• Inicio
  • La Pistis Sophia Develada 6to Libro
  • Capítulo 148

Capítulo 148

Un pecador sufre cada pecado por separado.

Y María dijo: "Un hombre que ha cometido todos los pecados y todas las iniquidades y no ha encontrado los misterios de la Luz, ¿recibirá sus castigos de una vez por todas?"

Y Jesús le contestó: "Sí, los recibirá; si ha cometido tres pecados recibirá castigos por tres pecados."

Aún el más grande de los pecadores si se arrepiente obtendrá el reino.

Y Juan dijo: "¿Es posible que sea salvado un hombre que ha cometido todos los pecados e iniquidades pero que al fin ha encontrado los misterios de la Luz?

Y Jesús le contestó: "El hombre que ha cometido todos los pecados e iniquidades y encuentra los misterios de la Luz y los practica. Los cumple y cesa de pecar, heredará el Tesoro de la Luz."

 

Del tiempo favorable para el nacimiento de aquéllos que encuentren los misterios.

Y Jesús dijo a sus discípulos: "Cuando la esfera se voltee a sí misma y Kronos y Ares aparezcan detrás de la Virgen de Luz y Zeus y Afrodita aparezcan enfrente de ella, estando en sus propios aeones, entonces los velos de la Virgen se separarán por sí mismos y se alegrará en ese momento cuando vea estas dos estrellas de luz enfrente de ella. Y todas las almas que ella ha vertido en esa hora en el ámbito de los aeones de la esfera para que puedan venir al mundo, serán justas y dignas y encontrarán en ese momento los misterios de la Luz; ella las enviará de nuevo para que puedan encontrar los misterios de la Luz,"

"Si por otra parte Ares y Kronos aparecen enfrente de la Virgen y Zeus y Afrodita detrás de ella para que no los vea, todas las almas que vierta entonces en ese momento hacia el interior de las criaturas de la esfera, serán perversas e iracundas y no encontrarán los misterios de la Luz."

 

Los discípulos imploran a Jesús tener misericordia con ellos.

Entonces cuando Jesús dijo esto a sus discípulos enmedio del Amente, los discípulos exclamaron y se prosternaron diciendo: "Ay de los pecadores, sobre los que la negligencia y el olvido de los regidores descansan hasta que salgan del cuerpo y sean conducidos a estos castigos. Ten misericordia de nosotros, ten misericordia de nosotros, hijo de Dios, y ten compasión con nosotros para que seamos salvos de estos castigos y estos juicios preparados para los pecadores, porque nosotros también hemos pecado nuestro Señor y nuestra Luz,"

SUBSECUENTE POST DATA

La proclamación de los apóstoles.

. . . el hombre justo. Los apóstoles partieron de tres en tres a los cuatro puntos celestiales y proclamaron la bondad del reino en todo el mundo y el Cristo con ellos sirviéndoles de guía con las palabras de confirmación y las señales y los milagros que les siguieron. Y así fue conocido el reino de Dios por toda la Tierra y por todo el mundo de Israel como testigo para todas las naciones que están desde el ascenso del sol hasta su ocaso.