magia sexual.

Cuando el Kundalini enciende los átomos del lenguaje situados en el sistema seminal, el hombre adquiere el poder de hablar en todos los Idiomas del mundo. Los grandes iluminados de la cadena Atlante hablan todos los idiomas del mundo.

El Kundalini se hace creador en la garganta. El mago puede crear una determinada figura con la mente y materializarla por medio del verbo creador del Kundalini. Así es como crean los ángeles cosas vivientes. Y cuando ya el hombre se une con el Íntimo, al llegar a la alta iniciación, entonces parla el verbo divino de oro en que hablan los dioses y nos elevamos al pleroma de la felicidad eterna: nos convertimos en dioses creadores por medio de la palabra.

Un libro que trate sobre el verbo y que no enseñe magia sexual, es sencillamente un adefesio. Y por ello considero que el libro "Logos Sophia" de Israel Rojas esta bueno únicamente para envolver comino. Quitarle a la palabra los misterios del sexo es el colmo de la locura, porque el sexo es la base misma de la palabra y no se puede llegar a parlar el verbo de oro sin despertar el Kundalini, y éste sólo se despierta practicando magia sexual.

El que se une con el Íntimo se vuelve omnipotente y omnisciente. Sabe mandar y obedecer, jamás se envanece porque ha aprendido a ser sencillo y humilde en el cosmos.

La vista del Maestro penetra en todas las esferas de la naturaleza y, como un soberano del infinito, desata las tempestades, apacigua los huracanes, hace temblar la tierra, y el rayo le sirve de cetro y el fuego de alfombras para sus pies.

Practicando magia sexual conseguiremos el elíxir de larga vida y nos haremos omnipotentes, pero es indispensable aprender primero a obedecer a la jerarquía Blanca para llegar a la omnipotencia.

"Yo soy el Alfa y Omega, principio y fin, el primero y el último. Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para que su potencia sea en el árbol de la vida, y entren por las puertas en la ciudad" (Apocalipsis Cáp. 22 Vers. 13 y 14).

EL CANTAR DE LOS CANTARES

Siento en mis entrañas un fuego atormentador;

es el vino delicioso del amor...

Yo soy la Rosa de Sarón,

y el lirio de los valles,

yo soy el delicioso perfume de la pasión.

Yo vivo entre la copa de los poetas coronados,

yo soy el canto de las Abacales,

yo soy el amor de los cielos estrellados,

yo soy el cantar de los cantares...

La miel de tus labios agita mis entrañas,

y siento que te amo...

Eres el monte de la mirra..

y el collado del incienso...

Eres el fuego del Arcano...

eres la erótica colina...

y la deliciosa sonrisa...

do el amor se ha desnudado...

Ahora alegres del vino inmortal,

encendamos una hoguera y cantemos las Walkirias

con un canto triunfal

de llamas y poesías.

Venga licor, venga luz y música...

Que dancen las parejas sobre la suave alfombra,

Que la Rosa de Sarón brille entre las copas

y que el fuego devore las sombras...

Venga alegría, ensueño y poesía...

Dancemos felices en brazos del amor,

digan lo que digan

gocemos en la deliciosa cámara nupcial,

entre los nardos y las mirras,

y cantemos nuestro himno triunfal

de luz y poesías...

Por AUN WEOR