• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

A los Mil Llegamos pero a los Dos Mil No: Conclusión

CONCLUSIÓN

Todos los seres somos hijos de la fuerza sexual, de un espermatozoide y un gameto; nadie es hijo de teorías ni creencias sino de un hombre y una mujer. La fuerza sexual debe ser controlada por medio de la razón y la voluntad. SEXO, CEREBRO y CORAZON son los puntos clave del hombre. En la sabia unión de Phalo y Útero encontramos la clave de nuestros mágicos poderes. Busquemos a Dios dentro de nosotros mismos, porque dentro de cada uno de nosotros está, Deuteronomio 6-15. Lucas 17-20-21.

 

A los Mil Llegamos pero a los Dos Mil No: Jesús el Cristo

JESUS EL CRISTO

No fue medico, pero curó todas las enfermedades humanas.

No fue abogado, pero explicó los principios elementales de toda Ley.

No fue autor, pero ha inspirado toda la literatura viviente del mundo.

NO FUE ORADOR, FUE ALGO MAS, LA PALABRA ENCARNADA.

No fue poeta, ni músico, pero es el alma y la inspiración de todo canto y de toda música.

No fue artista, pero ha sido inagotable luz de grandes Maestros, tanto antiguos como modernos.

No fue arquitecto, pero ha sido el transformador de las almas y el constructor de caracteres de todos los tiempos.

No fue estadista, pero ha fundado los estados y las Instituciones de la humanidad.

Y lo que hay de más maravilloso en Él, es que fue un hombre perfecto, cuya vida no fue manchada por el pecado.

A los Mil Llegamos pero a los Dos Mil No: Fundamentos de la alquimia sexual

FUNDAMENTOS DE LA ALQUIMIA SEXUAL

La Alquimia se conoce como ciencia oculta, y se buscaba antiguamente para enseñar a los humanos a TRANSFORMAR EL PLOMO EN ORO, unas substancias en otras, el que estudia la ciencia Gnóstica aprende a ser alquimista y deja a un lado tantas leyendas fantásticas. Nuestro organismo transforma los alimentos que comemos en carne, sangre, excretas, etc. La rosa (el Rosal), transforma en fragancia y colorido el barro de la tierra. La Alquimia es ciencia divina.

A los Mil Llegamos pero a los Dos Mil No: El ser humano

EL SER HUMANO

Ya hemos afirmado y repetimos que el HOMBRE ESPIRITUAL es un trío de cuerpo, alma y espíritu; lo confirman las Sagradas Escrituras, 1ª Tesalonicenses 5-23. Ese trío es la condensación de las Siete Modificaciones de la Energía Universal, Causa Causorun de todo cuanto existe. El hombre es de naturaleza divina y humana. Espíritu y Materia; es el Libro de los Siete Sellos del Apocalipsis de San Juan. El cuerpo físico por su densidad sirve de vehículo al Alma para su evolución en el mundo de la materia. El Alma no es el Espíritu ni el Espíritu es el Alma. El Alma está constituida por los valores concientivos obtenidos en cada encarnación. El Espíritu es la chispa divinal desprendida del seno del Absoluto en aquél amanecer de la vida.

A los Mil Llegamos pero a los Dos Mil No: Alquimia Sexual

ALQUIMIA SEXUAL

La base fundamental de la Alquimia Sexual es el decálogo, nuestro arte sagrado está totalmente fundamentado en las TABLAS DE LA LEY.

1.-MARAS A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS.

2.-NO JURAR SU SANTO NOMBRE EN VANO.

3.-SANTIFICAR LAS FIESTAS.

4.-HONRAR A PADRE Y MADRE.

5.-NO MATAR.

6.-NO FORNICAR. (Este es el Arcano A.Z.F)

7.-NO HURTAR.

8.-NO LEVANTAR FALSO TESTIMONIO, NI MENTIR.

9.-NO DESEAR LA MUJER DEL PRÓJIMO (no adulterar)

10.-NO CODICIAR LOS BIENES AJENOS.

2000 © 2022 Biblioteca Gnostica Samael Aun Weor. Todos los derechos reservados.