EMPLEADOS DE CONFIANZA

16. "Conseguir que los empleados denominados de confianza de todas clases, gocen de las ventajas de los demás trabajadores, pues, actualmente se encuentran casi abandonados por la Ley Federal del trabajo, y los Patronos

o empresas con quienes prestan sus servicios abusan de ellos, además una vez que están viejos o sin motivo alguno les quitan el trabajo, sin darles ninguna prestación, a que tienen derecho por sus servicios, quedando desamparados. Otras veces sin estar viejos se les despide del trabajo sin remuneración alguna". (ALEJANDRO SALAS LINARES)

Los CAPITALISTAS han inventado un truco maravilloso para robarse la fuerza de trabajo de los trabajadores.

Aquello de "LOS EMPLEADOS DE CONFIANZA" es el cebo para atrapar incautos, muchos trabajadores se sienten seguros con este "TITULO" y hasta presumen con sus compañeros diciendo: "SOY UN EMPLEADO DE CONFIANZA".

EL TRUCO CAPITALISTA de los "EMPLEADOS DE CONFIANZA", resulta muy caro para los trabajadores.

Millares de "EMPLEADOS DE CONFIANZA" en toda la AMÉRICA LATINA, son despedidos de la noche a la mañana de su trabajo por el "DELITO" de ser viejos o porque le vino en gana al patrón.

Existe un dicho vulgar que dice: "O todos hijos o todos entenados".

No es justo que algunos trabajadores tengan prestaciones y otros no tengan nada, la Ley debe ser para todos porque nadie es más que nadie, todos somos humanos y tenemos los mismos derechos.

Esto del TRUCO conocido como "EMPLEADO DE CONFIANZA", es un HALAGO, una caricia falsa para los engañados trabajadores.

"Los TRABAJADORES DE CONFIANZA" se sienten halagados con este título falso sin saber que se están poniendo la soga al cuello; la cruda realidad los viene a despertar cuando sin motivo alguno, el PATRÓN los pone de patitas en la calle.

Halago, como si dijéramos FALAGO, viene del Latín FALLO, FEFELLI, FALSUM, lo mismo que FALSÍA, FALSEDAD, y FALACIA.

El pobre halaga al rico, el favorito halaga al tirano, eso es la cruda realidad de la existencia.

Los cesantes en los países MARXISTAS-LENINISTAS son más numerosos que en los países capitalistas, pero es claro que los COMUNISTAS ocultan este espinoso asunto, para crear la impresión de que en el "PARAÍSO SOVIÉTICO" todo marcha muy bien.

Cuando un país cualquiera cae en las garras del DIABLO ROJO, las empresas dedicadas a fabricar artículos de consumo general desaparecen por ser "inútiles" en la "sociedad" Comunista y los pobres trabajadores van para la calle, sin recibir prestación social de ninguna especie.

Sin embargo esto no es todo, lo más grave viene después, como esos pobres trabajadores no pueden encontrar empleo en otras industrias, quedan a DISPOSICIÓN del ESTADO y después de calificárseles como vagabundos, van a engrosar las filas de los esclavos condenados a trabajos forzados de por vida.

EL CAPITAL del ESTADO y el CAPITAL PRIVADO se roban miserablemente la fuerza de trabajo de los trabajadores.

Nosotros debemos luchar por conseguir prestaciones sociales justas y verdaderas para los trabajadores cesados o despedidos por vejez u otros motivos, mas si los obreros se dejan engañar por la propaganda ROJA y el telón de acero cae sobre sus países, detrás de él les espera la más criminal esclavitud de cuantas han existido en el mundo, la esclavitud sistemática impuesta por el enemigo secreto.

EL PARTIDO SOCIALISTA CRISTIANO LATINO-AMERICANO debe acabar para siempre con el TRUCO aquel de los "EMPLEADOS DE CONFIANZA" y conseguir garantías para todos los trabajadores sin excepción alguna.