ARCANO No. 19 "LA INSPIRACIÓN"

DESCRIPCIÓN DE LA LAMINA: En las Aguas de la Vida tres flores que representan las TRES FUERZAS PRIMARIAS. Al medio una pareja que se toma de las manos, formando la Llave Tao. En la parte superior un Sol radiante sobre sus cabezas con 7 Rayos, nos recuerda los SIETE GRADOS DE PODER DEL FUEGO.

arcano19

Este Arcano nos enseña que por medio de la transmutación alcanzamos la Liberación Final.

SIGNIFICADO ESOTÉRICO DEL ARCANO: Este Arcano No. 19 es el Arcano de la Alianza. Representa al "FUEGO CREADOR", a la Piedra Filosofal. Para realizar el trabajo de la Gran obra, tenemos que trabajar con la Piedra Filosofal.

Los antiguos adoraban al Sol bajo la simbólica figura de una PIEDRA NEGRA. ¡ESA ES LA PIEDRA HELIOGÁBALA¡ Esa es la Piedra que debemos poner por fundamento del Templo. Esa Piedra es el Sexo, representada por la Piedra Filosofal, la Piedra Heliogábala.

Sin esa Piedra no se puede conseguir el ELIXIR DE LARGA VIDA. Las dos columnas del Templo, Jachín y Boaz, son el Hombre y la Mujer, aliados para trabajar con la Piedra Filosofal. Quien encuentra la Piedra Filosofal se transforma en un Dios.

Aquellos que edifiquen sobre la Piedra viva, encarnarán al Verbo. Aquellos que edifiquen sobre la arena, fracasarán y sus edificaciones rodarán al Abismo. Esas Arenas son las Teorías, las Religiones Muertas, etc., etc.

El Arcano 19 es el Arcano de la "OBRA DEL SOL". El Hombre y la Mujer que se toman de la mano y el Sol brillando sobre ellos nos indica que este Arcano se relaciona con el Misterio del Fuego. El aspecto Sexual de este Arcano lo encontramos en su suma Kabalística: 1 + 9 = 10; éste es un número profundamente sexual, ahí está el Círculo y la Línea, los misterios del Lingam-Yoni; sólo es posible llegar a la Auto-Realización mediante la Transmutación Sexual, ésta es la alianza sagrada entre Hombre y Mujer para la Magna Obra.

Meditando acerca de los Santos en la Época Medieval, pude comprobar, que esos Santos aunque eran célibes, en otras vidas habían trabajado en la Novena Esfera, habían desarrollado el Fuego Sagrado por el Sahaja Maithuna.

Analizando la vida de San Felipe, encontramos que éste, sintiendo amor por lo Divinal, cae al suelo, y al levantarse toca con su mano un abultamiento torácico. Se lo examina y descubre que se le ha formado un abultamiento sobre el corazón, siente que le consume el Fuego Sagrado del Espíritu Santo. Después de muerto se descubre que la arteria que va del corazón a los pulmones tiene mayor grosor y, sin embargo, vivió hasta la ancianidad, y pudo decir a qué hora iba a desencarnar. No hay duda de que tenía el Fuego Sagrado por la práctica del Maithuna en vidas anteriores.

Catalina de Borbón fue una mística extraordinaria, en vida se manifestó como tal. Cuando murió la enterraron sin féretro, y al pasar algunas personas por su tumba notaron que salía una gran fragancia y muchos enfermos se curaban. Los curas la sacaron para enterrarla bien, después de varios meses, estaba incorrupta y despedía una fragancia, la tuvieron en exhibición, el cadáver tuvo una hemorragia por la nariz, sudaba y despedía perfume, lo sentaron en una silla en una capilla de Italia y abrió los ojos y permaneció incorrupto.

Una de las pruebas de que alguien haya alcanzado la AUTO-REALIZACIÓN INTIMA del Ser, dice el Tao, es esa de conservar el cuerpo incorrupto y despedir perfume.

Cuando el Akash, causa causorum del Éter y principio básico de los Tatwas se concentra en los órganos sexuales, entonces es la base psíquica de la sangre; y el Akash puro es el alimento de esos Místicos. Llevan dicha sustancia a la sangre y pueden vivir sin comer. Hay iniciados que pueden vivir desnudos en la nieve y sin comer, para llegar a eso se necesita una concentración extraordinaria.

Catalina del Sena decía que se sentía en el Cristo, alimentándose de su sangre. La relación del Akash con la Sangre y la Sangre con el Akash es tremenda. Los Místicos se concentraban en la sangre del Cristo y atraían todo el Akash puro, para esto se necesita una concentración tremenda y hay que haber trasformado las energías.

En la época de la galantería, en el Renacimiento, en aquellos tiempos de pelucas, crinolinas, casacas púrpuras, hermosas danzas, bellos carruajes, entonces el hombre sí sabía apreciar a la mujer y se sacrificaba por ella. El hombre era capaz de cualquier sacrificio por la dama, la sabía apreciar y no tenía inconveniente hasta de entregar su vida. No hay duda que había abusos, pero el hombre supo ver, en esa época, en la mujer todos sus ideales.

En el siglo XX el hombre se ha olvidado de los Misterios Sexuales, el varón ha perdido el sentido del Valor Moral, la humanidad está en decadencia.

La Esencia Anímica está esparcida entre todas las entidades del "Ego", pero cuando se va disolviendo se va formando la Perla Seminal, cuando se destruye el Ego, se forma el Embrión Áureo, entonces entran en el hombre los Principios Inmortales, pero la cuestión es Sexual. Mucho se intuía en otros tiempos lo que es la Energía Creadora.

El Ser Humano actualmente no es más que una Legión de Diablos, llenos de íntimas contradicciones. El único valor que tenemos es la Esencia, esparcida entre los Yoes.