EL CELIBATO

El Swami X dijo en una de sus lecciones, lo siguiente: “Los solteros pueden unir la natural fuerza creadora del alma en sí mismos espiritualmente, aprendiendo el recto método de meditación y su aplicación a la vida física. Tales personas no tienen que pasar por la experiencia del matrimonio material. Pueden aprender a casar su impulso femenino con el masculino de su alma interna”.

Si nuestros bienamados discípulos gnósticos reflexionan en estas palabras del Swami X, llegarán a la conclusión de que son manifiestamente absurdas. Eso de casar el impulso femenino físico con el masculino de su alma interna, es falso ciento por ciento. Dicho tipo de casamiento utópico es imposible porque todavía el hombre no ha encarnado el Alma. ¿Con quién, pues, va a casar su impulso femenino físico? El animal intelectual todavía no tiene Alma. Quien desee encarnar su Alma, quien quiera ser hombre con Alma, debe tener los cuerpos: Astral, Mental y Causal.

El ser humano actual todavía no tiene esos vehículos internos. El espectro astral, el espectro mental o el espectro causal, son únicamente espectros. La mayor parte de los ocultistas creen que esos espectros internos son los verdaderos vehículos y están muy equivocados. Necesitamos nacer en los mundos superiores y eso de nacer es un problema sexual.

Ningún ser humano nace de teoría alguna. Ni siquiera un simple microbio puede nacer de teorías. Nadie nace por las narices ni por la boca. Todo ser viviente nace por el sexo. “Tal como es arriba es abajo”. Si aquí en el mundo físico el hombre nace por el sexo, es lógico que arriba, en los mundos internos, el proceso es análogo. La Ley es Ley y la Ley se cumple.

El Astral Cristo nace como nace el cuerpo de carne y hueso. Eso es sexual. Sólo con la Magia Sexual entre esposo y esposa, se puede dar nacimiento a ese maravilloso cuerpo. Lo mismo podemos decir del Mental y del Causal. Necesitamos engendrar esos cuerpos internos y eso sólo es posible con el contacto sexual, porque tal como es arriba así es abajo, y tal como es abajo es arriba. Ningún célibe puede casar su impulso femenino físico con el masculino de su alma interna, porque ningún célibe puede encarnar su Alma. Para encarnar el Alma debemos engendrar los cuerpos internos, y sólo con la unión sexual de hombre y mujer se pueden engendrar. Ningún hombre solo o ninguna mujer sola pueden engendrar o concebir. Se necesitan los dos polos para crear. Esa es la vida.

Es necesario engendrar los vehículos internos. Es necesario nacer en los mundos superiores. El celibato es un camino absolutamente falso. Necesitamos el Matrimonio Perfecto.

Después de nacer cada vehículo necesita su alimentación especial. Sólo con su alimentación especial se desarrolla y robustece totalmente. La alimentación de esos vehículos se fundamenta en los hidrógenos. En el organismo físico se fabrican los distintos tipos de hidrógenos con los cuales se alimentan los distintos cuerpos internos del hombre.

LEYES DE LOS CUERPOS

Cuerpo Físico. Este está gobernado por 48 leyes. Su alimento básico es el hidrógeno 48.

Cuerpo Astral. Este vehículo está sometido a veinticuatro leyes. Su alimento básico es el hidrógeno 24.

Cuerpo Mental. Este vehículo está sometido a doce leyes. Su alimento básico es el hidrógeno 12.

Cuerpo Causal. Este vehículo está gobernado por seis leyes. Su alimento básico es el hidrógeno 6.

Toda sustancia se transforma en determinado tipo de hidrógeno. Así pues, como son infinitas las sustancias y los modos de vida, son también infinitos los hidrógenos. Los cuerpos internos tienen sus hidrógenos especiales y con ellos se alimentan.

El Swami X fue tan sólo un monje. Se nos ha dicho que pronto habrá de reencarnarse este buen monje, para casarse y realizarse a fondo. Es un bello discípulo de la Logia Blanca. En los mundos superiores él se creía realizado. Grande fue su sorpresa en el templo cuando hubimos de hacerle saber su equivocación. Realmente este buen monje no ha engendrado todavía sus cuerpos Crísticos; necesita engendrarlos. Este es un problema sexual. Sólo con la Magia Sexual se engendran esos maravillosos cuerpos internos.

Advertimos a nuestros críticos que no nos estamos pronunciando contra el Swami X. Sus ejercicios son maravillosos y muy útiles. Empero aclaramos que nadie se puede realizar a fondo con el sistema fuelle.

Existen muchísimas escuelas; todas son necesarias. Todas sirven para ayudar al ser humano, empero es bueno advertir que con ninguna teoría podemos engendrar los cuerpos internos. Jamás hemos visto a nadie naciendo de alguna teoría. No conocemos el primer ser humano nacido de teorías.

Existen escuelas muy respetables y muy venerables. Estas instituciones tienen sus cursos de enseñanza y sus grados. Algunas de ellas tienen también rituales de iniciación. Empero en los mundos superiores de nada sirven los grados y las iniciaciones de esas escuelas. A los Maestros de la Logia Blanca no les interesan los grados y las jerarquías del mundo físico. A ellos sólo les interesa el Kundalini. Ellos examinan y miden la médula espinal. Si el candidato no ha levantado la serpiente, para ellos es este un simple profano como cualquier otro, aún cuando éste ocupe en el mundo físico alguna elevada posición, y aún cuando su escuela o logia sea muy venerable, o algún supremo jerarca. Si el Kundalini ha subido tres vértebras es considerado por los Maestros como Iniciado de tercer grado, y si sólo una vértebra, un Iniciado de primer grado.

Así pues los Maestros lo único que les interesa es el Kundalini.

Muy pocos son realmente aquellos que abandonan todo para trabajar en su caverna con su Águila y su Culebra. Eso es cosa de héroes y la humanidad actual no abandona sus logias y sus escuelas para quedarse a solas con su Águila y su Serpiente. Los estudiantes de todas las organizaciones ni siquiera son fieles a sus escuelas. Ellos viven mariposeando de logia en logia, de escuela en escuela, y así dizque quieren realizarse a fondo.

Nosotros sentimos infinito dolor cuando vemos a esos hermanos mariposeadores. Muchos de ellos practican maravillosos ejercicios. Ciertamente existen muy buenas prácticas en todas las escuelas. Las prácticas de Yogananda, Vivekananda, Ramacharaka, etc., etc., son admirables. Los estudiantes las practican con muy buenas intenciones. Existen estudiantes muy sinceros. Nosotros apreciamos mucho a todos esos estudiantes y a todas esas escuelas. Empero sentimos muchísimo dolor irremediable por ellos que con tanta ansia buscan su liberación final. Sabemos que deben engendrar sus cuerpos internos. Sabemos que deben practicar Magia Sexual. Sabemos que sólo así con la Magia Sexual podrán ellos despertar el fuego sagrado y engendrar sus vehículos internos para encarnar su Alma. Eso lo sabemos por experiencia propia. Empero ¿Cómo hacemos para convencerlos? El sufrimiento de nosotros los hermanos es muy grande... y sin remedio... en la pasada Tierra-Luna, evolucionaron millones de seres humanos, y de todos esos millones, sólo unos pocos centenares se elevaron al estado angélico. La gran mayoría de seres humanos se perdió. La gran mayoría se hundió en el abismo. Muchos son los llamados y pocos los escogidos. Si observamos la Naturaleza vemos que no todas las semillas germinan. Millones de semillas se pierden, y millones de criaturas perecen diariamente. Triste verdad es ésta, pero es verdad.

Todo célibe es candidato seguro para el abismo y la muerte segunda. Sólo aquellos que se elevaron hasta el estado del Superhombre, pueden ya darse el lujo de gozar de las delicias del amor sin contacto sexual. Entonces penetramos en el anfiteatro de la ciencia cósmica. Nadie puede llegar a encarnar el Superhombre dentro de sí mismo, sin la Magia Sexual y el Matrimonio Perfecto.