LAS VACUNAS

Causan horror las sabihondeces de estos tiempos de Degeneración humana.

No negamos el valor de la medicina preventiva, pero si afirmamos que es criminal asesinar niños por equivocación.

Los Cementerios están llenos de equivocados y el camino del abismo está empedrado de buenas intenciones.

Las Campañas Nacionales contra el cáncer, contra la tuberculosis, contra la Poliomielitis, contra la Viruela, han costado millares de victimas en cada país.

Conocimos el caso de los dos hermosos niños llenos de vida que fueron vacunados contra la POLIOMIELITIS, pocos días después los dos hermosos niños estuvieron paralíticos, fueron infectados con la parálisis infantil.

Los Médicos en estos casos se limitan a decir: estas víctimas estaban propensas a contraer esa enfermedad, ya la tenían en estado latente, etc., total los dos niños cayeron enfermos, paralíticos

En las Escuelas Públicas se cometen crímenes espantosos, niños que no estaban Tuberculosos, después de vacunados contrajeron la enfermedad de la tuberculosis, niños que no estaban con viruelas, después de la vacuna contrajeron la viruela.

Los empleados de Salubridad, los encargados de la Salud Pública asesinan a los niños en las Escuelas, eso es horrible, espantosamente horrible y cierto.

Los Sabihondos de la Medicina parecen empeñados en asesinar niños en las Escuelas y todo esto con el visto bueno de padres y madres de familia, llenos de cariño, pero ignorantes.

En una Ciudad de Alemania antes de la Segunda guerra Mundial, fueron asesinados mas de Mil quinientos niños con una vacuna, esto causó horror, pero los Sabihondos continuaron vacunando a los niños en las Escuelas.

Es lógico tratar de salvar a una población cuando hay una epidemia, entonces las vacunas se justifican, pero es absurdo vacunar contra la viruela cuando no hay viruelas, o vacunar contra el tifo cuando no hay epidemia de tifo, o meterle el vacilo de la tuberculosis a millares de niños en las Escuelas cuando no hay tuberculosis.

ES FANTASÍA de muy mal gusto eso de vacunar contra la Viruela o cualquier otra enfermedad, "DIZQUE" por si acaso, «POR SI LAS MOSCAS», por si "TAL VEZ" viniere a la ciudad tal o cual epidemia.

Sobre FANTASÍAS no se debe ni se puede construir ninguna base, ni tomar decisión seria de ninguna especie, da vergüenza que todavía la ciencia Médica sea empírica y fantástica eso de «POR SI ACASO, POR SI LLEGA A VENIR TAL EPIDEMIA», vamos a vacunar a los niños de las Escuelas y a todos los ciudadanos, es absurdo a todas luces.

Ya las vacunas son absurdas de por sí, empero como todavía los señores médicos no tienen un procedimiento más efectivo en medicina preventiva, no nos queda mas remedio que resignarnos, pero que no abusen los señores de la Higiene y Salubridad pública.

Nadie cometería el error de disparar cañones a un enemigo que no existe, es estúpido vacunar contra tal o cual epidemia, cuando la tal epidemia no existe.

Nosotros no estamos contra los Médicos ni contra la Medicina, únicamente nos pronunciamos contra el abuso de la Medicina Preventiva.

Ya son millares, y tal vez millones las victimas de las vacunas, pero los encargados de velar por la salud pública, siguen vacunando.

Es criminal a todas luces infectar a las gentes con enfermedades horribles que no poseen.

Criminal es infectar a los niños en las escuelas, asesinar criaturas que empiezan a vivir.

Las vacunas solo deberían usarse como último recurso en caso de Epidemias, es claro que no por ello dejarían las vacunas de causar daño, pero en una guerra hay ataque, defensa y muertos, así también es la guerra o las guerras contra las epidemias.

Los señores de la Higiene o Salubridad Pública no han tenido piedad para nadie, muchas veces queriendo hacer mucho bien, hacen mucho mal.

En cierto país cuyo nombre no menciono, se les metió en la cabeza la idea morbosa de fumigar toda casa, tienda, almacén, choza, casa obrera, casa de campo, etc., dizque para acabar con el Paludismo, y lo que consiguieron fue acabar con las aves de corral y con todos los gatos, hoy en día en ese desdichado país, los gatos se cotizan muy caros porque no los hay.

Naturalmente unos al alma del negocio y otros al negocio del alma, como dice el dicho vulgar, loa aprovechados en todo eso, fueron los ratones, ellos se han dado ahora sus grandes banquetes, en graneros, corrales, tierras cultivadas, etc., etc., etc.

Lo más interesante de todo esto fue qua en ese país el Paludismo siguió andando, no terminó, siguió su curso como de costumbre, de nada sirvieron las famosas fumigaciones y la campaña contra el paludismo.

Ahora solo falta que le den a dicho pueblo el golpe de gracias con alguna vacuna especial contra el Paludismo.

Realmente no son vacunas lo que se necesita para combatir a las enfermedades. Lo que son urgentes de Verdad son las VITAMINAS, la buena alimentación, el agua pura, el sol.

Es necesario defender el organismo, todo organismo es inmune cuando posee maravillosas defensas orgánicas.

Que se fortifiquen las defensas orgánicas y las Vacunas salen sobrando, eso es todo.