• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El Matrimonio Perfecto (de kinder): Capitulo 6.- GAIO

GAIO

Cuando en el Sanctum Sanctorum del templo de Salomón, el sumo sacerdote pronunciaba el terrible Mantram I.A.O. resonaban los tambores del templo para impedir que los profanos escucharan el sublime I.A.O.

Diodoro en uno de sus poemas dice textualmente lo siguiente: "sabed que entre todos los dioses el más elevado es I. A. O."

Aidés es el invierno, Zeus principia en primavera. Helios en verano y en otoño vuelve la actividad I.A.O. que trabaja constantemente.

I.A.O. es Jovis Pater, es Júpiter, a quien llaman los judíos sin derecho Yahvé. "I.A.O. ofrece el sustancioso vino de vida, mientras que Júpiter es un esclavo del Sol."

I. Ignis (fuego, alma).

A. (Agua, sustancia).

O. (Origo, causa u origen).

I.A.O. es el nombre de Dios entre los gnósticos.

 

El Matrimonio Perfecto (de kinder): Capitulo 7.- Dos Rituales

DOS RITUALES

Hay ciertos ritos tenebrosos que se conservan desde las épocas más lejanas de la historia. Las hechiceras de Tesalia, celebraban ciertos rituales en sus cementerios, para evocar las sombras de sus muertos. En el aniversario de sus muertos queridos concurrían a las tumbas del campo santo y en medio de alaridos espantosos pinchaban sus pechos para que manara sangre y por medio de esa sangre hacían visibles y tangibles las sombras de sus fallecidos.

Homero nos relata en «La Odisea», que Ulises, el astuto guerrero que tomó a Troya, después de cruentas batallas, llegó a la isla de Calixto, donde la cruel diosa Circe que reinaba en aquella isla, convertía a los hombres en cerdos. Y celebró un ritual misterioso con un hechicero, el cual degolló una res en un foso y luego evocó al adivino de Tebas, el cual por medio de la sangre se materializó totalmente, y pronosticó a Ulises muchas cosas.

El Matrimonio Perfecto (de kinder): Capitulo 8.- Las Dos Marias

LAS DOS MARÍAS

Hay dos diosas de extraordinaria belleza, una es la Diosa Blanca y otra es la Diosa Negra. Las dos caras de la Naturaleza: la luz y las tinieblas. La Naturaleza y su sombra. La una es de belleza terriblemente divina, la otra es de belleza terriblemente maligna. La una es la Serpiente de bronce que sanaba a los y israelitas en el desierto, la otra es la Serpiente tentadora del Edén.

Quien lea la obra «El Kundalini», de Cherenzi, admirará el hermosísimo canto a la Naturaleza que Omar Cherenzi Lind estampó en este libro.

Naturalmente a nadie se le ocurre pensar siquiera por un momento, que ese libro es una obra de magia negra, pero a lo que canta a Cherenzi es a la Diosa Negra, al océano tenebroso de la Naturaleza, mejor dijera, a la sombra de la Naturaleza. Los mejores magos negros cantan a la Diosa Negra.

El Matrimonio Perfecto (de kinder): Capitulo 9.- Reencarnación y Karma

REENCARNACIÓN Y KARMA

Cuando llega la desencarnación, concurre al lecho del enfermo un ángel llamado Ángel de la Muerte, y el moribundo suele verlo con el aspecto de una calavera. La misión de este Ángel, es romper el Cordón Plateado que conecta al Astral con el cuerpo físico del hombre.

Los primeros tres días el difunto ve pasar delante de sí, toda su vida en forma retrospectiva, desde la muerte hasta el nacimiento, y al ver los malos actos cometidos siente vergüenza, y se alegra al contemplar las buenas acciones.

El Matrimonio Perfecto (de kinder): Capitulo 10.- Esferas Voladoras

ESFERAS VOLADORAS

esferasvoladorasNo son "platillos voladores" sino "esferas voladoras", ellas siguen el proceso planetario de rotación, su movimiento giratorio es de izquierda a derecha lo cual las hacen ascender o descender cuando es lento el movimiento. En el centro de la esfera como muestra el grabado van unas aletas o paletas en forma de abanico que absorben el éter cósmico que conducido por un tubo es quemado luego en un depósito por medio de un rayo de luz que no es igual a la llama que usamos nosotros, observado clarividentemente aparenta ser una pequeña rueda a la manera de nuestro esmeril de afilar objetos de acero, de esta pequeña piedra que gira incesantemente produce el rayo que quema el éter lo cual viene a ser el combustible permanente que da el impulso a la esfera.

2000 © 2022 Biblioteca Gnostica Samael Aun Weor. Todos los derechos reservados.