El Quinto Evangelio.- Percepciones Cientificas de la Conciencia

PERCEPCIONES CIENTÍFICAS DE LA CONCIENCIA

 Percepciones Cientificas de la Conciencia Vamos a comenzar nuestra plática de esta noche; espero que pongan el máximum de atención...

Lo importante para todos nosotros es llegar a saber que nos encontramos con la Conciencia dormida...

Es lamentable que todos ustedes no conozcan todavía al planeta en que vivimos. ¿Cómo podrían conocerle cuando NI SIQUIERA SE CONOCEN A SÍ MISMOS?

Parece increíble, pero a estas horas de la vida, no conocemos el planeta Tierra; el mundo que ustedes están viendo no es en verdad como ustedes lo están viendo; cuando consigan ustedes el despertar de la Conciencia, verán el mundo en forma completamente diferente. Hoy por hoy no lo conocen. Sueñan ustedes con un planeta llamado Tierra y suponen que es así, como lo están viendo.

En realidad de verdad, he de decirles que todavía ustedes no conocen el mundo Tierra. Es obvio que nuestro mundo TIENE SIETE DIMENSIONES, y por lo tanto, como quiera que ustedes están enfrascados en el Mundo de Tres Dimensiones, no conocen realmente al planeta Tierra, y eso es profundamente lamentable.

Los valles, las montañas, los mares, las colinas, las grandes cordilleras, no son así como ustedes las están viendo; son diferentes, más sucede que ustedes todos tienen la Conciencia en Estado de Sueño Profundo, por lo tanto, ven el mundo a través del sueño. Cuando ustedes despierten del estado en que se encuentran, verán que todo es diferente.

Si las gentes tuvieran la CONCIENCIA DESPIERTA, no habrían guerras en el mundo; si las gentes tuvieran la Conciencia Despierta, no habrían conflictos, problemas de ninguna especie, luchas entre trabajadores y patrones, entre distintas naciones, entre distintos intereses; si la humanidad toda tuviera la Conciencia Despierta habría paz en cada ser viviente, y reinaría la felicidad sobre la faz de la Tierra...

Los Evangelios insisten en el despertar, mas no dicen en qué forma hay que despertar. Nosotros, en nuestros estudios, luchamos porque las gentes conozcan las técnicas que conducen al despertar (no es tan fácil, mas nunca es imposible).

La gente tiene la Conciencia dormida desde que desarrolló en el pasado el abominable ÓRGANO KUNDARTIGUADOR; tal “órgano” es un apéndice del organismo humano, fue una proyección de la espina dorsal hacia abajo; es la misma cola simiesca que todavía se ve en los gorilas, chimpancés, orangutanes y “changos” en general...

En épocas remotísimas de la historia del mundo, hubo una gran catástrofe: El COMETA CONDOOR chocó con el planeta Tierra, y como secuencia o corolario de ello, resultó una serie de terremotos y de grandes maremotos, a través de los siglos aquéllos se procesaron en forma interminable. Y fue entonces cuando un grupo de Individuos Sagrados, encabezados por el ARCÁNGEL SAKAKY, venidos de otro lugar del Cosmos infinito, hubieron de estudiar el problema...

Las posibilidades de vida en el Planeta Tierra disminuían considerablemente, las especies estaban desapareciendo. Aquéllos Seres Divinos, revestidos o recubiertas sus divinales presencias con humanos cuerpos físicos, estudiaron la cuestión y resolvieron, en verdad, darle a la Humanidad el abominable Órgano Kundartiguador.

Fue así como muchos seres vivientes empezaron a nacer con la simiesca cola de los monos, “changos”, orangutanes, o como queramos llamarlos, cada vez más y más desarrollada... Que a ese apéndice se le dé un nombre esotérico, es obvio: Se trata del abominable Órgano Kundartiguador.

Como quiera que el organismo humano es un máquina transformadora de Energías, el resultado que se esperaba era maravilloso. Indubitablemente, el cuerpo humano capta determinados tipos de Energía Cósmica y los transforma automáticamente, para retransmitirlos, posteriormente, a las capas anteriores del organismo planetario en que vivimos, y cualquier transformación que apareciese en el cuerpo físico humano, variaría, indubitablemente, el tipo de Energía transformada.

Fue así como se logró que la Energía Cósmica (Fuerza proveniente del Megalocosmos Infinito), dentro del humano cuerpo se convirtiera en FUERZA LUNAR específicamente definida.

Tal Fuerza, retransmitida a las capas anteriores de la Tierra en forma masiva o colectiva, dio por resultado la estabilización de las capas geológicas del mundo; cesaron los terremotos y se hizo posible vivir sobre la faz de la Tierra.

Desgraciadamente, mis queridos amigos, he de decirles que el Arcángel Sakaky y su altísima comitiva ERRARON EN SUS CÁLCULOS MATEMÁTICOS TRANSFINITOS, y como resultado vino un gran fracaso...

Es obvio que si ese órgano hubiese sido extirpado del organismo humano a su debido tiempo, dentro de lo normal, no habría acaecido nada de lo que más tarde sucedió...

Fue mucho el tiempo que la humanidad poseyó tal abominable “órgano”; cuando intervino (después de muchos siglos), el ARCHIFÍSICO-QUÍMICO-COMÚN LOISOS, eliminando de la humana forma aquél apéndice de las abominaciones, ya fue demasiado tarde, porque entonces quedaron en los Cinco Cilindros de la máquina orgánica (conocidos como Intelecto, Emoción, Movimiento, Instinto y Sexo), las MALAS CONSECUENCIAS del abominable Órgano Kundartiguador.

Esas malas consecuencias SON LOS AGREGADOS PSÍQUICOS INHUMANOS que nuestro interior cargamos: Ira, codicia, lujuria, envidia, orgullo, pereza, gula, etc., etc., etc. Como dijera Virgilio, el poeta de Mantua: “Aunque tuviésemos mil lenguas para hablar y paladar de acero, no alcanzaríamos a enumerar todos nuestro defectos cabalmente”...

Así que, dentro de los agregados psíquicos quedó enfrascada la Conciencia humana; desde entonces nuestra Conciencia, nuestra Esencia viva, se procesa de acuerdo con su propio embotellamiento.

Con justa razón puede afirmarse en forma enfática que: “Todos los seres humanos se hallan en estado de hipnosis, que todos están hipnotizados en forma masiva, que todos tienen la Conciencia profundamente dormida.”

Mas nadie se da cuenta de la hipnosis general, hasta que contempla una sesión de hipnotismo. Allí fluye la Fuerza Hipnótica en forma precipitada, violenta, y entonces es cuando venimos a darnos cuenta de la Fuerza Hipnótica.

Cuando la Fuerza Hipnótica se precipita, la reconocemos, sabemos que existe; eso sólo se conoce en realidad de verdad, o se sabe, en una sesión de hipnología, más, en realidad de verdad, no hay que apelar a una sesión de hipnología para saber la Fuerza Hipnótica existe. Observen ustedes a la gente por la calle, y podrán evidenciar, por sí mismos, que están hipnotizadas, y eso es lamentable... Manejan carros en Estado de Hipnosis, trabajan hipnotizados, viven hipnotizados.

Sería absurdo suponer que una persona despierta, por ejemplo, manejando un automóvil, asesinara a otra. Yo hace diez años manejo carros (mi propio carro), y nunca he tenido necesidad de atropellar ni siquiera a un animalito, pero si encuentro en las carreteras muchos animalitos atropellados: Perros, gatos, etc. ¿Quiénes hacen eso? Si esa fuera una ley (tener uno que atropellar a las criaturas que viven sobre la faz de la Tierra), entonces éste que está aquí presente habría de haber atropellado también a muchas criaturas, pero jamás he hecho eso.

Hace poco, en el Distrito Federal (México), se dio el caso de un sujeto X-X, cuyo nombre no menciono, que atropelló a tres niños que se atravesaron en la vía pública; se escondió, pero al fin el remordimiento triunfó y hubo de presentarse ante las autoridades; es claro, para salir después libre, pagando una sanción.

Pero, ¿por qué atropelló a esos niños? ¡No hay nada que puede justificarlo! Cualquiera diría que: “¡Sí hay justificaciones!” Respondo que no las hay, y digo: “Llevo más de diez años manejando, y nunca he necesitado atropellar a un niño, ni a nadie”.

Entonces, ¿por qué lo hacen? No estoy en este momento condenando a ese hombre (lejos sea de mí condenar a alguien), quiero únicamente ponerlo como ejemplo para decir, en forma enfática, que todos los seres humanos están hipnotizados. Si ese caballero X-X no hubiera estado hipnotizado, en modo alguno habría cometido tal crimen...

Así es que, en realidad, y sin querer exagerar la nota, debo decir que todos los seres que pueblan la faz de la Tierra, se hallan en Estado de Hipnosis. Pero, ¿qué o quién los tiene en ese estado? ¿Por qué están así? En realidad de verdad, es el abominable Órgano Kundartiguador la causa causorum de tal hipnosis masiva o colectiva.

Aún queda en el organismo humano una partícula incipiente de tal “órgano” (y eso nadie lo puede negar). Quiero referirme, claramente, a ese pequeño residuo óseo del final de la espina dorsal. Todavía tiene poderes hipnóticos tal partícula ósea incipiente; aún puede cristalizar las malas consecuencias en cada uno de nosotros; aún puede lograr que pensamientos negativos, deseos negativos, etc., tomen forma, se conviertan en nuevos agregados psíquicos, inhumanos o indeseables en nuestra psiquis.

Indubitablemente, fue por desgracia ese órgano de las abominaciones el que originó los diversos elementos psíquicos indeseables que hoy cargamos en nuestro interior. Y dentro de esos múltiples “elementos”, la Conciencia está enfrascada; así enfrascada está en Estado de Hipnosis, procesándose en virtud de su propio embotellamiento.

Si les digo a ustedes que “no vemos al mundo tal como es”, no estoy exagerando la nota. Cuando alguien consigue quebrantar esos elementos psíquicos indeseables que en nuestro interior cargamos, ve el mundo entonces en forma diferente: lo ve con siete Dimensiones y no tres; conoce sus mecanismos íntimos, sabe que está organizado en forma similar al Hombre real, sabe que tiene SIETE CUERPOS maravillosos, etc. Porque realmente, nuestro planeta Tierra tiene Siete Cuerpos (todo no es Materia Física, como suponen los fanáticos Materialistas).

Nuestro mundo tiene un CUERPO VITAL, gracias a ese cuerpo puede existir la vida sobre la faz de la Tierra. Los elementos puramente químicos y físicos no garantizan la existencia de una simple hierba; si la garantizaran, los Químicos podrían fabricar vida.

Pongamos nosotros sobre la mesa de un laboratorio los elementos físicos que se necesitan para fabricar una simple hierba. Digámosle al hombre de ciencia que fabrique el vegetal que él quiera, y verán ustedes el fracaso.

Se han construido poderosos aviones que surcan el infinito, con capacidad hasta para trescientos pasajeros o cuatrocientos, se han construido cohetes que han descendido en la Luna, se han disparado sondas a Marte y a Júpiter también; se viaja en enormes barcos a través del océano, existen buques atómicos, como el “Nautilus”, que puede navegar debajo de los hielos del Polo, pero ni el mejor sabio del mundo ha logrado fabricar una simple semilla vegetal capaz de germinar.

En cierta ocasión discutían un Materialista Ateo (enemigo del Eterno Dios Viviente), y un hombre religioso; se discutía sobre el tema aquél de “¿quién fue primero, el huevo o la gallina?”. Claro, el uno:

Que fue el huevo.

Está bien, fue el huevo, ¿y quién puso el huevo? Fue la gallina. El otro:

¿Qué fue la gallina?... ¿Y de dónde salió la gallina? Pues, del huevo...

Total que es “el cuento de nunca acabar”. Al fin, un poco impaciente el religioso, dijo:

¿Usted podría hacer un huevo, como lo hizo Dios? El materialista respondió:

¡Sí lo hago!...

¡Hágalo!... Y lo hizo; igualito al huevo de una gallina, su clara, su yema, su cascarón, etc. Entonces le dice el religioso:

Bueno ya que usted hizo el huevo, ¡maravilloso!; vamos a tener un pollito... Echemos el huevo, pues, en una incubadora, para que salga el pollo...

– ¡Aceptado! –dijo el Materialista–. Y echaron el huevo a la incubadora, pero el pollo no salió... El sabio Don Alfonso Herrera (autor de la teoría de “La Plasmogenia”), logró crear la célula, una célula absolutamente igual a la humana, pero fue una célula muerta, nunca tuvo vida.

Se hacen injertos vegetales: A un árbol se le injerta una rama cualquiera de otro árbol, “que para mejorar los frutos” dicen; es decir, corrigiendo los sabihondos a la Naturaleza. Claro, lo que hacen son adefesios, por que los frutos producto del INJERTO NO LLEVAN LA MISMA FUERZA NATURAL viviente del Megalocosmos, son frutos adulterados, que van a dañar el organismo humano desde el punto de vista energético.

Sin embargo, los sabihondos se sienten satisfechos de su experimento, no entienden que cada árbol capta las Energías del Cosmos y las transforma y retransmite al fruto; al alterar el árbol, se alteran las Energías del Megalocosmos, y ya ese fruto no es el mismo, es el producto del adulterio, va a dañar los organismos.

Pero ellos creen que saben, cuando en realidad de verdad no saben; como dijera Sócrates: “No solamente ignoran, sino que además ignoran que ignoran..., y eso es lo grave...

Se hacen inseminaciones artificiales, se extrae de un organismo los gérmenes vivificantes (la famosa célula vivificante, zoospermos), y ya por eso piensan los sabios que están creando vida; no se dan cuenta de que ellos tan sólo están utilizando lo que la Naturaleza ha hecho...

Pongamos sobre la mesa de un laboratorio los elementos químicos que se necesitan para fabricar un zoospermo y un óvulo, y digámosle a los científicos que hagan el zoospermo y hagan el óvulo. ¿Lo harían?

Yo digo que sí podrían hacerlo; pero, ¿tendría vida ese zoospermo y ese óvulo? ¿Serían capaces de lograr que de allí saliera una criatura? ¡Nunca, jamás! ¡ELLOS NO SABEN CREAR VIDA! Entonces, ¿con qué pruebas niegan la Divinidad?

Si no han podido demostrar lo contrario, si no son capaces de crear ni siquiera la semilla de un árbol, una semilla que pueda germinar, entonces ¿cuál es la base que tienen para negar a la Divinidad? ¿Para pronunciarse en contra del Eterno Dios Viviente?

Me remito a los hechos: ¿Ha demostrado algún Materialista que puede crear vida? ¿Cuándo? ¿Dónde lo demostró? ¡Jugar con lo que está hecho, con lo que la Naturaleza hizo, es cosa muy fácil, pero que hagan vida, a ver si pueden hacerla!

Dividen una ameba en dos, y un pedazo lo unen con otro pedazo de otro organismo microscópico y luego se paran en la mesa del laboratorio y dicen: “¡Eureka, Eureka, Eureka, estamos creando una ameba!...” A que no son capaces de hacer una ameba. ¡Qué la hagan! ¿Cuál la ha hecho? Entonces ¿Dónde está la ciencia de esos señores Materialistas? ¿Cuándo han demostrado ellos que pueden reemplazar a Dios? ¡Nunca, jamás!

La cruda realidad de los hechos es que “no solamente ignoran, sino lo que es peor, ignoran que ignoran”... ¡Hechos son los que exigimos!, y hasta ahora no lo han demostrado.

Se dice que “el hombre viene del mono”; por ahí salen con esa teoría; Percepciones Cientificas de la Conciencia no es por allá que tiene tres hijos: El uno, el “Cinocéfalo con cola”, el otro, “el mono sin cola” y el “hombre arbóreo”, “hijos del Noepitecoide”, pero, ¿cuál sería entonces el “eslabón perdido”?

“¡El hombre viene del mono!”. Es fácil decirlo, ¿Y dónde está la conexión entre el hombre y el mono? ¿Dónde está el “eslabón perdido”? ¿Lo han encontrado alguna vez? ¿Cuál es? Tendría que ser un mono capaz de hablar, una especie de mono-hombre ya con palabra, dotado del lenguaje. Hasta ahora no ha aparecido. Entonces, son empíricos esos señores Materialistas: No nos están presentando hechos, sino suposiciones, utopismos.

Ahora, miremos el volumen del cerebro del mejor de los “changos”, de un gorila, y comparémoslo con el cerebro del hombre más atrasado que haya (por ejemplo, el de las tribus de Australia, gentes de cráneo achatado), resulta que el cerebro del mono más adelantado, no alcanza a ser ni la mitad (en volumen) al cerebro del hombre más atrasado de Australia.

Entonces, NO ESTÁ RESULTANDO LA TEORÍA DE DARWIN y sus secuaces, de que “el hombre viene del «chango»”. ¡Eso es falso, mentira; no está demostrado! ¿Sobre qué base lo están sosteniendo? Que nos lo muestren, públicamente, al “eslabón perdido”, queremos ver a esa especie de “chango”, hablando como la gente. Pero no ha aparecido, entonces es una suposición, una fantasía que no tiene ninguna realidad...

¿Por qué afirman estas cosas los científicos ultramodernos? ¿Por qué hablan de cosas que no saben? ¿Por qué tantas utopismos baratos? Sencillamente porque tienen la Conciencia Dormida; ésa es la cruda realidad de los hechos, están hipnotizados...

Salen con otra teoría: “La de la Selección de las Especies”. Por allá de un insignificante molusco, va desarrollándose, pues, distintas especies vivientes, que el proceso de selección, que el “amo selectivo” o el “dios de selección” va seleccionando las especies, y de tanta selección, al fin, resulta el hombre. Está bonita la teoría, pero demuéstrenla. No pueden demostrarla.

No negamos nosotros que existan, en cada especie, ciertos procesos selectivos, no lo negaríamos. Hay aves, por ejemplo, que emigran en determinada época; uno se asombra al verlas todas

reunidas, ¡qué extrañas se vuelven!; luego levantan el vuelo, muchas veces, para atravesar el océano; en el camino muchas mueren, pero las más fuertes logran sobrevivir. Y esas que sobreviven a la lucha, transmiten sus características a sus descendientes. Así actúa la LEY SELECTIVA...

Hay peces que luchan incesantemente contra monstruos marinos, y a fuerza de tanto luchar, resultan también fuertes, y transmiten sus características a sus descendientes. Hay criaturas cuadrúpedas, bestias, que a fuerza de tanto luchar, se van haciendo más y más fuertes, transmiten sus características psicológicas a sus descendientes.

Es la lucha por el más fuerte, el proceso de selección, la supervivencia del más apto, pero jamás se ha visto que de una especie salga otra. Cuando mucho, han mejorado las características de la especie, pero que una nueva salga de allí, no se ha conocido jamás, en el curso de la historia del mundo.

Sin embargo, son muchos los que le han dado a la Selección Natural las características de un Dios Creador. ¡Es que exageran la nota los fanáticos Materialistas!

A la Selección Natural se le han dado características muy socorridas de retórica. Pero nunca la Selección Natural nos ha podido presentar una nueva especie sobre el tapete de la existencia.

Mucho se ha hablado, en el terreno de la ciencia, sobre el “PROTOPLASMA”. El protoplasma, allá sumergido en el mar salado hace millones de años... “Y que de ese protoplasma, dicen los científicos, devino la vida universal”...

Dicen los fanáticos “Protistas” (esos ignaros, esos dechados de sabiduría, que les hacen creer a sus socorridos secuaces, ignaros como ellos), “que el desarrollo psicológico del «animal intelectual» equivocadamente llamado «Hombre», deviene del desarrollo molecular del protoplasma, y marcha paralelo con los procesos del mismo”; quieren que el Alma, la Conciencia, o como se quiera llamar, no sea más que el resultado de los distintos procesos evolutivos del protoplasma a través de los siglos. Así piensan los “protistas”, los dechados de sapiencia.

Me viene en este momento a la memoria el “MONERÓN” de Haeckel (ese átomo sumergido allá, entre el abismo acuoso), de él quiere hace venir toda vida (Haeckel y sus secuaces)... Pero no se da cuenta Haeckel, de que el Monerón ése es un átomo muy bien organizado, no es algo, pues, sin organización, es algo complicado que tuvo que pasar por diversos procesos cósmicos universales.

Así que, en realidad de verdad, los científicos no saben nada de la vida ni de la muerte, ni de dónde venimos, ni para dónde vamos, ni cuál es el objeto de la existencia. ¿Por qué? Sencillamente, por una sola cosa: Tienen la Conciencia dormida, están en Estado de Hipnosis Masiva o Colectiva; eso es obvio.

Mis queridos amigos, la Ciencia Materialista marcha por el camino del error. Nada sabe sobre el origen del hombre, absolutamente nada. Que la Ley de la Selección Natural haya existido, no lo negamos; pero ella no ha creado nada nuevo.

Que las especies varíen a través del tiempo y de los años, no podemos negarlo; pero los factores de variabilidad de cualquier especie sólo entran en acción después de que los prototipos originales de la misma han cristalizado en el Mundo Físico.

Esos prototipos de cualquier especie viviente se desarrollan previamente en el Espacio Psicológico de la Naturaleza, en las Dimensiones Superiores de este mundo Tierra. En esas Dimensiones que los científicos Materialistas niegan, porque no las perciben, y no las perciben porque están hipnotizados.

Si ellos salieran primero del Estado de Hipnosis y luego hablaran, sus conceptos serían diferentes. Mas duermen terriblemente.

Si alguien quiere saber sobre la historia del ser humano, tiene que observar muy bien la ONTOGENIA. La Ontogenia es una recapitulación de la Filogenia.

Pero, ¿qué es la Ontogenia en Antropología? Es el proceso de desarrollo del feto dentro del vientre materno. Si observamos los procesos de la gestación, en una mujer, en una madre. Venimos a evidenciar que la Ontogenia es una recapitulación de la Filogenia. La FILOGENIA es el estado de evolución, transformación, por el cual ha pasado la raza humana, a través de los siglos. La Ontogenia recapitula esos estados en el vientre materno.

Un análisis de Ontogénesis, nos llevaría a la conclusión lógica de que la especie humana y las otras especies animales tienen parecido, en su origen, y que devienen todas del Espacio Psicológico.

Pero eso de la Selección Natural, eso de las distintas variantes o factores que producen variaciones en la raza humana, solamente entra en acción después de que las especies, sean cuales fueran, hayan cristalizado físicamente.

Mas en verdad, antes de la cristalización física, existen los distintos procesos evolutivos e involutivos psicológicos entre el seno viviente de una Naturaleza desconocida para un Maxwell, para un Haeckel, para un Darwin y sus secuaces.

Así que, en realidad de verdad, nada saben ellos sobre el origen del ser humano. ¿Cómo es posible que los sabios Materialistas digan que existen ciertas variaciones en los distintos tipos de las especies vivientes, ya por accidente, o en forma espontánea? ¿No resulta acaso esto una contradicción? ¿No son ellos mismos los que dicen que “este Universo es el resultado de la Fuerza, de la Materia y de la Necesidad”? ¿Cómo es que se contradicen y luego nos hablan de variaciones espontáneas? ¿Variaciones espontáneas en un Universo de Fuerza, de Materia y de Necesidad? ¿Es posible eso?

Un Universo de Fuerza, Materia y Necesidad, no admite variaciones espontáneas, ni accidentales. Si las variaciones en las especies existen, es por algo que ellos mismos desconocen.

Así que, en realidad de verdad, la Ciencia Materialista “no solamente ignora, sino además ignora que ignora”...

Nosotros vamos con la ANTROPOLOGÍA GNÓSTICA, ahondamos profundamente en el pasado. No nos convence el “Noepitecoide” con sus tres hijos. ¡Allá los científicos Materialistas y sus secuaces!

En realidad de verdad, esta raza humana que puebla la faz de la Tierra, hoy por hoy, no es más que una raza de “animales intelectuales”.

Ustedes podrán ofenderse (si quieren ofenderse), pero antes de que existiera la raza de los “animales intelectuales” EXISTIERON LOS HOMBRES. Los Hombres de la Época Lemúrica, los Hombres Hiperbóricos y los Hombres Polares. Los “animales intelectuales” vinieron después.

Esta raza de “animales intelectuales” viene desde la Atlántida, nació en la Atlántida. Los Hombres Reales de la Lemuria, en sus últimos tiempos se fueron retirando del escenario del mundo, y sus organismos los fueron dejando a los Elementales Superiores de los Reinos Animales. Entonces esos Elementales entraron en estos organismos y aquí están, presentes.

Fueron creados desde la Atlántida para acá. Porque los Lemures no eran animales, ni los Hiperbóreos, ni los Polares. A la raza de los “animales intelectuales” le precedió la de los Hombres, que existieron en la Lemuria, en el continente Hiperbóreo y en Polo Norte (que en aquella época estaba ubicado en la zona ecuatorial).

¿En qué se basa la Antropología Gnóstica para afirmar esto? ¿Por qué lo dice? Se basa, no solamente en todas las tradiciones que vienen en los Libros Sagrados de Egipto y del antiguo México, de los pueblos incaicos, de la tierra de los Mayas, de Grecia, de India, de Persia, del Tíbet, etc., sino de las investigaciones directas, también, de aquellos que han logrado despertar Conciencia.

Aquí, en esta Institución, nosotros les vamos a entregar a ustedes todos los sistemas que se necesitan para despertar Conciencia. Y cuándo ustedes despierten, investiguen, y comprobarán lo que les estoy diciendo por sí mismos, no porque yo se lo venga a decir. Lo comprobarán directamente, pero, ¡despierten! Porque así como están (dormidos), podían también ser víctimas de las teorías aquellas de Haeckel y sus secuaces

Que existieron tres Razas de Hombres, es verdad. ¿Pero cómo se podría saber eso, cuando la Conciencia está dormida? Los que logren despertar podrán investigar eso en los ARCHIVOS AKASHICOS de la Naturaleza...

¿Cómo fue la Primera Raza? ¿De qué manera existió? En aquella época, hace unos trescientos millones de años (de acuerdo con las investigaciones que nosotros, todos, hemos realizado), existieron los seres humanos PROTOPLASMÁTICOS, y la misma Tierra era un Protoplasma. No el “protoplasma” aquel de Haeckel, la pizca aquella de sal, entre “el mar salado” y cincuenta mil tonterías de esas sin confirmación alguna, no. ¡La Raza Protoplasmática!, que es diferente. Una Raza Humana. Flotaba sobre el ambiente. Aún no había caído sobre la húmeda tierra.

¿Cómo se reproducía esa Raza y cuál era su origen? Esa raza había evolucionado e involucionado (porque no somos esclavos del Dogma de la Evolución). Digo, repito: Evolucionado e involucionado en las Dimensiones Superiores de la Naturaleza y del Cosmos, y cristalizó, sí, sobre una Tierra también Protoplasmática, después de múltiples procesos evolutivos surgidos desde su germen original, ubicado en el CAOS, en el MAGNUS-LIMBUS, en el ILIASTER del mundo.

Cuando esa raza cristalizó fue hermosa, elástica, dúctil; lo mismo podía asumir figuras gigantescas que reducirse a un punto matemático...

¿En qué me baso? En la Conciencia Despierta. ¿Me consta a mí? Si me consta, porque soy un Hombre Despierto. Si no fuera un Hombre Despierto no les estaría hablando a ustedes como les estoy hablando. Me consta...

Si ustedes aceptan la Doctrina de la REENCARNACIÓN, mejor. Obviamente, yo estuve reencarnado en esa raza, y como quiera que estoy despierto no puedo olvidar los procesos evolutivos e involutivos de la misma. Por eso doy testimonio ante ustedes, a sabiendas de que están dormidos, pero debo depositar en ustedes esos datos que necesitan, para que vayan despertando.

¿Cómo se multiplicaba aquella raza? ¿Cómo se reproducía? No es como decía la Maestra Blavatsky, “que de una forma asexuada”, “que no necesitaban del sexo para eso”. ¡Errónea tal afirmación! Porque la FUERZA DEL MAHA-CHOHAN (la Energía Creadora del Tercer Logos) fluye en todo lo que es, en todo lo que ha sido y en todo lo que será.

El género de reproducción era el FISÍPARO. Entonces se expresaba la forma sexual en forma diferente. Se dividían los organismos, como se divide la célula viva. Bien saben los estudiantes de Biología cómo se divide una célula, creo que no lo ignoran. Creo que no desconocen el que cierta parte del protoplasma o del citoplasma con un pedazo de núcleo se aparte, eso no lo ignoran. Así también, aquellos organismos se dividían.

El proceso Fisíparo, desde entonces, quedó en la sangre, y siguen multiplicándose las células en nosotros por división. ¿Eso no es cierto? ¿Quién podría negarlo? ¡Presento hechos! ¿Ustedes creen que ese proceso de división celular no tiene una raíz, no tiene un origen? Si así se pensara, sería estúpido, porque no puede existir efecto sin causa, ni causa sin efecto. Hemos heredado eso, ¿de quién? De los Hombres de la Primera Raza. Eso es obvio. El organismo desprendido podía seguirse desarrollando, gracias a que podía seguir captando, asimilando Protoplasma del ambiente circundante.

Más tarde surgieron los HIPERBÓREOS aquellos de los que habla Federico Nietzsche, gentes que vivieron en esa “herradura” que circunda al Polo Norte, país del Septentrión. ¿Nos consta eso? ¿Sí o no? A ustedes no les consta porque están dormidos, a mi sí me consta porque estoy despierto.

¿Negarlo? No lo niego, y si ustedes me consideran loco, considérenme, pero yo tengo que dar un testimonio, y decirlo cueste lo que cueste, porque hay que decir la verdad siempre, aunque a la gente no le guste, hay que decirlo.

Los Hiperbóreos también existieron. Aquellos cuerpos tuvieron más consistencia, ya no fueron los Gelatinosos Protoplasmas. Pero al hablar así no quiero en forma alguna, referirme ahora al “batibius” ése gelatinoso de Haeckel, no, a eso no me estoy refiriendo; a esa “Célula-Alma” del mismo autor, entre el “mar salado”. ¡Allá Haeckel y sus secuaces, y su Monerón y todo lo que él quiera, y sus teorías absurdas!

Quiero referirme claramente, a una Raza... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...Protoplasmática, que es distinto como ya dije. De ella derivó, por condensación, los Hiperbóreos: Una raza más física; una Raza que se siguió reproduciendo, no por método asexuados, como dijera Helena Petronila Blavatsky, sino mediante la sexualidad dirigida, en la forma de BROTACIÓN.

¿Han visto ustedes los corales en los acantilados del borrascoso océano? Ellos se reproducen por brotación (de un coral sale otro, y de otro, otro, y así es como los corales se reproducen). Hay plantas que mediante sus brotes, siguen multiplicándose.

Así también, sucedió que un cierto brote aparecía en el cuerpo del padre-madre. Así operaba la Fuerza Sexual hasta que se desprendía ese brote, que daba origen a una nueva criatura. Ése era el modo de reproducción de los Hiperbóreos.

Y al fin, allá en el borrascoso océano Pacífico, después de millones de años de evoluciones e involuciones de esta Naturaleza fecunda y tremenda, brotó la LEMURIA: Un gigantesco continente surgido desde el fondo de los mares, que cubría todo el océano Pacífico.

Fue en aquella época cuando la raza humana, por primera vez, se asentó sobre la costra dura de la Tierra. Entonces aparecieron en el Continente Mu, no por generación espontánea, como creyera un Epicuro y sus secuaces, ni por Selección Natural, elevada esta teoría a la categoría de un Dios Creador (maravillosa concepción que se le ha hecho a la retórica del absurdo), no. ¿Cómo entonces? ¿De qué manera surgió?

Cristalizaron los Hiperbóreos, sus humanos cuerpos tomaron dura forma, y en los Hermafroditas Lemures gigantescos, como aparecen simbolizados allá en esas esculturas de Tula, caminaron sobre la faz de la tierra.

Su modo de reproducción en principio no fue exactamente el Ovíparo, ¡no! En principio, de aquellos organismos se desprendían CÉLULAS-HUEVO, y éstas se desenvolvían para dar origen a la aparición de una nueva criatura.

Era la época en que aún el Phalus y el Útero no habían sido formados. Era la época todavía en que el Lingam-Yoni estaban incipientes, en estado germinal. Era la época en que el ovario no se había desarrollado.

Pero los tiempos pasaron en la Lemuria, y al fin, apareció el sistema de reproducción por GEMACIÓN. Tal sistema fue un asombro para aquella época. El ovario... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...de una célula fecun dante, es decir, de un zoospermo. De manera que cuando aquel huevecillo se desprendía del ovario de un Hermafrodita ya iba fecundado previamente.

Así que, al venir a la existencia, aquél huevo se abría después cierto tiempo de fecundación y de allí salía una nueva criatura. Por eso es que los Nahuas decían que “los Hijos del Tercer Sol se habían transformado en pájaros”..., sabia aseveración de la antigua cultura Nahua.

Pero acercándose la época del final de Lemuria, desde la Tercera o Cuarta Subraza en adelante, los seres humanos se dividieron en sexos opuestos. Y fue entonces necesaria la COOPERACIÓN PARA CREAR.

Este sistema de crear, mediante cooperación, viene desde la Lemuria. Es obvio que se necesita de una célula fertilizante para un huevo ovárico. Sólo así, de la unión de esa célula fertilizante con un óvulo, puede surgir la célula original con sus 48 cromosomas (número muy discutible en Biología, pero exacto). De la célula germinal, a su vez, mediante división celular viene el proceso del feto, la gestación; y así nacen las criaturas desde finales de Lemuria hasta la época actual.

Pero ¿qué saben de eso los que tienen Conciencia dormida? ¿Acaso aceptarían esa tremendas realidades? ¡Eso nunca, jamás! Ellos prefieren pensar en ese simple monocoide, allá, de los invertebrados más incipientes, desarrollándose a través del tiempo, mediante procesos selectivos extraordinarios, pasando por distintas variaciones de acuerdo con la selección de las especies, hasta que al fin aparece el Noepitecoide con su famosos tres hijos bastardos...

¿Creen ustedes que una teoría así, fundada en meras inquietudes de “humanoides” podía tener la consistencia, la fuerza y la experiencia de un Hombre Consciente? Es obvio que no.

Así que, en realidad de verdad, que mientras uno no despierte la Conciencia no puede saber nada sobre el origen del hombre, nada sobre el origen de la vida, nada sobre lo que es, ha sido y será...

El Dogma de la Evolución de Darwin se tragó a mucha gente, a muchísima... Se habla de que... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...y que de la... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...evolucionando aparece el... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...sobre el mismo Dogma de la Evolución.

Nosotros vamos más lejos; sabemos... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...y que por último resultado... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...de esa planta; y se sabe mediante procesos retrospectivos involutivos, estudiados estos entre los ARCHIVOS AKASHICOS (palabra que disgusta mucho a los Darwinistas y Materialistas).

En última síntesis encontramos al Protoplasma de las plantas, a las plantas en Estado Protoplasmático, en... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...en el amanecer de la vida, en la Época Polar... ¿Qué decisión es esa que hace que la evolución de las plantas ha terminado? ¿Qué diremos del futuro desenvolvimiento de los vegetales a través de las edades? ¿Conocen acaso eso los Materialistas, o se les ha ocurrido? ¿O conocen si ya terminó la evolución de los vegetales? ¡Nada de eso saben, nada!...

No hay tontería tan grande, pensar, que la psiquis humana es el resultado de los procesos moleculares evolutivos del Protoplasma a través de los siglos... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...por último en el “chango”, del cual viene el hombre, cuando nadie ha visto, jamás, un hombre nacer de un “chango”, nunca. Y si comparamos el cerebro de... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...con el cerebro del hombre más atrasado, es inmensamente más grande que el cerebro del orangután, o del gorila más inteligente.

¡Cuán graciosa está la teoría de ellos! Que dice... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...la humana especie, una especie de “chango” caminando, andando, aunque sea... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...¡Nunca lo hemos visto por ninguna parte! ¡Nunca lo han demostrado! Sí así es, ¡Que lo demuestren!

 Percepciones Cientificas de la Conciencia ...La Ciencia Materialista? Muchísimos eslabones perdidos se necesitan, mis queridos ami gos; pero muchos eslabones se necesitan para poder armar una teoría con el antepasado “Noepitecoide”... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...y sus tres hijos: el “Cinocéfalo con cola“, y el “pobre mono con cola”, y el “hombre arbóreo” y cincuenta mil teorías así, que no son sino el producto de la ignorancia de los sabihondos...

¿Que diremos del LENGUAJE?... Percepciones Cientificas de la Conciencia...nosotros, que el lenguaje...Percepciones Cientificas de la Conciencia...sus RAÍCES ETIMOLÓGICAS... Percepciones Cientificas de la Conciencia...las primeras raíces de estos pobres “humanoides que pueblan la fazde la Tierra?... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...en las grutas de... (de unas grutas que hay por ahí, que ahorita me acuerdo)... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...de las Grutas de Cromagnon (ya me acorde), las Grutas de Cromagnon y las de... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...por cierto, que se dicen que fueron los antepasados de estos pobres “humanoides”, y resulta que no son... Percepciones Cientificas de la Conciencia...estudiados con Conciencia Despierta se dará cuenta, claramente, que los hombres de aquellas grutas no son más que los descendientes degenerados de la gente Atlante.

 Percepciones Cientificas de la Conciencia...LosCientíficosMaterialistas... Percepciones Cientificas de la Conciencia...losprimitivosdeCromagnonnosonmásquedege nerados de un pasado glorioso... Percepciones Cientificas de la Conciencia...nada...Percepciones Cientificas de la Conciencia...e lresultado de ese lenguaje...Percepciones Cientificas de la Conciencia...de tales grupos de Cromagnones... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...¿de dónde salieron? Volvemos al problemita aquél de: “¿Quién fue primero, el huevo o la gallina?”

Incuestionablemente, nuestro idioma, por ejemplo, tiene raíz: El Latín; y las raíces del Latín vendrán del Griego y por ahí... Percepciones Cientificas de la Conciencia ...raíces de raíz; y sí llegáramos a lo último encontraríamos las raíces Atlantes. ¿Pero de dónde salieron las Atlantes? Ahí está el problema: De Lemuria; ¿y la Lemuria de dónde salió?...