• Inicio
  • Tratado de Medicina Oculta y Magia Practica
  • La Magia Elemental 1ra parte
  • Estudio y Ejercicio de la Magia Elemental

B - ESTUDIO Y EJERCICIO DE LA MAGIA ELEMENTAL

MAGIA DEL AJO 

La página 155 de la «Botánica Oculta» (atribuida a Paracelso), trae algunos datos errados sobre el ajo. Los indios Arhuacos conocen la magia elemental del ajo, desde tiempos antiquísimos. La mata del ajo posee varios elementales pequeños, delgados y de túnicas blancas.

Hay que bendecir los ajos antes de cogerlos. Se cogerán cinco cabezas de ajo, cinco hojas de Recruzada y cinco de Carnestolendo, y cada ajo se envolverá entre una hoja de cada uno de estos árboles; Dichas hojas se colocarán en cruz para envolver los ajos, y conforme se van envolviendo esos ajos, se le dicen oraciones de "fe"; luego se envuelven entre una bolsita de color verde, y se lleva prendida al cuello como amuleto o talismán para defenderse de las ondas de mal emitidas por los magos negros.

MAGIA DE LA ALTAMISA 

Esta planta se coge el día Viernes Santo, a las 12 del día.

El mago hará su círculo alrededor de la planta, se arrodillará ante ella, orará pidiéndole al elemental de la planta el servicio deseado, y luego la arrancará de raíz y se la llevará para su casa.

La planta se cogerá con el rostro hacia el oriente, y se colgará en el techo de la casa por las raíces, en forma de que la planta quede con las raíces para arriba y las ramas para abajo. Deberá la planta quedar en la dirección del oriente. El poder de este elemental proporcionará a su dueño lo que él le hubiere pedido.

MAGIA DEL ÁRBOL BORRACHERO 

(DATURA ARBOREA)
(Corneta de ángel, en la costa de Colombia; Higatón en Bolívar; floripondio, en el Perú)

El elemental del borrachero, es todo un mago; es neptuniano, y tiene poderes terribles. Visto clarividentemente, este elemental parece un niño de 12 años de edad, y tiene en sus manos la vara del mago.

Todo árbol de borrachero tiene su correspondiente elemental, el que debe ser utilizado por quienes deseen salir conscientemente en cuerpo astral. Yo utilizaba frecuentemente el elemental de este árbol para enseñar a mis discípulos a salir en cuerpo astral. Digo que utilizaba porque me estoy refiriendo a tiempos antiguos.

MANERA DE PROCEDER

Tomaba una vara del mismo árbol, con la que trazaba alrededor de él, un círculo bien amplio en el suelo; machacaba las flores del árbol y untaba el zumo en el cerebro del discípulo.

El discípulo acostado en su lecho, se adormecía y yo daba órdenes al elemental para que lo sacara fuera del cuerpo físico. Estas órdenes iban acompañadas del Mantram que tiene el borrachero el cual es "KAM", que se pronuncia alargando el sonido de las dos últimas letras, así: KAAAAAAAAAAAAAAMMMMMMMMMM.

Hoy en día, todos nuestros discípulos Gnósticos deben emplear los poderes de este elemental para aprender a salir conscientemente en cuerpo astral, para lo cual se procede, tal como ya lo enseñamos.

Luego ordenen imperiosamente al elemental así: "Cuando yo te llame, concurrirás siempre. Yo necesito que me saques en cuerpo astral, siempre que te lo ordene". Posteriormente, pinchará el discípulo con un alfiler un dedo de su mano y con un cuchillo hará en el árbol una incisión en la cual depositará su sangre, quedando de esta manera formalizado el pacto con el genio del borrachero.

"Escribe con sangre y aprenderás que la sangre es espíritu" (Nietch).

"Este es un fluido muy peculiar" (Goethe).

Luego cortará el discípulo alguno de sus cabellos y los colgará del árbol. Cogerá algunos pétalos de las flores de él, los depositará en una bolsita y los colgará de su cuello como talismán. Desde ese instante el discípulo tiene bajo su servicio a este humilde elemental, que concurrirá siempre a su llamado.

Cuando el discípulo quiera salir en cuerpo astral, adormézcase en su lecho pronunciando el Mantram del árbol y con la mente concentrada en ese genio elemental, llamándolo mentalmente, rogándole que lo saque en cuerpo astral; y en ese estado de transición entre la vigilia y el sueño, el elemental del borrachero lo sacará de su cuerpo físico llevándolo a lugares por él anhelados.

Cada vez que el discípulo pueda, debe visitar el árbol, regarlo con agua, bendecirlo y coger las flores, las que utilizará cuando le plazca; pues como ya lo dijimos antes, éstas se machacan con una piedra, se les extrae el zumo. El cual se aplica en el cerebro para salir en cuerpo astral. Es conveniente advertir que la aplicación del zumo se efectúa a tiempo de acostarse el discípulo, cuando va a entregarse al sueño.

Empero cuando no se tengan las flores a la mano, siempre el discípulo podrá invocar a su servidor elemental para que lo saque en cuerpo astral. También tiene este elemental el poder para hacernos invisibles. Cuando el discípulo quiere hacerse invisible, pronuncia el Mantram del elemental (KAM) de este árbol; llama a su servidor y le ruega que le haga invisible, lo que será un hecho.

En tiempos antiguos, cuando yo quería hacerme invisible, machacaba las flores como ya lo expliqué; me aplicaba el zumo en las coyunturas del cuerpo, rogando al elemental que me hiciera invisible.

Hemos de advertir, no obstante, que lo primero que tiene que hacer el discípulo es "SUPERAR" el cuerpo. En tiempos antiguos el hombre vivía dentro del seno de la MADRE NATURALEZA y entonces todos los poderes de la bendita Diosa Madre del mundo, resonaban potentemente en sus cajas de resonancia y se expresaban a través de todos sus chacras, con esa euforia grandiosa del universo.

Hoy en día, ya el cuerpo humano está completamente desadaptado a la naturaleza y las potentes ondas del universo no pueden expresarse a través de él. Nos toca ajustar el cuerpo nuevamente al seno de la bendita Diosa Madre del mundo. Nos toca limpiar ese maravilloso organismo y preparar el cuerpo para que se convierta nuevamente en una caja de resonancia de la naturaleza.

El discípulo debe de invocar diariamente las siete potencias con el poderoso Mantram "MUERISIRANCA", rogándoles que le preparen el cuerpo para el ejercicio de la magia práctica. También debemos ser tenaces y perseverantes año tras año, invocando diariamente a las siete potencias para que nos preparen el cuerpo. El cuerpo de un mago tiene una tonalidad vibratoria diferente a la de los demás cuerpos de la especie humana.

Por bueno que sea un instrumento musical, si no está debidamente afinado, el artista no podrá ejecutar con éxito sus melodías. Caso similar sucede con el cuerpo humano del mago; éste debe afinar su maravilloso organismo para poder ejecutar con plenitud de éxito sus grandes trabajos de magia práctica.

El zumo de las flores del borrachero, aplicado a las articulaciones del cuerpo, se usa en medicina oculta para adquirir agilidad en los músculos. Las semillas de esta planta solamente la utilizan los malvados para sus fines criminales. Los Gnósticos, únicamente utilizamos el zumo de las flores (pétalos).

Aconsejamos a los discípulos, tener en el patio de sus casas la maravillosa planta del borrachero para sus trabajos de magia práctica, la que además es guardián contra las malas entidades.

MAGIA ELEMENTAL DEL JAYO 
(HOJAS DE COCA)

Y la palabra de Jehová fue a mí diciendo: "¿Qué ves tú, Jeremías? Y dije: Yo veo una vara de almendro". Y díjome Jehová: "Bien has visto; porque yo apresuro mi palabra para ponerla por obra" (Vers. 11 y 12, Cáp. 1; JEREMÍAS).

Al estudiar nosotros estos simbólicos versículos del profeta Jeremías, encontramos que la vara del almendro representa la vara del mago. En su aspecto puramente vegetal, la vara del almendro encubre un secreto vegetal que Jeremías no quiso descubrir a los profanos. Detrás de la vara del almendro, se esconde el " Jayo" ( Coca).

Esta planta maravillosa, sirve para salir en cuerpo astral. El Mantram del Jayo es: "BOYA-BOYA-BOYA". Existe una fórmula secreta para preparar con el Jayo una pócima que permite al mago salir en cuerpo astral. Tendré buen cuidado de no divulgar esa fórmula sagrada, porque la humanidad no está preparada para recibirla.

Seyirino, padre del Jayo, es un gran Maestro del Rayo Maya. El elemental del Jayo, con su cuerpo de oro puro, y sus hermosas vestiduras, parece una doncella de extraordinaria belleza. En la antigua Roma de los Césares, los magos romanos usábamos mucho el Jayo para nuestros grandes trabajos de magia práctica.

PLANTAS Y SUS PODERES MÁGICOS 

MAGIA ELEMENTAL DEL ENEBRO 

El Enebro es un arbusto muy sagrado. El Gnóstico debe de aprender a manipular los poderes de este gran arbusto, para conversar con los ángeles. Veamos ahora los siguientes versículos bíblicos.

"Y Achab dio la nueva a Jezabel de todo lo que Elías había hecho, de cómo había muerto a cuchillo a todos los profetas".

"Entonces envió Jezabel a Elías un mensajero, diciendo: así me hagan los dioses y así me añadan, si mañana a estas horas yo no haya puesto tu persona como la de uno de ellos".

"Viendo pues el peligro, levantóse y fuese por salvar su vida y vino a Beer-seba, que es en Judá, y dejó allí su criado".

"Y él se fue por el desierto un día de camino, vino y sentóse debajo de un Enebro; deseando morirse, y dijo: ¡Baste ya, Oh Jehová! Quita mi alma; que no soy yo mejor que mis padres".

"Y echándose debajo del Enebro, quedóse dormido: y he aquí luego un ángel que le tocó, y dijo: Levántate, come".

"Entonces él le miró, y he aquí sobre su cabecera una torta cocida sobre las ascuas, y un vaso de agua; y comió y bebió, y volvióse a dormir" (Versículo 1 a 6, Cáp. 19, 1º de los Reyes).

La magia bíblica es algo muy santo, y muy pocos son los que la conocen a fondo. Cuando la Biblia nos dice que Elías se sentó debajo de un Enebro, y que debajo de un Enebro se le apareció un ángel, ello esconde una sabiduría esotérica muy profunda. Realmente para que un ángel pueda hacerse visible y tangible en el mundo físico, es necesario prepararle un cuerpo gaseoso, que le sirva de instrumento físico. El mago que quiera hacer visibles y tangibles en el mundo físico a los ángeles, deberá conocer a fondo la magia elemental del Enebro.

Cogerá el mago algunas ramas y bayas del Enebro, las echará a cocer entre una caldereta u olla con agua, beberá un buen vaso de esa bebida al empezar el ritual de invocación angélica. También pondrá sobre el altar de su santuario un incensario, dentro del cual echará ramas y bayas de Enebro; también podrá añadirle ramas de Milenramas, tanto para el cocimiento que ha de beber, como para el sahumerio del templo. Mas, si no encontrare la rama de Milenrama, con el solo Enebro es suficiente para el rito.

El invocador debe de estar revestido con su traje sacerdotal. Podrá verificarse el ritual de primero o segundo grado, o la Misa Gnóstica, tal como aparece en nuestra obra titulada «APUNTES SECRETOS DE UN GURÚ».

Terminado el Ritual, se moverá el incensario tres veces, ordenándole imperiosamente al elemental del Enebro, formar el cuerpo gaseoso sobre el altar del templo, para que el ángel invocado, pueda hacerse visible y tangible en el mundo físico. El sacerdote deberá pronunciar tres veces con voz potente, el nombre del ángel invocado.

Puede invocarse al ángel Israel, que rigió al pueblo de su mismo nombre a través de todos los éxodos bíblicos. Puede llamarse también a Raphael o al ángel Aroch, etc. Entonces el ángel, envuelto en aquél cuerpo gaseoso, formado por el elemental del Enebro, podrá verse ahora visible y tangible en el mundo físico, ante el invocador.

Durante aquel tiempo en que el sacerdote está oficiando, el arbusto de donde se quitaron las ramas del oficio, deberá permanecer cubierto con paños negros, y deberán colgarse a sus ramas algunas piedras. El elemental del Enebro parece una niña de doce años y posee grandes poderes ocultos. Las ramas y bayas del Enebro tienen también el poder de limpiar nuestro cuerpo Astral de toda clase de larvas. En forma más sencilla podría verificarse este trabajo, en cuarto debidamente purificado con Incienso y oración. En este caso el Ritual puede ser reemplazado con invocaciones hechas con puro corazón.

El Enebro formará un cuerpo gaseoso que le sirve de instrumento al ángel invocado. Si nuestra invocación es digna, el ángel concurrirá a nuestro llamado, y se hará visible y tangible; mas si nuestra invocación no merece respuesta, entonces el ángel no concurrirá a nuestro llamado.

El altar puede hacerse sencillamente con una mesa.

Cuando se dice que el profeta Elías se sentó debajo de un Enebro, ello significa que él valiéndose del Enebro, invocó a un ángel y éste concurrió a su llamado, haciéndose visible y tangible. El Enebro tiene varios Mantrams, que se deben pronunciar durante el rito. "KEM", "LEM", son Mantrams de este elemental vegetal.

En las memorias de la naturaleza, leemos que tres zipas de Bacatá practicaron los ritos del Enebro, para hacer visibles y tangibles a los ángeles. Todos los reyes divinos de la antigüedad practicaron la magia elemental del Enebro para conversar con los ángeles.

Este maravilloso elemental obedece a una reina, el elemental del fuego. En los mundos internos, vemos a esa gran reina elemental, sentada sobre su trono de fuego, y las memorias de la naturaleza nos dicen que esta planta tiene el poder de llevar nuestras glándulas endocrinas a un grado de súper-función especial. Esto sencillamente significa que todos los chacras del cuerpo Astral entran en actividad mediante el rito del Enebro.

La magia elemental del Enebro pertenece al arte de los reyes divinos.

En nuestro libro titulado «ROSA ÍGNEA», enseñamos a nuestros discípulos el arte regio de la gran naturaleza.

«ROSA ÍGNEA», es un libro escrito para todos los aspirantes al sendero DÉVICO.

En «ROSA ÍGNEA», estudiamos a fondo las evoluciones elementales de la bendita DIOSA madre del mundo. En «ROSA ÍGNEA», estudiamos minuciosamente la magia elemental de millares de plantas.

Todos aquellos discípulos que aspiren al sendero Dévico deben estudiar a fondo nuestro libro titulado «ROSA ÍGNEA».

En «ROSA ÍGNEA», estudiamos a fondo la vida elemental de la tierra, del aire, del agua y del fuego.

Existen siete senderos de evolución Cósmica y «ROSA ÍGNEA» es el libro especial para todos aquellos que aspiren al sendero Dévico.

FIQUE, MAGUEY O CABUYA 

(Agave Americana)

En épocas de la Lemuria un gran Señor de la luz, un mago blanco, quiso extraviarse por el camino negro; yo le amonesté con mis consejos para detenerlo, mas él insistía en sus propósitos. Me vi obligado a operar con el elemental del Fique, poseedor de grandes poderes, para impedirle tan funesta decisión.

Ritualicé en la forma ya conocida. Corté una de sus hojas, las puse entre las palmas de mis manos y pronuncié varias veces los tres Mantrams del elemental del Fique: LIBIB, LENONINAS, LENONON.

Ordené imperiosamente al elemental viajar hacia el lugar donde moraba el mago blanco que corría el peligro de extraviarse por el camino negro. El elemental tomó la forma de un cabrito, y se sumergió en la atmósfera del mago, cumpliendo exactamente las órdenes que le di: Desintegrar los malos pensamientos y fortificar los buenos.

De los primeros tiempos de la América del Sur recuerdo otro caso curioso: "Un padre me llevó a su hijo, un niño de corta edad para que le recetase. El niño había caído gravemente enfermo de peste y el desenlace fatal era inevitable. Yo te curo el niño díjele, y como es un caso perdido, tú me lo cedes como hijo adoptivo". El padre aceptó mi propuesta. Operé en el acto con el Fique, es decir, hice el círculo, bendije la planta, pronuncié sus tres Mantrams: LIBIB, LENONINAS, LENONON, y ordené al elemental sanar al niño de la terrible peste.

Extraje las raíces del Fique y preparé un cocimiento. Conforme el agua hervía, bendecí la olla y ordenaba al elemental: "trabajad, sanad al enfermo"; éste recobró la salud rápidamente. El elemental del Fique es jupiteriano y posee grandes poderes ocultos.

Durante el gobierno de los últimos césares de Roma, estando encarnado allí y teniendo fama de mago, fui llamado por el César para que lo ayudase a deshacerse de un personaje político, su enemigo mortal. Aceptado el encargo, operé con el elemental del Maguey. Me acerqué a la planta, la bendije, caminé en círculo a su alrededor, de derecha a izquierda, corté una hoja, la tuve entre mis manos, pronuncié los tres Mantram del Fique: LIBIB, LENONINAS, LENONON; ordené imperativamente al elemental del Fique trasladarse a donde el enemigo del César, desintegrarle sus pensamientos de odio e infundirle amor hacia el soberano. El resultado fue sorprendente. A los pocos días reconciliáronse los mortales enemigos.

EPILEPSIA POR FRÍO EN LOS OVARIOS. LOCURA DE LAS PARTURIENTAS 

(Véase epilepsia nerviosa - Resfrío de los ovarios y matriz)

Lo primero que necesita el médico Gnóstico es conocer la causa de la epilepsia, pues esta enfermedad tiene diferentes orígenes.

Algunas veces se producen los ataques en la mujer a consecuencia de parásitos intestinales; en otras ocasiones por perturbaciones del sistema nervioso, y no pocas veces a consecuencia de resfrío a los ovarios.

Los síntomas son diferentes. En el caso de epilepsia producida por un frío a los ovarios, no hay rechinar de dientes ni espumarajos en la boca.

FÓRMULA:

En un litro de agua cruda, póngase a disolver durante 18 ó 24 horas una Panela, y agréguesele:
Tintura de Ruibarbo 1 onza
Tintura de Boldo 1 onza
Tintura de Quina 1 onza
Sal Glauber 1 onza
Sal de Epson 1 onza

Dosis: Una cucharada cada hora. Es también urgente bañarse los pies con el cocimiento caliente de las siguientes plantas: Santa María, Mamey ( Guanábano Silvestre), Orégano, Poleo y Toronjil. Antes de coger las plantas se bendicen y se ordena al elemental curar a la enferma.

El aire en los ovarios o resfrío, puede enloquecer a las parturientas. El tratamiento para este caso es exactamente el mismo ya indicado, añadiendo baños de asiento con el mismo cocimiento, o vapores de cocimiento de hojas y cáscara de Naranjo aplicados a la vagina.

MAGIA DEL GUÁCIMO 

El elemental del Guácimo está armado de poderosos atributos mágicos, vive en Tatwa Tejas como muy distinguido elemental del fuego, y así lo pregona la capa que le cae hasta los pies. Los Mantrams de este elemental ígneo son: MOUD, MUUD HAMMACA.

Con estas voces mántricas se ordena al elemental del Guácimo trabajar en lo que se desea. El mago cogerá una de las ramas de este árbol después de haberlo bendecido para trazar con ella el círculo mágico, de acuerdo con lo ya enseñado.

Concluido el ritual, cójase un manojo de hojas y póngase a macerar en una botella con Ron por 15 ó 20 días. Antes de dar principio al medicamento, háganse pases con la mano derecha sobre los órganos afectados con la intención de coger los fluidos morbosos, los cuales deben echarse en una mochilla de lana, pues la lana es un material aislador de gran eficacia. Siete veces debe introducirse la mano en la mochila de lana con la intención indicada. Terminada esta operación, ciérrese la boca de la mochila y órese al elemental para que cure al enfermo. Esta oración la hará el médico Gnóstico de rodillas sobre una piedra, y cuando la petición termine, arrojará la mochila de sus manos con el ánimo ferviente de echar el reumatismo del cuerpo del enfermo. De la maceración del Ron, dése al enfermo una copita cada hora. La curación es rápida.

MAGIA DEL GUALANDAY 

El elemental del Gualanday tiene túnica de color verde oscuro, y pertenece a la sabiduría de la serpiente.

Recuerdo por allá en los tiempos en que la América del Sur estaba unida con los sumergidos continentes de la Lemuria y la Atlántida, un caso muy interesante:

Una joven india, prometida de un galán de la misma tribu, sufría horriblemente a consecuencia de rencillas que amenazaban frustrar el convenido matrimonio. Como médico mago de la tribu que era, fui consultado por la amargada mujer, a quien prometí ayudar, y operé enseguida con el elemental del Gualanday, en la siguiente forma:

A la salida del sol, con el rostro hacia el oriente, la cabeza cubierta con un manto, me acerqué al Gualanday. Hecho el conocido ritual, cogí dos de sus ramas simbolizando a los novios; con una rama en cada mano y de frente hacia el sitio donde moraba el novio, pronuncié tres veces el Mantram del Gualanday: TISANDO, TISANDO, TISANDO. Ordené al elemental transportarse a la residencia de los novios, concluir las rencillas y armonizar a la pareja, y no separarse del trabajo hasta que no se cumpliera el mandato.

Realizada esta operación, coloqué las ramas del Gualanday sobre dos troncos de palo, en el suelo; azoté las ramas contra los troncos hasta desprender las hojas; entregué estas a la novia para que fueran cocinadas con los alimentos del novio. La pareja se desposó al poco tiempo y fueron felices. Nada más eficaz para destruir las rencillas de los casados, que el ritual del Gualanday.

El elemental de este árbol pertenece a la sabiduría de la culebra, y se le debe invocar y ordenar imperiosamente así: TISANDO, trabajad intensamente; TISANDO, curad al enfermo, sanad el hígado; TISANDO, armonizad el matrimonio (tal), concluid con sus rencillas, etc.

No hay que olvidar el ritual en el instante de coger la planta, bendiciéndola y ordenándole lo que se desea. Cuando esté hirviendo el agua del cocimiento, se repetirán las bendiciones y la vocalización del Mantram, "TISANDO".

Dosis: Para curar el hígado, tómese tres vasos diarios del cocimiento, antes de las comidas, durante quince días.

MAGIA DEL GUASGUIN 

Para reconciliarnos con un enemigo

Esta planta se coge durante el día. Se le hace el círculo por encima de la planta con una vara. Se pronuncia la letra S en la siguiente forma: Ssssssssssssssssssss.

Después de haber sahumado ese paño con el humo de esas hierbas, se bendicen con "agua bendita" dándole tres pases en cruz. Enseguida se perfuma con Esencia de Rosa Fina y con Esencia de Heliotropo y Agua de Colonia. Los asistentes deberán guardar castidad y haberse limpiado de larvas astrales; deberán pues, practicar magia sexual.

MAGIA DEL ÁRBOL LLAMADO GUANÁBANA CABEZONA  
O TUTUA CABEZA DE TIGRE (en la costa) O MAMEY (en Antioquia)

Cójanse nueve hojas del árbol y háganse tres cruces, cada cruz con tres hojas apuntadas cada una con un alfiler. Una cruz se pondrá debajo de la cama, y las otras dos cruces, una en el umbral y otra fuera del umbral. Con estas tres cruces de esta planta no podrá entrar al dormitorio ningún mago negro o hechicero, y así se podrán favorecer muchas personas de las fuerzas del mal.

Antes de coger las hojas del árbol, hay que hacer el círculo mágico alrededor del árbol, y habrá que bendecir los cuatro puntos cardinales de la tierra diciendo la oración del ángel Gabriel, que es la siguiente:

"Trece mil rayos tiene el sol, trece mil rayos tiene la luna, trece mil veces sean arrepentidos los enemigos que tengo yo".

Con esta oración, el ángel Gabriel alejará las malas entidades visibles e invisibles del que hace la súplica al pié del árbol de la Guanábana Cabezona. Este árbol tiene los trece poderes del sol y de la luna, y por lo tanto es muy poderoso. Estos trece poderes son los siguientes:

1. La casa santa;

2. Los coros de ángeles de Géminis;

3. Las trece candelas que arden en Galilea, las trece Marías;

4. Las cuatro tablas de Moisés y el ataúd;

5. Las cinco llagas (o estigmas);

6. Los seis mil coros de ángeles (6 santos varones);

7. Las siete cabrillas que arden en Galilea;

8. Los ocho meses y días del embarazo de María, que tuvo al niño en su vientre;

9. Los nueve mandamientos;

10. La corona de espinas de Jesucristo;

11. Las once mil vírgenes;

12. Los doce apóstoles;

13. La oración mágica.

Aquellas personas que quieran alejar sus mortales enemigos, harán el círculo alrededor del árbol, bendecirán a los cuatro puntos cardinales, y recitarán la poderosa invocación del ángel Gabriel.

MAGIA ELEMENTAL DEL GUAYABO 

En aquellas épocas primitivas de la América del Sur, cuando aún la Lemuria y la Atlántida no se habían sumergido, recuerdo algo muy interesante. Una señora fue abandonada por su marido, quedando en una situación verdaderamente lamentable. Yo entonces condolido de la pobre mujer, realicé un trabajo de magia elemental con el árbol del guayabo.

Encendí una cera grande, sobre una pieza de ropa usada por el hombre. Arranqué una rama del árbol del guayabo y la puse a la cera, ordenándole imperiosamente al elemental del guayabo, traer a la casa al marido ausente. Este trabajo resultó sorprendente, el resultado fue maravilloso: el hombre volvió arrepentido a su casa.

El elemental del guayabo parece una niña de túnica rosada y hermosa presencia.

Todos estos trabajos de magia elemental deben realizarse después de haber pedido permiso a los Señores de la Ley; por eso yo enseño a todos los discípulos a salir en cuerpo Astral, para que puedan visitar los templos de los Señores de la Ley. Cuando se hacen trabajos contra la voluntad de los Señores del Destino, se cae en la magia negra y se va al abismo. Todo trabajo de magia práctica debe verificarse con permiso de los Señores de la Ley.

Los que no saben salir en cuerpo Astral, pueden consultar a los Señores de la Ley abriendo la BIBLIA. Antes de abrir la Biblia, se rogará a los Leones de la Ley, pidiendo permiso para ejecutar el trabajo mágico. Luego se abrirá el libro con los ojos cerrados y al acaso, pidiendo a los Señores de la Ley que quien nuestra mano. El dedo índice se posará sobre cualquier versículo, y se abrirán los ojos para leer en él. La Biblia es altamente simbólica, y se interpretará ese simbolismo basándose en la ley de los parecidos (analogías).

Con un poco de buen sentido común, se puede interpretar el versículo sobre el cual hubiéramos puesto nuestra mano. Sin embargo, esta advertencia es únicamente para los trabajos sobre la voluntad de nuestros semejantes.

MAGIA ELEMENTAL DEL GUARUMO 

El "Mama" Kunchuvito Muya, maestro indio, me dijo que el Guarumo servía tanto para lo bueno como para lo malo, y para sanar enfermos. Es claro que los magos blancos lo utilizamos para el bien, y los hijos de las tinieblas lo utilizan para el mal.

El "Mama" Kunchuvito Muya, me enseñó a curar enfermos a larga distancia, por medio del poderoso elemental del Guarumo; bendijo la planta, le ordenó curar a determinada persona, puso cerca a la planta una taza con agua, y metiendo el palito entre el agua, durante un buen rato estuvo batiendo el agua con él, con la mente concentrada intensamente en el enfermo que quería sanar a distancia.

Hay que hacer un círculo en el suelo alrededor de la planta, para operar en ella. Dentro del tronco del Guarumo y en todo el centro de éste, encerrada entre un canuto, existe una pequeña "hostia" vegetal que se puede usar como amuleto para defenderse de enemigos ocultos e invisibles, y para favorecerse de personas que nos odien; cárguese entre una bolsita verde.

MAGIA DEL HELECHO MACHO 

En la «Botánica oculta» atribuida a Paracelso, encontramos un gravísimo error en la página 183 del libro, en relación con la magia del Helecho macho; esa fórmula está errada. Y creemos que esos errores no fueron jamás escritos por Paracelso. Dichos errores son únicamente de sus intérpretes, sucesores y traductores, pues Paracelso es todo un Maestro de sabiduría, y quienes lo hemos tratado sabemos muy bien que él no fue culpable de los errores de sus intérpretes.

La fórmula exacta del helecho macho en la siguiente: En la noche de San Juan Bautista, o sea el 23 de Junio a las doce de la noche (víspera de San Juan), operarán mágicamente con el helecho macho, tres personas. Dichas personas se deberán encaminar al lugar donde está el helecho macho, y deberán ir perfectamente bañadas y vestidas, y perfumadas como si fuesen a una boda o a una buena fiesta.

Pondrán junto al helecho macho un fino paño extendido en el suelo. Dicho paño deberá ser preparado mágicamente con sahumerios de hojas de Laurel, Verbena y Anamú. Después de haber sahumado ese paño con el humo de esas hierbas, se bendicen con "agua bendita" dándole tres pases en cruz. Enseguida se perfuma con Esencia de Rosa Fina y con Esencia de Heliotropo y Agua de Colonia.

Los asistentes deberán guardar castidad y haberse limpiado de larvas astrales; deberán pues, practicar magia sexual y no cohabitar jamás en la vida. La limpieza se realiza con baños de la planta llamada Mano de Dios, o Lengua de Baco (no se confunda esta planta con la Lengua de Vaca).

Al operar el mago, hará un circulo en el suelo alrededor de la planta; dicho círculo se trazará con una vara de la misma planta.

Esta planta tiene asombrosos poderes mágicos para ahuyentar a los magos de las tinieblas. No hay mago negro que pueda resistir los latigazos de la planta llamada Mano de Dios. Con dicha planta se pueden expulsar las malas entidades de las casas.

En esta noche de San Juan, los magos de las tinieblas atacarán terriblemente a los operarios para impedir que éstos puedan coger las semillas del helecho macho. El que logre coger esas semillas se llenará de suerte y de fortuna, el dinero le sonreirá por todas partes, y se llenará de felicidad; los negocios se le realizarán triunfalmente, y todo el mundo le envidiará por su fortuna. Estas semillas sólo se encuentran el día señalado, a las 12 de la noche, y debajo de las raíces de la planta. Los asistentes deberán repartirse estas semillas amistosamente, y sin disgustos ni ambiciones. Cada cual deberá cargar sus semillas entre un frasquito, o mejor entre una bolsita verde colgada al cuello.

De esta planta se habla extensamente en el «Tratie des Superstitions» del erudito J. B. Tiers, obra del siglo XVII.

El polvo de la raíz del helecho macho es bueno para expulsar la solitaria. Se toman diez gramos de ese polvo entre ciento veinticinco gramos de agua. Transcurrida una hora, se tomará un purgante.

MAGIA DE LA JARILLA CHIVATA 

La Saga María Pastora, Maestra de sabiduría del Rayo Maya me enseñó el uso de la Jarilla Chivata.

Caminó la Saga en círculo alrededor de la planta, luego la bendijo y la cogió, después la machacó y le sacó el zumo, lo mezcló dentro de un recipiente con agua pura y limón, y después se lo dio a beber a una joven enferma de fiebre perniciosa, y la joven fue totalmente curada.

El elemental de la Jarilla es una pequeña y delgada criatura de color negro. Después que hubo bebido la pócima la enferma, y ya hecha la curación, la Saga alejó al elemental.

MARAÑÓN 

(ANACARDIUM OCCIDENTALE)

El elemental de este árbol tiene poderes mágicos. Si el mago quiere hacer venir un amigo distante, o suspender las rencillas de un matrimonio, deberá operar mágicamente en la siguiente forma:

Cogerá entre sus manos la fruta del Marañón, diciendo: "A la ayuda de Dios. Padoria, padoria, padoria".

Este Mantram se pronunciará con voz recia, imperiosa, ordenándole al elemental de este árbol que trabaje sobre la mente de la persona que se trata de influenciar. Durante esta operación mágica se deberá pinchar con un alfiler la cáscara de la fruta, y el fenómeno se realizará matemáticamente.

Yo conozco a fondo la Psicología de ciertos súper-transcendidos. Cuando lean estas líneas nos calificarán de magos negros, y como a nosotros, a todos aquellos que practiquen la magia vegetal y la Elementoterapia. Si a nosotros nos cupiera el calificativo de magos negros, por el hecho de manipular los elementales de las plantas, ¿qué calificativo se daría a los ángeles por manipular los Tatwas por medio de sus poblaciones elementales?

La vida manifestada es la expresión de las esencias monádicas y éstas se componen de conciencias focales revestidas con vehículos de distinta densidad. A dichas conciencias focales las llamamos "elementales", "hombres", "dioses", "bestias", "ángeles", "arcángeles", etc., etc. Cada planta es la expresión física de una Mónada. Y estas "mónadas" vegetales las llamamos "elementales". ¿A quién se le puede ocurrir pensar que sea malo conocer y manipular la vida de los vegetales? ¿Cuántos estultos, dechados de hipócrita y barata sabiduría, desearán ver siquiera, ya que no podrán ejercer poder sobre ellos, a los elementales de la naturaleza?

MARAVILLAS DEL PINO 

El Pino es el árbol de Acuario y posee grandes poderes mágicos.

Córtese una rama hacia el sol naciente, dos ramas del lado poniente y fórmese cruz. El cuerpo se hará con una sola rama y los brazos que forman cruz, cada uno con una rama. Elabórese una llave de hierro durante siete viernes Santos, a la que se dejará una concavidad u orificio, el que se utilizará para incrustar el palito de la cruz. Quien esto llevare, estará exento de toda clase de enfermedades producidas por hechicería, y ni los hechizos o trabajos de magia negra tendrán efecto sobre él.

El Pino es el sagrado árbol de Acuario, y todo Gnóstico debe cultivarlo en su jardín. El extracto de pino, cura y purifica los pulmones. Las yemas de Pino (semillas) curan la gripa. Para preparar este remedio se procede de la siguiente manera: cuézanse 15 ó 20 yemas de Pino en un litro de agua y éste será el remedio ideal, del que tomará el enfermo tres vasos diarios.

MAGIA DE LAS ROSAS 

Si hay crueldades humanas, es también cierto que existen crueldades espirituales.

Todos aquellos que amamos la luz, pasamos toda clase de "ismos"; conocimos las escuelas teosóficas, rosacrucistas, espiritualistas, etc., etc., y donde se pregona amor y hermandad, fraternidad y paz, sólo encontramos realmente hipócritas fariseos, sepulcros blanqueados, rencores disfrazados con ropajes de filosofía, fanatismos terribles y chismes secretos. Donde buscamos sabiduría, sólo encontramos charlatanería, vanidad y orgullo necio.

No hay puñalada que más hiera, que la crueldad espiritual, y las pobres almas anhelosas de perfeccionamiento superlativo, y de auto-enaltecimiento espiritual, en su búsqueda de la verdad sufren lo indecible en su paso por esas famosas escuelas espiritualistas. De los hermanos espiritualistas se reciben todas las infamias y todas las "canalladas". Y sus peores crueldades las disfrazan siempre con frases filosóficas y dulces sonrisas. No hay puñalada que más duela, que la puñalada espiritual.

Las enfermedades morales sólo se curan con la magia de las rosas. Aquellas pobres almas que tengan alguna pena moral muy honda, que se curen con la magia de las rosas. La rosa es la reina de las flores. La rosa está influenciada por Venus, la estrella del amor, el lucero de la mañana. En ese lucero vive un gran Maestro inefable, este Maestro se llama el Maestro "LLANOS".

El Chela que quiera visitar a la estrella de la mañana en su cuerpo Astral, operará en la siguiente forma:

Se acostará con el cuerpo bien relajado, se adormecerá un poquito pronunciando con el pensamiento la siguiente plegaria:

Llanos... Llanos... Llanos... Ayúdame, Lla... ma... dor... Lla... ma... dor... Lla... nos... Lla... nos... Lla... nos...

Y cuando ya el discípulo se halle dormitando, siéntese suavemente en su lecho, arroje la frazada con que se halle arropado, y bájese de su lecho. Ya de pie en el suelo, brinque con la intención de quedar flotando en el aire, y si flota, sálgase de su casa flotando en la atmósfera, y pronunciando la invocación al Maestro Llanos, tal como lo estaba pronunciando en la cama.

El Maestro LLANOS es un habitante del planeta Venus, y él oirá la llamada del llamador, y lo ayudará para que llegue a Venus, la estrella de las rosas, el lucero de la mañana. Al llegar a Venus, el discípulo será recibido por el Maestro LLANOS, y si desea sabiduría, el Maestro le iluminará. El discípulo quedará deslumbrado con los resplandores inefables que brotan del aura y de la túnica de diamantes del Maestro LLANOS. Este Maestro ya se unió con el "GLORIAN", y por ello usa túnica de diamante.

En la hora de Venus, la atmósfera astral se llena de luz rosada, llena de belleza inefable. En cierta ocasión me dijo un Gurú lo siguiente: "Esta es una hora muy peligrosa para el desprendimiento, hijo mío, el mundo está todo lleno de una luz rosada"...

El Maestro tenía razón, porque si bien es cierto que en la hora de Venus el rayo positivo de esa estrella llena todo de luz, música y amor, también es muy cierto y muy real que el rayo negativo de Lucifer-Venus es el rayo del mago negro Lucifer y de todos los Luciferes e Iniciados tenebrosos de la paila de cobre. Pero si el discípulo vive una vida pura y casta, nada tendrá que temer de los magos de las tinieblas. Afortunadamente ya Lucifer y los Luciferes cayeron en el abismo...

La clave que aquí damos para viajar en cuerpo Astral a la estrella de Venus, yo, SAMAEL AUN WEOR la recibí de la gran Iniciada Egipcia MARIA, madre de Jesús de Nazareth.

Dicen las tradiciones que María hacía alfombras para el templo de Jerusalén, y que esas alfombras se transformaban en rosas. Las líneas de las manos de MARIA, la madre de Jesús, nos dicen claramente que en su primera juventud tuvo un rico enamorado que ella no quiso aceptar, pues su único anhelo era ser sacerdotisa de la luz. Sufrió María mucho con el acontecimiento del Divino Rabí de Galilea, y sólo tuvo un esposo que fue el Iniciado José, y un solo hijo, que fue el Divino Maestro.

Era pues, MARIA, una auténtica sacerdotisa Gnóstica, pura y santa. Su rostro era moreno, por el sol del desierto; su cuerpo fino y ágil; su estatura pequeña; su nariz ligeramente "chatica", y el labio superior algo saliente. Vestía la Maestra humildemente; durante los primeros años de su vida tuvo comodidades, más tarde su vida fue muy pobre. Usaba túnica de color café, ya desteñida y remendada, pues vivía en la indigencia. Su vida santa cumplió la misión más grandiosa que se le puede conferir a un ser humano.

Ahora está nuevamente reencarnada la insigne Maestra en el Valle del Nilo. En esta ocasión nació con cuerpo masculino y ésta gran alma vino a cumplir una gran misión mundial.

PARA CURARSE DE LA PENA MORAL 

Fórmula mágica de las rosas

Sobre una mesa se ponen tres vasos de cristal llenos de agua pura, y en cada vaso una rosa. Estos vasos se colocarán formando triángulo, al Norte, Oriente y Occidente. Cada vaso deberá ser bendecido por el mismo interesado, y éste se tomará tres vasos diarios de este agua de rosas, en el siguiente orden: Antes del desayuno, el vaso del Oriente; antes del almuerzo, el vaso del Norte; y antes de la comida, el vaso del Occidente.

Este tratamiento deberá ir acompañado de una súplica sincera al ÍNTIMO y a la FRATERNIDAD BLANCA, para que le ayuden a salir del dolor moral en que se encuentra. Con esta fórmula sostenida por varios días, se curará cualquier "pena moral", por grave que sea.

¿Cuándo y en qué época ha hablado algún médico sobre los sufrimientos de índole moral?

Cuántas personas mueren a diario y enferman a causa de sufrimientos morales, y sin embargo, es triste decirlo, jamás ha habido un compasivo que le entregue a la humanidad la fórmula exacta para curarse de penas morales. Son innumerables los casos de "suicidio", y nunca había hablado nadie sobre la magia de las rosas.

Muchos médicos oficiales causan a diario muertes culpables, sin que la justicia humana les alcance, aunque tengan un cementerio por su cuenta. Yo conozco jóvenes que fueron humildes y sencillos mientras eran simples estudiantes de la Facultad de Medicina, pero tan pronto se titularon de doctores, se volvieron orgullosos, vanidosos y déspotas. La medicina es un sacerdocio muy sagrado, y ningún déspota, ni orgulloso, podrá ser jamás médico auténtico.

LA REINA DE LAS FLORES 

La rosa es la reina de las flores. Al investigar en los mundos internos la magia vegetal de las rosas, podemos evidenciar que los rituales de la reina de las flores son nuestros mismos rituales Gnósticos.

En los mundos internos existen algunos templos Rosacruces auténticos; uno de ellos es el de Montserrat, Cataluña (España), y otro el de Chapultepec, en Méjico. Los verdaderos Santuarios del verdadero Rosa-Cruz son totalmente Gnósticos. El Rayo Gnóstico-Rosacruz, tiene sus templos de Misterios únicamente en los mundos internos.

La Rosa, con su inmaculada belleza, encierra la sabiduría espiritual más inefable del Universo. Los Rituales de Primero, Segundo y tercer Grado, son la Magia Gnóstica de la Reina de las Flores. Todas las plantas tienen sus ritos sagrados, pero los ritos sagrados de la Reina de las flores, son nuestros santos rituales.

LAS ROSAS DEL CIRIO 

En cierta ocasión, estando yo, SAMAEL AUN WEOR, en la estrella Cirio, vi a lo lejos unos árboles penetrados cada uno de ellos por damas de una belleza inefable y conmovedora. Aquellas damas me llamaron para que me acercara a ellas; eran damas elementales encarnadas en aquellos arbustos. Su voz melodiosa era música de Paraíso: conferencié con ellas y luego me alejé admirado de tanta belleza.

Aquél planeta tiene dilatados mares, y los habitantes de esta estrella jamás han matado ni a un pajarillo. Su organización social sería magnífica para nuestro globo terráqueo; se acabarían todos los problemas económicos del mundo, y reinaría la felicidad sobre la faz de la tierra.

Los Cirianos son pequeños de estatura y tienen todos sus sentidos internos perfectamente desarrollados; visten sencillamente con túnicas humildes y usan sandalias de metal. Todo Ciriano vive en una pequeña casita de madera, y no hay casa que no tenga una pequeña huerta donde el dueño de casa cultiva sus alimentos vegetales. También posee el dueño un pequeño jardín donde cultiva sus flores. Allí no viven capitalistas ni tampoco existen ciudades ni terratenientes; por lo tanto la gente de Cirio no conoce el hambre ni la desgracia.

En el jardín del gran templo del Dios Cirio, existen unos rosales desconocidos en nuestra tierra, cada rosa de ese jardín es de varios metros de tamaño, y exhala un perfume imposible de olvidar. La magia de las rosas es algo divino e inefable.

MAGIA DEL SASAFRÁS 

(SASAFRAS OFFICINALE; LAURUS SASAFRAS)

Recuerdo allá por las primeras épocas de la América del Sur, un acontecimiento muy interesante en relación con el " Sasafrás".

Cierto indígena de la misma tribu a que yo pertenecía, se llenó de celos por su mujer a la cual él amaba, y llegó hasta pensar que yo SAMAEL AUN WEOR se la estaba quitando. Recuerdo claramente que yendo por un camino me encontré con el marido de esa mujer, y él al verme, lleno de horribles celos intentó atacarme agresivamente, pero se contuvo, resolvió el hombre poner el caso en manos del cacique de la tribu.

Yo era el médico-mago de la tribu, y por ende conocía a fondo la magia de los vegetales, y en vista del "escándalo", opté por defenderme con el elemental del Sasafrás. Antes de que el sol del día siguiente iluminara el horizonte, muy temprano me dirigí al bosque en compañía de la mujer por cuya causa era el escándalo.

También me acompañaron algunos indios, y después de localizar la planta llamada " Sasafrás", (en la costa Atlántica de Colombia, Mateo y Moreno), la bendije, le rogué al elemental el servicio deseado y arranqué la planta de raíz muy despacio. Esta planta sirve para acabar con escándalos. Luego machaqué la planta y le extraje el zumo, el cual di a beber a la mujer por cuya causa era el escándalo; bebí también de la planta, mientras mis compañeros nos observaban silenciosos...

Enseguida clavé en el tronco del Sasafrás una espina, me arrodillé frente a él, y concentré la mente intensamente en la espina ordenándole al elemental del Sasafrás trasladarse donde el cacique y dominarlo con sus poderes. Al tiempo que así trabajaba, pronunciaba el Mantram o palabra mágica del Sasafrás: PARILLA-PARILLA-PARILLA.

Entonces el elemental del Sasafrás se trasladó donde el cacique, y dio vueltas alrededor de él, pronunciando sus encantamientos mágicos. Luego penetró en el sistema cerebro-espinal del cacique, lo dominó totalmente, y lo saturó con átomos de amor, luz y armonía. Cuando al otro día me presenté ante el trono del cacique, ya éste estaba a favor, y entonces hablé en forma arrogante y altanera: ¿para qué me habéis llamado? Tú no podréis contra mí. El cacique respondió: basta de escándalos, podéis retiraros, tú nada debes. Y así fue como pasó aquel penoso incidente.

El elemental del Sasafrás usa túnica de color amarillo oro resplandeciente, es muy inteligente, tiene un rostro hermoso y sus ojos son de color castaño claro.

El Sasafrás mezclado con jugo de la planta llamada Sanseviera y Bálsamo Fioraventi, se usa en cataplasmas para combatir las neuralgias. El Sasafrás es también diurético y depurativo, pero hay que cogerlo en la aurora con el lucero de la mañana, pues esta planta es venusina.

GALLINA NEGRA (YUCA NEGRA) 

Así se llama en magia al tronco o palo de yuca negra. Haciendo un bastón de este palo, el mago queda completamente favorecido de los asaltos de la magia negra pero hay que arrancar este palo en Viernes Santo a las doce de la noche.

Si se cuelga este palo con tallos en el techo, quedan allí los vampiros enviados por los magos negros.