IMAGINACIÓN INSPIRACIÓN INTUICIÓN

La imaginación es la misma clarividencia; imaginar es ver.

El inventor que imagina su invento, realmente está viéndolo clarividentemente; todo invento existe en los mundos internos antes de aparecer en el mundo físico; Todos los inventos ya existían en los mundos internos, el inventor los imagina y luego los concreta en el mundo físico; El pintor imagina el cuadro que ha de pintar, ese cuadro ya existe en los mundos internos.

Para desarrollar la clarividencia es necesario saber callar; el vidente que cuenta sus visiones no sirve, debe ser expulsado de los santuarios gnósticos por sacrílego. Cuando hacemos girar el chacra frontal las imágenes se reflejan llenas de luz, color y sonido, esa es la clarividencia ejercitada; El clarividente debe saber sufrir, saber callar, saber abstenerse y saber morir.

Inspiración. Cuando aprendemos a interpretar las imágenes simbólicas de los mundos internos, entonces hemos llegado al conocimiento inspirado. Las imágenes internas se interpretan basándonos en la ley de las analogías filosóficas; en la ley de las analogías de los contrarios; en la ley de las correspondencias y de la numerología.

¿Qué se parece a un enemigo?, Un toro furioso. ¿Qué se parece a la lluvia?, Las lágrimas.

Intuición. Cuando sabemos sin necesidad de razonar, cuando vemos una imagen simbólica en los mundos superiores y sabemos instantáneamente su significado, hemos llegado al conocimiento intuitivo; el intuitivo sabe todo sin necesidad de razonar; la nueva era Acuaria es la era de la intuición.

El mantram OM tiene el poder de despertar los chacras frontal y cardíaco, clarividencia e intuición; Meditando en OM llegamos a la iluminación. Imaginación, Inspiración e Intuición son los tres caminos obligatorios de la iniciación. Advertimos que los iluminados que anden contando sus cosas esotéricas a los demás se convierten en profanadores del templo; esa clase de gnósticos deben ser severamente amonestados por los instructores.