• Inicio
  • La Pistis Sophia Develada 2do Libro
  • Capítulo 80

Capítulo 80

Martha, nuevamente se adelantó y dijo: "Mi Señor, yo estoy tranquila de espíritu y entiendo las palabras que tú dices. Ahora, por lo tanto, autorízame a dar la solución abiertamente."

Y el Primer Misterio contestó y le dijo a Martha: "Yo te autorizo, Martha, para decir la solución de las palabras que Pistis Sophía ha dicho en su canto."

Y Martha contestó y dijo: "Mi Señor, éstas son las palabras que tu poder-luz ha profetizado desde hace tiempo a través de David en el séptimo Salmo diciendo:

Si el Iniciado no cambia, si no se arrepiente, cae bajo las flechas de la Ley.

Martha interpreta las palabras de Sophía con el Salmo VII.

12 Dios es un defensor justiciero y fuerte y doliente, que no induce su ira cada día.

13 Si no volteais, él afilará su espada; y ha tensado su arco y lo tiene listo.

14 Y él ha preparado sus instrumentos de muerte; él ha hecho sus flechas para los que él va a quemar.

15 ¡He aquí!, la injusticia ha estado en trance, y ha concebido mal y ha producido iniquidad.

16 Ha cavado un foso y lo ha viciado. Caerá en el agujero que ha hecho.

17 El mal regresará sobre su propia cabeza, y su injusticia caerá sobre su cabeza."

Cuando Martha dijo esto, el Primer Misterio, que vio hacia fuera, le dijo a ella: "Bien dicho, Martha, bienaventurada."

Los instrumentos de muerte y las flechas de la Justicia se preparan contra los transgresores de la Ley.

La injusticia produce iniquidades y la Ley cae sobre los transgresores.

Cada cual cae en el agujero que ha hecho.

El mal regresa sobre la cabeza del que lo produce.

La injusticia cae sobre el que la origina, así es la Ley.