MI REGRESO AL TÍBET

¡Ah tiempo! Que una Dama-Adepto tibetana muy singular, dentro de la orden Sagrada del Tibet exclamó diciéndome: ¡Muere!

El libro egipcio de la Morada Oculta dice: El día en que Horus (El Intimo) consigue la victoria sobre Seth (El Ego Animal) y sus demonios, yo difunto, yo triunfo de mis enemigos, durante la noche de la fiesta en que el Dios Djed es elevado en Djedú ante las divinidades que residen sobre las vías de la muerte.

Morir, en mi mismo, disolver el YO, reducirlo a polvareda cósmica, ciertamente no resultó tarea muy fácil, empero, debo confesar muy sinceramente, que permanecí fiel a los decretos de TUM (mi Padre que está en los cielos). Jamás podría negar que entre con mi divina Madre Kundalini en las guaridas de Seth. (Las cuarenta y nueve regiones del subconsciente).

Quien quiera subir debe primero bajar, esa es la Ley; toda exaltación va precedida por una humillación. Cada defecto psicológico visto interiormente con el ojo de Horus, tiene en verdad forma satánica, animalesca.

COMPRENSIÓN y ELIMINACIÓN son radicales. Sin esos dos factores resultarla imposible eliminar los demonios rojos (los defectos). COMPRENDER es lo primero; ELIMINAR es lo segundo. Muchos neófitos comprenden, mas no eliminan. De cierto os digo que esos fracasan. Mente no es todo; está última puede justificar o condenar, esconder o disculpar, pero no eliminar. Así lo entendí y rogué a mi Madre; el resultado fue maravilloso.

¡Oh divina Madre Kundalini! ¡Serpiente Ígnea de nuestros mágicos poderes! ¡ISIS a quien ningún mortal ha levantado el velo! ¡SOPHÍA! Bien saben los dioses del Jardín de las Hespérides, que tú si puedes eliminar defectos. Entre mi Madre y yo compartimos el duro trabajo; yo comprendía y ella eliminaba.

Defecto comprendido a fondo era inmediatamente eliminado por mi madre, nunca ella me abandonó, jamás me dejó solo. Aprendí a combinar la meditación con la oración. Meditaba para comprender. Oraba para suplicar.

Retornar al vetusto monasterio tibetano fue siempre mi mejor anhelo; Yo volví a ese santo lugar después de haber sufrido mucho. Cima inmaculada de la delicia, Tibet secreto; ¡todo en ti tiene aire de misterio!

Ciertamente esos Himalayas eternos tienen inocente profundidad de espejo; nieves perpetuas, sobrios conventos budistas, monjes que oran y meditan musitando muy quedito: «OM MANÍ PADME JUM» Esos místicos saben de los tormentos de las razas ya vencidas, que vivieron y murieron a la sombra de su mole colosal. Ellos saben de los vuelos de las águilas y del rayo que las marca con su rúbrica de fuego. En los flancos de sus montanas rueda el trueno de los broncos vendavales, y en sus templos sepulcrales se hunden cósmicas señales que tienen sabor de eternidad.

Necesitaba de acuerdo con antiguos usos y costumbres milenarias, alguien que respondiera por mí, un alma caritativa, un padrino que me presentase en la orden y es obvio que lo tuve, ¡gracias a Dios! Él pagó mi derecho de ingreso o mejor dijéramos de RE-INGRESO a la orden venerada, con esotéricos dineros que las humanas multitudes desconocen.

Para el retorno no hay fiestas; así está escrito y eso lo saben los divinos y los humanos. Sencillamente y sin ostentación alguna, volví a ocupar mi puesto dentro de la orden y continué en el trabajo que otrora había abandonado cuando me alejé del camino recto. Recomencé mi labor haciendo caridad; fue necesario ayudar dentro del monasterio a una pobre alma que había tocado en nuestras puertas buscando la luz.

«Pedid y se os dará, golpead y se os abrirá» Eso es AMOR... El fuego de la caridad hace milagros. Desgraciadamente esa suplicante estaba demasiado dormida, hice en verdad enormes esfuerzos para despertarla, mas todo fue inútil. Es obvio que esta sufriente criatura ni siquiera había comenzado a luchar contra los demonios; de Seth (El Ego) su conciencia estaba totalmente embotellada entre el YO.

¡0h! Viejo monasterio protegido por antiquísimas murallas. ¡Cuánto te amo! ¿Cómo olvidar ese patio inefable y aquella mesa sacra ante la cual se sientan los NIRMANAKAYAS de compasión? ¿Cómo olvidar esos salones de trabajo y todos los múltiples y variados pasillos inefables por dónde circulan y van y vienen los ADEPTOS de la luz?

Pesaroso, contrito dé corazón, arrepentido de verdad, imploraba, demandaba a mi Madre divina, rogaba, muy sinceramente eliminar el defecto psicológico que mediante la meditación de fondo, había ya sido comprendido en forma íntegra.

El trabajo esotérico me permitió entonces evidenciar hasta la saciedad la pluralidad del YO. Cuidadosas observaciones me permitieron patentizar en forma efectiva, la intima relación existente entre defecto y entidad. En forma ostensible pude verificar que cada error es multifacético en sí mismo.

Resulta notorio y claro a nuestros pacientes lectores, penetrar, concebir la idea de pequeños YOES gritones y pendencieros, entidades de tipo maligno, personificando defectos.

No es óbice para estas variadas entidades la coexistencia desordenada y absurda dentro de nuestra propia PSIQUIS.

Desdichadamente estos agregados síquicos, subjetivos, infernales, continúan más allá del sepulcro. El retorno palpable, auténtico, incuestionable, de esos valores subjetivos, abominables, a nuevas matrices, es un axioma matemático.

AHAMKRITA BHAVA: Estas dos palabras sánscritas significan «CONDICIÓN EGOICA» de nuestra CONCIENCIA.

Es obvio que la CONCIENCIA embotellada entre todas estas entidades que constituyen el EGO, se desenvuelve y vive en función de su propio condicionamiento.

ATMAVIDYA. Con este término indostánico nos referimos a la ILUMINACIÓN DIVINA.

La CONCIENCIA embutida entre los innumerables YOES que constituyen el EGO, es notorio que no goza de la auténtica iluminación; Se encuentra en estado de sopor, duerme, es víctima de las vanas ilusiones de MAYA.

ATMASHAKTI. Con este término de la sabiduría antigua indicamos, señalamos, el poder absolutamente espiritual.

Por secuela, consecuencia, corolario, podemos y debemos enfatizar la idea, de que la CONCIENCIA puede gozar del legítimo poder espiritual mientras no se haya liberado de su condición EGOICA. Cuando MEFISTÓFELES, (EL EGO), queda reducido a cenizas, la CONCIENCIA se libera y despierta.

¿Ahora si comprendéis lectores conspicuos por que se me exigió morir? Solo eliminando el EGO puede regresar a la ORDEN SAGRADA DEL TÍBET.

Más ¡Oh Dios mío! recordad querido lector que no hay, rosas sin espinas, tú lo sabes. ¡Cuánto dolor sentí al recorrer todos los pueblos y aldeas del Tibet! Por doquiera, aquí, allá y acullá, pude ver las tropas chino-comunistas que alevosas habían invadido la tierra de los adeptos. ¡Qué espantosos son los profanadores! Ved aquí a los soldados rojos en las puertas mismas de las pagodas sagradas, burlándose cínicamente de lo que no entienden.

Al divino Pádma Sambháva, encarnación del Loto; Protector de todos los seres conscientes, suplico libertad para el Tibet. A todos los sublimes PADRES y MADRES de los BUDDHAS de los cinco órdenes, ruego alejar para siempre a las hordas bárbaras que han asesinado a los Santos,

BHAGAVÁN ACLAIVA, Maestro protector de nuestra sagrada orden; alejad del Tibet las hordas brutalizantes del MARXISMO.

¡Ah! Bien sabe el TATHAGATA (BUDDHA), cuánto hube de sufrir al contemplar la terrible soledad del Valle de AMITHABA. ¿Qué fue de aquellas fiestas religiosas que otrora alegraron el sublime valle?. Ahora solo se ven por doquiera las huestes sanguinarias del MARXISMO; ¿Hasta cuándo habrá de continuar esta amargura?.

Afortunadamente el monasterio de la ORDEN SAGRADA DEL TÍBET está muy bien protegido dentro de la cuarta dimensión.