LAS 33 CÁMARAS DEL TEMPLO

Existía en Egipto cierto pasadizo subterráneo que tenía 33 cámaras. Cada una de nuestras vértebras espinales, se relacionan con su correspondiente cámara del templo. En los mundos internos estas vértebras se llaman "cañones". La serpiente va subiendo por el canal espinal, de cañón en cañón. Con una sola eyaculación del semen la serpiente baja uno o más cañones, según la gravedad de la falta, la reconquista de esos cañones perdidos es sumamente difícil.

Nuestro Señor El Cristo nos dijo: "El discípulo no debe dejarse caer porque el que se deja caer tiene después que luchar muchísimo para poder recuperar lo perdido".

La magia sexual solo se puede practicar entre esposo y esposa en hogares ya constituidos. El que practica magia sexual con distintas mujeres, adultera y ningún adúltero o adúltera consigue nada.

Hay mujeres y hombres que adulteran con el pretexto de practicar magia sexual para ayudar a otros; utilizar estos conocimientos para justificar el adulterio, es un crimen horrible contra el Espíritu Santo; el adúltero se hunde entre las tinieblas exteriores donde sólo se oye el llanto y el crujir de dientes.

La magia sexual sólo se puede practicar dentro de los hogares debidamente constituidos y organizados; desdichado aquel que utilice la magia sexual para justificar el adulterio.

En Belén, Jesús pudo nacer místicamente porque levantó la primera serpiente, (la del cuerpo físico); en Egipto comenzó su trabajo con la segunda serpiente, (la del cuerpo etérico). Gracias a la sacerdotisa pudo trabajar con la segunda serpiente; conforme esta serpiente fue subiendo por la médula del cuerpo etérico, el maestro fue pasando de cámara en cámara por el pasadizo subterráneo.

Cada vértebra tiene sus condiciones especiales, sus virtudes y sus pruebas, tentaciones y peligros. Los tenebrosos nos atacan en cada vértebra. En cada una de las 33 cámaras del templo, Jesús estudió los terribles misterios y recibió poderes secretos. Cuando la serpiente del cuerpo Etérico llegó al entrecejo, resplandeció el sol del Padre entre la lluvia de la noche, y la estrella de la iniciación con un ojo en el centro se posó en la cabeza de Jesús de Nazareth. La Iglesia de Filadelfia en el entrecejo se tornó resplandeciente como el sol en toda su belleza. Se vistió con una túnica de lino blanco y los iniciados pusieron sobre su cabeza un manto de Inmaculada blancura.

Una fiesta cósmica inefable hizo resplandecer la gloria del templo y deliciosas sinfonías llenaron de cósmica alegría los cielos estrellados del espíritu. Así terminó el Bodhisattva Jesús la recapitulación de la segunda iniciación de misterios mayores; así recibió su segundo nacimiento; la segunda serpiente abrió sus 7 iglesias en el cuerpo etérico totalmente y ese maravilloso vehículo resplandeció de gloria.

Con el amor y la mujer se consigue todo esto; bendita sea la mujer; bendito sea el varón que sabe amar con sabiduría.

"Todos vosotros seréis Dioses si salís de Egipto y atravesáis el mar rojo". Cuando el hombre Cristifica su cuerpo etérico, entra al Edem y se hace habitante del Edem. El cuerpo etérico Cristificado es el traje de bodas del alma, el cuerpo de oro. La segunda culebra nos abre los poderes del cuerpo etérico, y nos confiere el poder de viajar en cuerpo etérico. La mujer consigue todo esto refrendando el impulso sexual y evitando el derrame del semen. El hombre consigue todo esto, sabiendo retirarse a tiempo para evitar la eyaculación seminal. Así es como el Kundalini se desarrolla evoluciona y progresa dentro del aura del Logos Solar. El cuerpo etérico de Jesús fue crucificado y recibió sus cinco estigmas. En cada gran iniciación tenemos que vivir todo el drama del calvario; el cuerpo etérico de Jesús quedó hecho un Cristo. Las 7 Iglesias del cuerpo Etérico de Jesús resplandecieron llenas de gloria.