• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

A los Mil Llegamos pero a los Dos Mil No: El problema religioso

EL PROBLEMA RELIGIOSO

Nosotros respetamos a todos los credos y religiones, amamos profundamente a todas las religiones porque todas son perlas preciosas engarzadas en el hilo de oro de la divinidad. Todas ellas trabajan por una misma causa y conservan los mismos principios eternos. Por eso queremos ayudar a todas las personas de todas las religiones, sin distinción de clase, sexo, color o posición, enseñándoles la sabiduría de Dios en misterio, la humanidad necesita ayuda especial de nuestras religiones y las religiones necesitan también sistemas y conocimientos científicos acordes con las necesidades de la época. Las religiones deben prepararse científicamente, espiritualmente, para cumplir en forma efectiva su misión.

 

A los Mil Llegamos pero a los Dos Mil No: El problema espiritual

EL PROBLEMA ESPIRITUAL

El más profuso problema espiritual de la humanidad es el de no saber nada, acerca de lo que tanto hemos leído y oído, la ignorancia, es general, porque no nos han enseñado prácticamente, lo que teóricamente hemos leído. Usted amable lector, sabe dónde es el infierno?... Sabe usted, dónde es el Cielo? Sabe usted dónde es la otra vida? Sabe usted de donde vino usted mismo a este planeta tierra? Sabe usted, dónde estaba antes de nacer aquí en la tierra? Conoce usted donde ira cuando muera? Sabe usted donde está el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo? Están dentro de usted, fuera de usted, donde? Sabes quien eres?

A los Mil Llegamos pero a los Dos Mil No: Estamos en una nueva era de luz

ESTAMOS EN UNA NUEVA ERA DE LUZ

Es urgente Saber, en que tiempo vivimos, es urgente que la humanidad comprenda, que estamos en los tiempos finales y que se avecinan terribles y espantosos acontecimientos cósmicos. Es conveniente saber, que los terremotos arreciaran cada vez más intensamente, hasta destruir pueblos, ciudades, naciones y continentes, así está profetizado por el Gran Profeta contemporáneo, iniciador de esta Era de conocimiento y de Ciencia Gnóstica.

A los Mil Llegamos pero a los Dos Mil No: El nivel del ser

EL NIVEL DEL SER

Nadie puede negar que existen distintos niveles de conocimiento, que el saber puede lograr niveles mas o menos elevados en diferentes hombres, tanto que los hombres fundamentan todo su supuesto poder y fortaleza en sus manuales de urbanidad, bachilleratos, títulos universitarios, etc.; pero esta comprensión no la aplican al Ser, ignoran que el Ser también puede situarse a niveles muy diferentes, y no solo lo ignoran, sino que ignoran que lo ignoran.

Dos hombres pueden diferir en su nivel de Ser mucho más que en su Nivel de conocimientos. La gente admite que un hombre pueda poseer un conocimientos vasto, que pueda ser por ejemplo un sabio eminente que hace progresar la ciencia, y que al mismo tiempo pueda ser egoísta, discutidor, mezquino, vanidoso, lujurioso, etc.; Sin embargo, ese es su verdadero Ser.

A los Mil Llegamos pero a los Dos Mil No: La charla

LA CHARLA

Resulta urgente e inaplazable observar la charla interior y el lugar preciso de donde proviene.

La charla interior equivocada es la causa causorum de muchos estados psíquicos inarmónicos y desagradables en el presente y también en el futuro.

La vana palabrería insustancial de charla ambigua y en general de toda plática perjudicial, dañina, absurda, manifiesta en el mundo exterior, tiene su origen en la charla inferior equivocada.

2000 © 2022 Biblioteca Gnostica Samael Aun Weor. Todos los derechos reservados.