CIRCULACIÓN Y TRANSITO

23, "Interesarnos hasta lograr la solución de los problemas de tránsito del D. F., así como las ciudades de los Estados donde se presenta el problema de congestión de vehículos, ya que esto trae peligro de los peatones y los pasajeros para llegar a su destino, pues los agentes de tránsito, motociclistas, por cualquier motivo detienen los vehículos de servicio público o particulares, causando esto la pérdida de tiempo y como consecuencia el retraso en sus labores, y huelga es decir si hay un choque de carros, en lugar de resolver inmediatamente, rendir el peritaje respectivo, sacando fotografías para ver la posición de los vehículos, dicho trabajo debe ser hecho por los agentes de tránsito y motociclistas, pues es de suponer que éstos son técnicos en la materia, pero sucede lo contrario, como si se tratara de trabajo de Romanos, los vehículos duran muchos días y hasta meses en los lugares del accidente, causando molestias al Pueblo". (ALEJANDRO SALAS LINARES)

Todos estos problemas de circulación y tránsito afectan no solamente a MÉXICO D. F., sino a todas las ciudades del Mundo.

Que un automóvil choque con otro y hayan unos cuantos muertos y heridos, que un carro mate a un anciano indefenso o a un niño que juega en la vía pública es algo más común que la papa y la cebolla, no asombra a nadie, pero lo que sí causa ASOMBRO a todo hombre verdaderamente CONSCIENTE, es la falta de RESPONSABILIDAD MORAL de las autoridades de circulación y tránsito.

Si verdaderamente las autoridades de circulación y tránsito de las distintas ciudades del mundo supieran cumplir con su DEBER, bastaría un solo accidente para que se provocara inmediatamente un cambio radical en todo el sistema de circulación y tránsito de la ciudad.

Desgraciadamente falta en nuestras autoridades ese sentido de RESPONSABILIDAD MORAL.

Las autoridades de circulación y tránsito de todas las ciudades del mundo, viven del pueblo, comen del pueblo, tienen el poder que el pueblo les ha conferido, pero no AMAN al pueblo, si lo AMARAN protegerían la vida de todos y cada uno de los ciudadanos.

Si los automóviles nos prestan un gran placer, si son útiles para el transporte pero matan a millares y millones de personas, entonces nos encontramos ante un GRAN DILEMA: Destruirlos o cambiar radicalmente todo el sistema de circulación y tránsito de las ciudades porque todo placer, toda comodidad a costa de la vida de nuestros semejantes es CRIMINOSO. No debemos darnos el lujo de gozar o tener comodidades a costa de la vida de nuestros semejantes.

Las autoridades de circulación y tránsito de todas las ciudades del mundo, al tolerar esta clase de problemas relacionados con el MOVIMIENTO de toda clase de VEHÍCULOS, se convierten de hecho en cómplices del delito.

Resulta absurdo mezclar en la vía pública circulación de carros y peatones.

El tránsito de automóviles, tranvías, etc. dentro de las ciudades densamente pobladas, debe ser subterráneo o por calzadas definidas y prohibidas para los peatones y con pasos a desnivel para evitar choques en las esquinas.

Las calles deben ser exclusivamente para los PEATONES, sólo así se podrá proteger debidamente las vidas de los ciudadanos.

La ley debe aplicarse por igual a CONDUCTORES de vehículos y a PEATONES IMPRUDENTES.

Resulta absurdo detener en las calles o vías públicas a los vehículos de servicio público o carros particulares, porque esto causa pérdida de tiempo a las personas, retraso en sus labores, etc.

Resulta absurdo que los vehículos chocados permanezcan estacionados en el lugar del accidente interrumpiendo el tránsito.

Los Agentes de tránsito y motociclistas deben ser técnicos en su oficio, rendir el peritaje inmediato respectivo, sacar fotografías para ver la posición de los vehículos chocados y despejar luego la vía pública para no interrumpir el libre movimiento de carros.

A todas luces resulta innecesario que los vehículos accidentados permanezcan estacionados en el lugar del accidente causando molestias al Pueblo.

Todo Policía de Tránsito, todo agente en motocicleta, debe ser técnico en su ramo, un perito, un hombre inteligente, capaz.

En las grandes ciudades densamente pobladas es necesario abrir nuevos centros comerciales en lugares estratégicos y en la periferia y distribuir las oficinas de Gobierno, Bancos, Fábricas, etc., etc. por toda la ciudad, con el propósito inteligente de descongestionar el centro.

No se debe permitir el congestionamiento del tránsito porque ello trae accidentes.

La sabia distribución de mercados, fábricas, oficinas, Bancos, Palacios de Gobierno, etc., y las nuevas vías rápidas, pueden descongestionar el centro de toda ciudad densamente poblada.

EL PARTIDO SOCIALISTA CRISTIANO LATINO AMERICANO luchará intensamente por lograr la solución de los problemas de tránsito de todas las ciudades de la AMÉRICA LATINA.