SEGUNDA PARTE CRIMINOLOGÍA

DIVERSAS CLASES DE PERCEPCIONES CLARIVIDENTES

Existen cinco clases fundamentales de percepciones clarividentes.

Primera, clarividencia consciente; Segunda, clarividencia inconsciente; Tercera, clarividencia Infra-consciente. Cuarta, clarividencia subconsciente; Quinta, clarividencia supra-consciente. Estas cinco clases de percepciones clarividentes producen diversas formas de reacción mental.

Existen en Psiquiatría forense distintas formas Biotipológicas.

Cada personalidad reacciona ante las percepciones clarividentes según el Diagnóstico Persona-lógico y Psico-patológico individual especias.

Existe el Paranoideo normal, el Paranoico enfermo, el Esquizofrénico con reacciones violentas; instantáneas y terribles. Existen también el Neurastenoide de doble personalidad enfermiza, el Oligofrénico, asesino vulgar, el Epileptoide, el Esquizoide de variedad hipersensible o hiperestésica con base Genotípica Epileptoide, etc., etc.

En el curso de una reacción situacional, cada clarividente habla y obra condicionado por la clase de Personalogía y Sicopatología que lo caracterizan como Ente Humano.

Para el desarrollo de la clarividencia es necesario poseer cultura intelectual. Para el desarrollo de los poderes ocultos, chacras, discos, ruedas magnéticas del cuerpo astral, se necesita la disciplina intelectual.

Un clarividente sin cultura y sin disciplina intelectual de ninguna especie, degenera en delincuente vulgar. Un clarividente sin cultura intelectual puede caer en los siguientes delitos: Calumnia e injurias privadas o públicas, difamación de honor, injurias y amenazas, uxoricidio, homicidio, suicidio, parricidio, matricidio, fratricidio, incesto, hurto, rapto, atraco, seducción sexual, fuerza y violencia, infanticidio, etc., etc. y muchos otros casos de delincuencia estudiados por la Psiquiatría y Sicología.

El papel Patógeno del temor supersticioso inducido por percepciones clarividentes Infra-conscientes, inconscientes o subconscientes, da origen al asesinato, a la calumnia e injuria pública, y en general a toda clase de delitos comunes. Las percepciones clarividentes del Infra-consciente, o del inconsciente o subconsciente producen reacciones situaciones diferentes, según la clase Biotipológica del clarividente.

Los clarividentes neurastenoides, esquizofrénicos, oligofrénico, epileptoides y esquizoides, de variedad hipersensible, caen en los estados de consternación psicopática, sugestión compulsiva y patológica, delirio de persecución supersticiosa, etc., que los llevan al abismo de la delincuencia.

Antes de entregarnos al desarrollo de los poderes ocultos necesitamos estudiarnos a sí mismos, y hacer un diagnóstico persona-lógico y psico-patológico de nuestra propia personalidad.

Después de haber descubierto nuestro propio yo Psico-Biotipológico, necesitamos reformarnos con la cultura intelectual. Necesitamos una Psicoterapia Pedagógica para reformarnos.

Los cuatro evangelios del Cristo Jesús, son realmente la mejor Psicoterapia Pedagógica. Es necesario estudiar y practicar totalmente todas las enseñanzas contenidas en los cuatro evangelios del Cristo-Jesús. Sólo después de habernos reformado moralmente podemos entregarnos al desarrollo de los chacras, discos o ruedas magnéticas del cuerpo astral.

Es también urgente estudiar a todos los mejores autores de Teosofía, Rosacrucismo, Sicología, Yoguismo, etc., etc.