• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La Revolución de Bel: Capítulo 5.- El Baston de los Patriarcas

EL BASTÓN DE LOS PATRIARCAS

Belcebú, ansioso cada vez más de sabiduría, cumplía fiel y sinceramente todas las órdenes que su siniestro instructor le daba. Conoció el curso de las corrientes seminales y despertó su Kundalini negativamente por los procedimientos de la fornicación y de la concentración, tal como lo enseña Omar Cherenzi Lind, en su libro titulado «el Kundalini o la Serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes».

 

La Revolución de Bel: Capítulo 6.- Yo Acuso

YO ACUSO

Después de un periodo de reposo cósmico la vida recapituló la época de Saturno y entonces se inició la época solar: la tierra brillaba y resplandecía con los coloridos inefables de la luz astral, y la materia del universo era la misma luz astral. Los cuerpos físicos de nuestra actual humanidad se desarrollaron un poco más y recibieron el cuerpo vital que hoy en día sirve de base a toda la biología humana.

Los Ángeles y los Diablos de la época de Saturno flotaban en el ambiente de la época solar... Allí vemos clarividentemente a Belcebú, el príncipe de los demonios, entregado a los peores delitos. Miembro activo de un gran templo de magia negra, luchaba intensamente para hacer prosélitos entre la humanidad de la época solar y fueron muchas las almas que él conquistó para su tenebroso templo.

La Revolución de Bel: Capítulo 7.- El Atomo Nous

EL ÁTOMO NOUS

Belcebú, el príncipe de los demonios, fue engrosando las filas de sus legiones con nuevos prosélitos, que diariamente reclutaba entre los hombres de la época solar y así se convirtió en Jerarca de legiones.

El universo brillaba y resplandecía lleno de inefable belleza. La humanidad de la época solar era análoga a las demás humanidades de cualquier época, y entre los hombres de aquella época, hubo uno que se esforzaba terriblemente por llegar a la perfección. Ese hombre fue más tarde Cristo, el Divino Rabí de Galilea, el Logos Solar.

La Revolución de Bel: Capítulo 8.- La Mente y la Intuición

LA MENTE Y LA INTUICIÓN

El hombre mental reside en la cabeza con sus 7 portales. El cerebro está hecho para elaborar el pensamiento, pero no es el pensamiento. El cerebro es tan solo el instrumento del cuerpo mental.

El cuerpo mental es un organismo material, pero no es el organismo físico. El cuerpo mental tiene su ultra-fisiología, y su ultra-biología y su patología interna que los actuales hombres de ciencia desconocen por completo. El cuerpo mental está envuelto en una sedosa envoltura que lo protejo y lo mantiene en línea con el sistema nervioso-cerebro-espinal. Esta envoltura es la armadura engendrada del cuerpo mental, dicha armadura está recubierta toda de ciertos "conos truncados" llamados "módulos", loa cuales vienen a ser los sentidos del cuerpo mental.

La Revolución de Bel: Capítulo 9.- El Periodo Lunar

EL PERIODO LUNAR

Pasada la noche cósmica del periodo solar, se inició el alba del periodo lunar. El universo solar se condensó en materia etérica. La vida recapituló todos los estados de los pasados periodos cósmicos y después de esos procesos de recapitulación, se inició en nuestra etérica tierra, llamada tierra-luna, el periodo lunar en toda su plenitud. Los hombres de la época lunar eran pequeños de estatura y sus cuerpos eran de materia etérica. Construían sus casas bajo tierra, aunque sobre la superficie ponían techos análogos a los techos de nuestras actuales casas. Negociaban, trabajaban y se divertían lo mismo que nosotros, sus poblaciones urbanas eran pequeñas y estaban conectadas como las nuestras con caminos y carreteras.

2000 © 2021 Biblioteca Gnostica Samael Aun Weor. Todos los derechos reservados.