LAS SIETE IGLESIAS

El Kundalini entra por el orificio inferior de la médula espinal, que en personas comunes y corrientes se halla cerrado. Los vapores seminales destapan este orificio medular para que la serpiente Ígnea entre por allí. A lo largo de la médula existe el "canalis centralis" y dentro de este canal existe otro aun más fino llamado en el oriente Brahma-nadi, dentro de éste existe un tercer canal todavía más fino. Ese tercer canal es el Nadi chitra y en este Nadi existen siete flores de loto, esos son los siete chacras. Esas son las siete Iglesias de que nos habla el Apocalipsis de San Juan.

chakrasiglesias

Conforme el Kundalini va ascendiendo por la médula espinal, va abriendo cada una de las siete Iglesias. Estos siete chacras parecen siete flores de loto brotando de nuestra columna espinal. Estas flores de loto cuelgan de la medula cuando la serpiente sagrada se halla encerrada en la Iglesia de Efeso. Empero cuando la serpiente sube hasta el cerebro, estas flores de loto se tornan hacia arriba resplandeciendo con el fuego sexual del Kundalini.

Hay escuelas espiritualistas que les meten miedo a los discípulos y les ponen millares de trabas y teorías complicadísimas dizque para tener derecho a despertar el Kundalini.

En esta forma los tenebrosos cierran las puertas del Edem a la pobre humanidad doliente.

Los discípulos caen desfallecidos ante tantas teorías tan complicadas y difíciles.

En verdad, en verdad os digo hermanos míos que para despertar el Kundalini y abrir la primera Iglesia que esta en el coxis lo único que se necesita es PRACTICAR MAGIA SEXUAL. "El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias. Al que venciere (es decir al que acabe con la fornicación) daré a comer del Árbol de la Vida el cual está en medio del Paraíso de Dios". En otras palabras, practicando magia sexual entrareis al paraíso para comer del Árbol de la Vida". Se necesita la paciencia, el sufrimiento y el trabajo, para despertar el Kundalini y abrir la Iglesia de Efeso relacionada con los órganos sexuales.

Las condiciones para abrir la segunda Iglesia son: amor filial al Padre, y saber soportar con heroísmo las grandes tribulaciones y pobreza, esta es la Iglesia prostática o de Esmirna.

La tercera Iglesia es Pérgamo y despierta con la castidad total.

El que quiera despertar la tercera Iglesia no debe comer comidas ofrecidas a los ídolos, teorías, intelectualismos, cientifismos modernos, placeres, banqueteos, borracheras, etc. Esta Iglesia está a la altura del plexo solar (estómago).

La cuarta Iglesia es Tiatira, esta es la del corazón. Las condiciones de santidad que se necesitan para abrir esta Iglesia son las siguientes; castidad, caridad, servicio, fe, paciencia y mucho amor.

Estas son las cuatro Iglesias inferiores de nuestro Templo. Las tres Iglesias superiores están en la torre del Templo, esa torre es la cabeza del ser humano. El Kundalini abre las siete Iglesias de nuestra columna espinal. Las únicas condiciones que se necesitan para el desarrollo evolución y progreso del Kundalini están escritas en los cap. 1, 2 y 3 del Apocalipsis de San Juan. Así pues todas las trabas y complicaciones intelectuales que ponen los tenebrosos dizque para tener derecho a despertar el Kundalini resultan sobrando.

La Biblia es la palabra de Dios. Sigamos ahora con la torre del templo.

La quinta Iglesia es Sardis y está relacionada con el chacra tiroides, esta es la Iglesia de la laringe. Cuando la serpiente sagrada abre la Iglesia de Sardis entonces podemos oír en los mundos internos. Se abre el oído oculto, y hablamos internamente el verbo de Luz y podemos crear con la palabra. La laringe es un útero donde se gesta la palabra. El órgano creador de los Ángeles es la laringe. Las cualidades que se necesitan para abrir esta Iglesia son: vigilancia, arrepentimiento y buenas obras.

Cuando el fuego abre la sexta Iglesia llamada Filadelfia, entonces despierta la clarividencia. Esta Iglesia se halla relacionada con el chacra del entrecejo que parece brotar como una flor de loto de la glándula pituitaria. La clarividencia nos permite ver el ultra de todas las cosas, con ella vemos los mundos internos y los grandes misterios de la vida y de la muerte. Las condiciones morales que se necesitan para abrir esta Iglesia son: potencia sexual, veracidad, fidelidad al padre. Este chacra es una puerta maravillosa y cuando se abre, vuela la blanca paloma del Espíritu Santo.

Cuando el fuego abre la séptima Iglesia llamada Laodicea situada sobre la glándula pineal, entonces brilla la corona de los santos en nuestra cabeza. Este es el ojo de Diamante, el de la Polividencia.

El ojo de la omnisciencia. Cuando la culebra sagrada ha pasado de la glándula pineal al entrecejo entonces viene la alta iniciación.

Esta es la primera iniciación de misterios mayores, en esta iniciación el alma, se une con el Intimo y nos convertimos en maestros de misterios mayores de la blanca hermandad. Se necesita mucha humildad para llegar a la unión con el Intimo. El Apocalipsis nos dice: "Al que venciere, yo le daré que se siente conmigo en mi trono; así como yo he vencido y me he sentado con mi Padre en su Trono".

Cuando el alma se une con el Intimo, somos vestidos con la Blanca túnica de maestros de misterios mayores. Brilla sobre nuestro entrecejo la estrella blanca de cinco puntas, que arroja Luz, y nuestras siete Iglesias resplandecen de gloria. Nosotros asistimos a esta gran iniciación sin vehículos materiales de ninguna especie. Esta gran iniciación se recibe fuera del cuerpo en los mundos Superiores, y el nuevo maestro recibe un trono y un templo.

EL CRISTO nos vino a hacer Reyes y Sacerdotes de la naturaleza según la orden de Melquisedec. El nuevo maestro surge desde las profundidades de nuestra conciencia y se expresa a través de la laringe creadora, el nuevo maestro es una potencia terriblemente Divina. "Y clamó con gran voz como cuando un león ruge; y cuando hubo clamado, siete truenos hablaron sus voces". Estos siete truenos son las siete notas claves de las siete iglesias que resuenan en nuestra columna espinal. "Y el Ángel que vi estar sobre el mar y sobre la tierra, levantó su mano al cielo". "Y juró por el que vive para siempre jamás, que ha criado el cielo y las cosas que están en el y la tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que están en el, que el tiempo no será más".